jueves, 27 de junio de 2013

este como barletta piensan siempre en negativo por eso son de TN

Una polémica foto de Cobos en Twitter desató el primer gran cruce de la campaña mendocina

El ex vicepresidente y precandidato a diputado nacional por la UCR, publicó una fotografía con la leyenda “Ni un día más sin Portezuelo del viento”, y generó la ira del oficialismo. La prometida represa formó parte de una negociación que llevó adelante con Néstor Kirchner en el 2006.
El primer encontronazo fuerte de la campaña electora en Mendoza tuvo como protagonistas al ex gobernador y ex vicepresidente Julio Cobos, hoy precandidato radical a diputado nacional; y a los postulantes oficialistas. Fue por la repetidamente prometida represa Portezuelo del Viento, en el sur provincial, que varias gestiones provinciales han intentado comenzar a construir con nulos resultados.
data imagen
Julio Cobos.

Desde principios de la semana, Cobos comenzó a utilizar su cuenta personal en Twitter (@juliocobos) para mostrar sus actividades de campaña, principalmente los lugares que visita, alejadísimo del Gran Mendoza. En esta primera etapa de la campaña (promete Cobos recorrer toda la provincia varias veces), comenzó por el sur. Desde el departamento de Malargüe, este martes, colgó una foto donde se lo observa con una gran cartel donde se puede leer “Ni un día más sin Portezuelo del Viento”. La foto está sacada a la vera del río Grande, justamente en el lugar donde está proyectada la represa.

Inmediatamente, el oficialismo le saltó a la yugular al ex gobernador. Desempolvaron el archivo y criticaron duro a Cobos. El vocero de las críticas fue el actual diputado nacional y con intenciones de reelección Omar Félix. El peronista, quien va en segundo término tras Alejandro Abraham en la lista opositora, recordó que Cobos, siendo gobernador y aliado de Néstor Kichner como líder de los llamados radicales K, desistió de un juicio millonario que llevaba adelante la Provincia en la Corte Suprema de Justicia de la Nación por los supuestos perjuicios para Mendoza del hoy desaparecido régimen de Promoción Industrial.

Efectivamente en el 2006, cuando Cobos y Kirchner se prodigaban elogios casi a diario, Mendoza desistió de su reclamo de varios miles de millones de pesos a cambio de que la Nación comenzara de una buena vez con Portezuelo del Viento, una megaobra presupuestada en casi 600 millones de dólares.

“Cobos es un oportunista”, acusó Félix, recordando la historia y el incumplimiento del pacto con Kirchner, pero sobre todo, “de la inacción de Cobos luego desde la Vicepresidente”, en referencia al cargo que ocupó el radical durante la primera presidencia de Cristina, entre el 2007 y el 2011. “Ojalá hubiéramos tenido más ayuda de la Vicepresidencia", disparó Félix, y agregó: "Nunca lo escuché hablar de Portezuelo. En una de esas lo hizo y no lo noté, porque fue más notorio su pelea por los pool sojeros", en relación al voto “no positivo” a la Resolución 125 de Retenciones Móviles.

El radical respondió vía Twitter, acusando al actual Gobierno provincial de no reclamarle a la Nación lo que “legítimamente nos corresponde”. Por la misma vía, el precandidato a diputado nacional indicó que “Portezuelo del Viento generaría el 25% de electricidad que tiene hoy toda la provincia”, y defendió su accionar al frente de la Provincia: “Siendo gobernador de Mendoza dejamos todo listo para avanzar con la construcción de la presa, a partir de un acuerdo con la Nación”.

Reglón seguido, Cobos indicó que “el acuerdo por el pago de la obra fue acordado con Nación. A pesar de eso hoy, seis años después, Portezuelo del Viento no está”. Por último, metió el dedo e la llaga, trayendo a colación una de las situaciones más graves que ha vivido Mendoza en los últimos años: la ida de la minera brasileña Vale: “La construcción de Portezuelo podría mitigar la angustiante situación laborar que hay (en Malargüe) por la paralización del Proyecto Potasio Río Colorado”.

Lo cierto es que Portezuelo del Viento es una obra que se ha prometido innumerables veces y nunca se ha concretado, aunque el proceso licitatorio está abierto. En noviembre del 2011, el Gobierno provincial bajo la conducción de Celso Jaque preseleccionó a 8 empresas que se mostraron interesadas en concretar la obra.

Hay anotadas firmas de capitales europeos, chinos, brasileños (Camargo Correa) y argentinos (las mendocinas IMPSA y Cartellone son de la partida). El detalle de las empresas preseleccionadas es el siguiente: UTE. Iecsa SA - José Chediack SA - Ghella SPA - Jose Chediack SA - Rovella Carranza SA - Panedile Argentina SAICFE; UTE Jose Cartellone CCSA - Constructora Odebrecht SA sucursal argentina; UTE Constructora Queiroz Galvao SA - Decavial SAICAC; UTE Sinohydro group LTD -Green SA – CEOSA; UTE Techint SACI - Dycasa SA; Constructora OAS Ltda Camargo Correa SA, e Industrias Metalurgicas Pescarmona (IMPSA) SAICF.

Portezuelo del Viento, a su vez, será una represa que impactará sobre el río Grande, el más caudaloso de Mendoza, que también pasa por las provincias de Neuquén, La Pampa y Buenos Aires, por lo que su construcción debe ser acordad con otros estados provinciales.

Asimismo, más allá de los beneficios para los departamentos del sur mendocino (Malargüe, Alvear y San Rafael), aportará con sus tres turbinas más de 70 MW cada una al Sistema Interconectado Nacional.

De qué se trata

Portezuelo del Viento tiene como finalidad regar 58 mil hectáreas en los departamentos del sur mendocino, producir energía eléctrica y ayudar a regular el recurso hídrico para consumo. Está proyectada a construirse en un lugar llamado Cajón Grande, en la zona del paso fronterizo El Pehuenche. El embalse resultante de la obra tendrá casi 40 kilómetros cuadrados. A su vez, será parte del Sistema Interconectado Nacional como generadora de energía eléctrica. El presupuesto era, en el 2011, de más de 550 millones de dólares y un plazo de obra de cinco años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada