domingo, 30 de junio de 2013

del blog de artemio lopez

popularidad de dilma en baja: cercana al piso de lula en 2005 y duplicado al de fernando henrique en 1999

Leemos encuestas, solo encuestas, en O Globo :

Queda é comparada à crise no governo Lula

O índice de aprovação de 30%, dentro da margem de erro, é semelhante ao pior desempenho do ex-presidente Luiz Inácio Lula da Silva (28%), registrado no final de 2005, ano em que foi revelado o escândalo do mensalão.

O pior desempenho do governo Fernando Henrique fora registrado em setembro de 1999 (13%).

Nos últimos dois dias, o Datafolha ouviu 4.717 pessoas em 196 municípios. A margem de erro é de 2 pontos para mais ou para menos.

Leia mais sobre esse assunto em http://oglobo.globo.com/pais/aprovacao-de-dilma-cai-quase-pela-metade-vai-30-apos-protestos-aponta-datafolha-8854926#ixzz2Xis6mSgy
© 1996 - 2013. Todos direitos reservados a Infoglobo Comunicação e Participações S.A. Este material não pode ser publicado, transmitido por broadcast, reescrito ou redistribuído sem autorização.

caetano veloso: quién conduce a la policía?


Otra de las develaciones de las protestas callejeras en Brasil fue la persistencia de la policía brava, prácticamente autogobernada y sin cambios con respecto a su historia represiva anterior . La PT, Policia dos Trabalhadores


El columnista de los domingos

Gas

¿Cuál es la lógica de la acción policial en las manifestaciones del Rio?

Es jueves. Me senté para escribir y antes de abrir el ordenador, Metin, mi dama llegó a la puerta de mi habitación y me preguntó si yo sabía que iba a haber una huelga general el lunes. 

Su hijo había llamado por teléfono: "deben dejar todo." tenemos una salida con nuestros amigos queridos. Nuestro plan es ir a ver el espectáculo del gran Pedro Miranda en el centro de la ciudad. En el coche, mis amigos me dicen que fueron a la manifestación del jueves pasado. Con restos de entusiasmo y mucha ansiedad, narran lo que tuvieron enfrente. 

Son mucho más jóvenes que yo, y en la marcha, estaban con amigos de su edad. Al final de la Avenida Presidente Vargas, ya cerca de la "Piranhão" (que es un viejo apodo que el ayuntamiento ), en la línea frontal de la marcha mis amigos observaron que, entre tantos grupos diferentes y diferentes reclamos, la consigna era solo era caminar , pasar  de largo.

La sola llegada Piranhão era, al parecer, el objetivo. Mis amigos son una pareja. Me contaron lo mucho que estaban impresionados con un grupo representativo del movimiento negro, formado por habitantes de Baixada, cuyos carteles advierten sobre la situación de desventaja de los negros que viven en Brasil. 

Me cuentan que se les estropeó la garganta debido al gas lacrimógeno. Describen las escenas que veían muy claramente, incluso bajo la presión de los acontecimientos.

Como la multitud estaba ordenada me aseguraron que no hubo ningún gesto que detonó el comienzo de la agresión policial. Les lanzaron bombas de gas y armas de fuego cuya naturaleza no podían definir en el momento ya con la multitud asustada. Pero no hubo pánico, la orden de "no ejecutar" se extendió con firmeza y rapidez. 

En este punto, los temperamentos más combativo querían enfrentarse a la policía y atacar al Piranhão. Impresionó a mi amigo que el grupo de los negros - que, además de los carteles, expuso a  raperos y grupos con trapos en el rostro que dejaban ver sólo los ojos - se ha mantenido firme en la práctica de impedir cualquier tipo de violencia a la que habitualmente acuden. 

Mis amigos empezaron a regresar, en busca de una calle lateral en la que evitar de la aglomeración, y  fueron seguidos por los que estaban detrás. Para su sorpresa (y de todos) un muro de policías con escudos y gases les cerró el otro extremo de la calle impoidiéndoles la salida. 

El gas y el miedo hicieron que muchos quieran reaccionar a la emboscada. El riesgo de pánico y pisoteo de los afligidos aumentó. Pero la palabra tranquila del mando "no corras" se convirtió en un grito al unísono , intenso, dando tranquilidad y coraje para hacer posible el equilibrio entre refugiarse y enfrentar a la policía.

Habían visto a muchos de los manifestantes guardar sus carteles en bares en Campo de Santana (la policía, en ese momento, los había ahuyentado a la altura del centro de Brasil y el edificio del antiguo Ministerio de la Guerra) ... 

Habían encontrado una bella exposición improvisada de afiches. Ahora, de regreso, vio que se dijo que "algunos manifestantes habían disparado". Esta definición de manifestantes llegó, en la conversación, llena con preguntas. La actitud de tratar de invadir la ciudad, la segunda que vieron, fue después y no antes de la ofensiva policial.  Además, no se explica cómo el asedio a todos los manifestantes cuando trataban de salir por una calle lateral

Y, peor aún, justificaron la invasión de Lapa, donde muchos grupos que habían participado en la marcha se habían refugiado Recuerdo aquí la historia de otro amigo, un estadounidense que vive en Río de Janeiro, el horror que fue quedar atrapado en el restaurante Nueva Capilla. Confirmando lo que me dijeron mis amigos brasileños, el estadounidense dijo que Lapa era como un campo de batalla con bombas lanzadas para asustar a la gente. 

¿Cuál es la lógica de la acción de la policía? Cómo Beltrame ha planeado se trata de la seguridad exuberante y compleja de estos días? ... La carrera en el Congreso y los pactos de Dilma están en sintonía y a la altura de los acontecimientos ? Mis amigos me dicen que vieron en las discusiones de redes sociales los rumores de una huelga general. El hijo de mi dama ya había concedido que la huelga se hará. En el auto, el mensaje recibido de Pedro Miranda fue: Cancelado el espectáculo. Nueva marcha al  centro de la ciudad.

Leia mais sobre esse assunto em http://oglobo.globo.com/cultura/gas-8856686#ixzz2XieHfyrB
© 1996 - 2013. Todos direitos reservados a Infoglobo Comunicação e Participações S.A. Este material não pode ser publicado, transmitido por broadcast, reescrito ou redistribuído sem autorização.

d@v@r@s@d@d, los límites del motonauta! : "con macri no, ultimamente"



Sobre un perfecto Daniel Osvaldo, es que leemos a Llantos:


“En 2008 decían que me estaba suicidando políticamente, como han insinuado ahora también”, asegura. Responde a quienes lo criticaron por moderado. “Las decisiones que he tomado demuestran esa firmeza y ese coraje que hay que tener.”
 Por Nicolás Lantos

“Soy una expresión de la diversidad y la amplitud del Frente para la Victoria”, dice Daniel Scioli, y en esa definición intenta resolver el complejo vínculo que mantiene con el kirchnerismo, fuerza de la que forma parte desde hace una década. El gobernador bonaerense define como “un equipo” su relación con la Casa Rosada y de cara a una nueva campaña electoral como parte de ese equipo reitera su adhesión al proyecto que encabeza Cristina Fernández de Kirchner, aunque (sin decirlo explícitamente) también ratifica sus aspiraciones presidenciales de cara a 2015: “Cuando hablé, hablé, y la gente creo que me entendió. Fui muy claro y muy sincero, cuando suele haber tanta hipocresía en la política, pero fui de frente y mi posición fue muy clara –define el ex motonauta, consultado por Página/12 acerca de su futuro–. También es clara otra posición que tengo, que es que voy a hacer todo lo posible, porque corresponde que sea así, de trabajar para que a este gobierno nacional y a este gobierno provincial les vaya siempre mejor. Cuantas más dificultades haya en el camino, más voy a poner el hombro, así como espero la colaboración de todos los sectores”.

–¿Tiene la intención de liderar el próximo gobierno nacional del Frente para la Victoria?

–Tengo que liderar la provincia de Buenos Aires, que es el 40 por ciento de la Argentina, ¿te parece poco? Todavía tengo dos años más de mandato. Esta es mi prioridad. Porque aprendí algo en mi carrera deportiva: yo corría con mi primera lanchita, que se llamaba Semillita. Si ganaba con la Semillita, podía pasar a otra categoría. Luego, si ganaba en la otra categoría podía pasar a Clase 3, después a Clase 2 con la Argentina y después a Clase 1 con la Gran Argentina. Recién después salí campeón del mundo. La política es lo mismo: empecé en una interna, después fui diputado, después ministro de Deporte, después fui vicepresidente, ahora soy dos veces gobernador. Si uno tiene aspiraciones tiene que hacer bien su trabajo, no puede andar pensando en otra cosa.

–En esos términos, ¿todavía sueña con ser campeón del mundo?

–Lo que quiero es ser el gobernador que después de ocho años dejó la provincia mejor de como la agarró. Siempre mostré resultados y esos resultados me irán llevando hacia el destino que Dios me tenga deparado. No tengo que volver a decir cosas que ya dije y están muy claras.

–Antes del cierre de listas algunos medios informaron que mantuvo negociaciones con Sergio Massa...

–Yo tengo una manera de ser: no dejo de contestarle el teléfono a nadie y trato de promover el diálogo a través de acciones concretas. Hablo con todos los dirigentes de todos los sectores. La novedad es que no hubo ninguna novedad y sigo trabajando en donde empecé. Lo que ayudé a construir no voy a hacer nada jamás para perjudicarlo. Lo demás son todas especulaciones, dimes y diretes, palabras que no me llaman la atención.

–¿Con Macri hubo diálogos?

–No, con Macri no. Lo conozco desde hace treinta años, hemos compartido muchas cosas de gestión en el Area Metropolitana pero no he hablado con él últimamente...

peronistas somos todos



El atrapamiento de votos entre el FPV y el FRP en territorio provincial muestra en otra dimensión que el panperonismo del sistema político argentino es un fenomeno creciente post crisis del año 2001 , y lo es en territorio bonaerense pero también nacional:

  • En el año 2003 representó el 63% del total de votos entre Carlos Menen, Néstor Kirchner y Rodríguez Saa

  • En el año 2007 alcanzó el 65% de los votos entre Cristina Kirchner, Rodríguez Saa y la alícuota que acercó  Lavagna a la alianza con la UCR.

  • En el año 2011 el 67% sumados por Cristina Kirchner , Eduardo Duhalde y Rodríguez Saá.

En fin la famosa "crisis de los partidos políticos", la "ausencia de representación" si existe, lo disimula bastante bien ...

humor gráfico


 

Más humor gráfico de Fabián Prol, acá

es posible hacer campaña esquivando al periodismo político? si

Fabián Prol

El escenario preliminar conformado especialmente en territorio bonaerense tras el cierre de las listas que competiran (?) en las PASO es de fuerte atrapamiento  de votos por el dispositivo FPV-FRP por sobre el 70% del total, dato muy significativo en sí mismo que muestra la competitividad de la lista opositora y en sentido complementario, el volumen inédito del oficialismo nacional, provincial y municipal, aún mayoritario en el distrito estratégico del país tras una década de gobierno. Y el boleto picado o la sube descargada - hipótesis recurrente de analistas y periodistas políticos equilibradamente opositores - , dónde quedó?


Igualmente un repaso de la modalidad de comunicación típica del referente del FRP, Sergio Massa, conceptualmente  desborda al candidato y abre la discusión sobre una modalidad de relacionamiento comunitario ya liberada de las inoperantes mediaciones tradicionales del periodismo político, hoy además siempre "en operaciones" urbi et orbi, para reemplazarlas por otras alternativas de contacto comunitario, incluídas el directo en los barrios, a través de redes o la tradicional de tele masiva, que  Martín Insaurralde en su momento, utilizó y bien.

Leemos  a Julio Burdman:

El escenario preelectoral es una derivada de otra decisión clave: el fallo de la Corte Suprema de inconstitucionalidad de la elección popular de miembros del Consejo de la Magistratura. De haber coexistido el 11 de agosto las primarias legislativas con la elección de consejeros, el armado de las listas se hubiera nacionalizado más, la Casa Rosada hubiera tenido mayor influencia en las listas del pan-oficialismo, y los opositores hubieran hecho más alianzas electorales. Sin consejeros, sin ese efecto nacionalizador, la oferta para las PASO terminó siendo más fragmentaria y más local.

De hecho, el dato saliente de las listas presentadas el fin de semana pasado es el ascenso de los nuevos intendentes a la arena política nacional. Esto lo vemos, particularmente, en la provincia de Buenos Aires: Martín Insaurralde, Sergio Massa, Dario Giustozzi y otros jefes comunales que buscan una banca en la Cámara de Diputados, no solo desplazaron a la vieja guardia de los "barones del Conurbano" sino que son, ahora también, los nuevos protagonistas de la renovación y la política electoral nacional. La Presidenta, que no es ajena a esta jugada, encontró una salida a la polarización.

El lanzamiento de Sergio Massa y su Frente Renovador, que habíamos anticipado en nuestro Analytico #220 del 31 de mayo, fue una de las noticias principales. Massa obtiene votos de aquél 55% que CFK y Scioli obtuvieron en 2011 en la provincia, y también de la oposición. Aún puede haber sorpresas, pero las primeras presunciones indican que las listas de Massa e Insaurralde se alzarán con dos de cada tres votos bonaerenses.

La lista de Massa es un experimento inusual: busca suceder, y no oponerse al kirchnerismo, y su discurso se presenta como un punto intermedio entre el oficialismo y la oposición, reconociendo los logros y criticando las deudas pendientes. ¿Es posible mantener ese lugar, sin caerse de balanza? Sí, lo es. El kirchnerismo, los analistas y los medios de comunicación no lo van a aceptar, y van a estar etiquetando cada uno de sus gestos y palabras. En esas canchas, Massa no podrá escapar. Pero va a evitarlas todo lo posible. Porque no son los votantes sino la política la que interpela al candidato que rehuye de las etiquetas.

Sergio Massa no pisa un programa político de televisión desde hace tres años. Eligió moverse en escenarios más redituables, como "Soñando con Cantar" -el popular show grabado en Tigre-, "Gran Cuñado" -en ambos casos, el alterego de Sergio Massa fue Mariano Iúdica-, y los canales deportivos. Desde las redes sociales evita los debates y solo tuitea buenas noticias de gestión. ¿Es posible hacer una gran campaña política esquivándole al periodismo político? Sí, también. Barack Obama fue reelegido sin dar una sola entrevista a la prensa, comunicándose con los votantes a través de los discursos, la gestión y el twitter. La campaña de Sergio Massa va a ser prácticamente igual, con dosis mínimas de periodismo en el mejor de los casos.

El PRO y los peronistas opositores (De Narváez, Macri, De la Sota) son los más afectados por esta irrupción, ya que la novedad de Massa avanza sobre sus electorados naturales. El argumento que esgrimieron en un comienzo, compitiendo con el tigrense por la representación de la "verdadera oposición", es estéril: el electorado no está interesado en ese debate. Es más: las encuestas muestran que gran parte de los votantes antikirchneristas tiene muy mala imagen de la oposición. De Narváez salió a reclamar una identidad desgastada por una crispación agotadora, sin valor de mercado.

La UCR, sin levantar polvo, resurge de sus aparentes cenizas. En Córdoba, en Mendoza, en la Ciudad -a través de la alianza UNEN, la que mejor supo aprovechar las PASO- y aún en la provincia de Buenos Aires, los radicales demostrarán que son una cultura opositora que está viva. Y el otro jugador silencioso de este proceso es el gobernador Daniel Scioli, que logró nuevamente quedar ubicado en el lado expectante. Con la bifurcación de Massa y, a modo de contrajuego, con su gestualidad de alineamiento Scioli quedó posicionado mejor que antes dentro la línea sucesoria del peronismo. El gobernador bonaerense es, probablemente, el Keyser Soze del cierre de listas para las PASO.

6/29/2013

dilma: para triqui ...


Ay, ay, ay, con todos los cuidados del caso, tampoco es para arrancarse los pelos solo se trata de "encuestas"  , leemos, unicamente leemos sobre el 25% "ruim" de Dilma en la Folha de S. Paulo:

 

Popularidade de Dilma cai 27 pontos após protestos


Pesquisa Datafolha finalizada ontem mostra que a popularidade da presidente Dilma Rousseff desmoronou.

A avaliação positiva do governo da petista caiu 27 pontos em três semanas.

Hoje, 30% dos brasileiros consideram a gestão Dilma boa ou ótima. Na primeira semana de junho, antes da onda de protestos que irradiou pelo país, a aprovação era de 57%. Em março, seu melhor momento, o índice era mais que o dobro do atual, 65%.
A queda de Dilma é a maior redução de aprovação de um presidente entre uma pesquisa e outra desde o plano econômico do então presidente Fernando Collor de Mello, em 1990, quando a poupança dos brasileiros foi confiscada.

Naquela ocasião, entre março, imediatamente antes da posse, e junho, a queda foi de 35 pontos (71% para 36%).

Em relação a pesquisa anterior, o total de brasileiros que julga a gestão Dilma como ruim ou péssima foi de 9% para 25%. Numa escala de 0 a 10, a nota média da presidente caiu de 7,1 para 5,8.

Neste mês, Dilma perdeu sempre mais de 20 pontos em todas regiões do país e em todos os recortes de idade, renda e escolaridade.

O Datafolha perguntou sobre o desempenho de Dilma frente aos protestos. Para 32%, sua postura foi ótima ou boa; 38% julgaram como regular; outros 26% avaliaram como ruim ou péssima.
Após o início das manifestações, Dilma fez um pronunciamento em cadeia de TV e propôs um pacto aos governantes, que inclui um plebiscito para a reforma política. A pesquisa mostra apoio à ideia.

A deterioração das expectativas em relação a economia também ajuda a explicar a queda da aprovação da presidente. A avaliação positiva da gestão econômica caiu de 49% para 27%.
A expectativa de que a inflação vai aumentar continua em alta. Foi de 51% para 54%. Para 44% o desemprego vai crescer, ante 36% na pesquisa anterior. E para 38%, o poder de compra do salário vai cair --antes eram 27%.

Os atuais 30% de aprovação de Dilma coincidem, dentro da margem de erro, com o pior índice do ex-presidente Lula. Em dezembro de 2005, ano do escândalo do mensalão, ele tinha 28%.
Com Fernando Henrique Cardoso (PSDB), a pior fase foi em setembro de 1999, com 13%.

Em dois dias, o Datafolha ouviu 4.717 pessoas em 196 municípios. A margem de erro é de 2 pontos para mais ou para menos (RICARDO MENDONÇA)

sanata y fe: panorama tras el cierre de listas

El cierre de listas de las PASO en Santa Fe no arrojó mayores sorpresas, salvo la presentación de una lista alternativa dentro del FPCyS (oficializada tras un tortuoso camino judicial) y la -para algunos sorprendente- deserción de María Eugenia Bielsa de la lista del FPV.

Queda así marcada la cancha para una elección en la que se sobreimprimen dos: la nacional (planteada por la oposición como un plebiscito anti-reelección presidencial) y la provincial, donde todos medirán los porotos que arrojen las urnas pensando en la disputa por la gobernación en el 2015.

En el FPV se armó desde Olivos (bien que atendiendo situaciones locales) una lista encabezada por Obeid, y completada por referentes de los distintos sectores del kirchnerismo provincial, con algunas exclusiones que siempre se dan cuando no alcanza el lugar para todos (como la del Movimiento Evita, que sin embargo tiene candidatos a concejales en Santa Fe y Rosario); y con la previa salida de escena de Agustín Rossi para integrarse al gabinete de Cristina.

Una decisión estrictamente motivada en razones electorales (su perfomance del 2011 como candidato a gobernador) y que quita del medio una excusa a varios sectores del PJ provincial para atribuirle las culpas de una eventual derrota; del mismo modo que los compromete más aun para honrar el compromiso de unidad del congreso partidario: hasta el grupo de senadores provinciales (gente propensa a mirarse el ombligo si los hay) que se apresuraron a fichar con Daniel Scioli pensando en su proyección presidencial a futuro, quedaron desacompasados con los movimientos del PJ bonaerense, y la renovada profesión de fe kirchnerista del motonauta.

Que Jorge Obeid encabece la lista es una decisión de Cristina difícil de asimilar para muchos kirchneristas (nos incluimos), que la aceptaron por reconocimiento a su liderazgo, pero hay que admitir que no deja de ser inteligente: la experiencia indica que con el kirchnerismo puro y duro las chances electorales del peronismo provincial se reducen, y que sin incentivos a futuro para la pelea por la gobernación (propósito hecho público por el candidato), no se logra comprometer el esfuerzo de su estructura en una elección nacional.

En la que ponen en juego no sólo la banca de Rossi (hoy ocupada por Juan Carlos Bettanín) obtenida en el 2009, sino las de Celia Arena y el obeidista Forconi, hoy integrados al bloque del FPV, y acompañando al gobierno en todas las votaciones de Diputados.

Para los militantes kirchneristas (y nos volvemos a incluir) sería un error restarle el esfuerzo a la campaña porque el primer lugar de la nómina no los seduce, y la razón es muy sencilla: el resto de la lista está compuesta por candidatos indudablemente referenciados con el proyecto nacional y la conducción de Cristina, que verán acrecentadas sus chances de llegar al Congreso para respaldar a su gobierno, cuantos más votos obtenga la lista encabezada por el ex gobernador.

Una lista que tendrá que remontar el tercer puesto provincial del 2011; sin que pueda tomarse como punto de referencia el triunfo en las elecciones nacionales de ese año, donde traccionó la boleta de Cristina para ganarle a Binner en su propio territorio), recuperando al menos parte de los votos que se fugaron a Miguel Del Sel, para lo que se supone que el aporte de Obeid será decisivo, o al menos esos son los cálculos que llevaron a ponerlo al frente de la lista.


Buscará ese objetivo, mientras afronta la competencia de las otras listas peronistas o aledañas: la del ex candidato a vice de Del Sel, Osvaldo Salomón (que recorrió toda la grilla del fantasmal peronismo federal en busca de apoyos) y la de Oscar "Cachi" Martínez; que tras integrar en el 2011 la lista del FPV y llegar al Congreso colgado de la boleta de Cristina, ahora arma por su lado con "100 % Santafesino", fiel a su táctica de siempre: ir por la suya, aunque a veces parezca que se suma a la de otro.

Con una carambola a dos bandas: por un lado, si logra sumar otro diputado (su cabeza de lista es Raúl Carignano, viejo dirigente de lo que fuera otrora la renovación peronista, con paso posterior por el partido de Cavallo y el PRO), tendrá dos bancas a negociar al mejor postor en cada votación del Congreso, mientras orejea su futuro para el 2015 (¿sumarse al polícromo Massa tal vez?).

Por el otro; expondrá sus números de cara a la elección provincial del 2015, con la esperanza de convertirse en necesario para el conjunto del peronismo para volver a la Casa Gris, o imprescindible para algún candidato para levantar vuelo en la interna del PJ; como pasó en 2011 con Rafael Bielsa. Sin descartar guiños al oficialista FPCyS, cosa que no debería sorprender a nadie, conociendo la trayectoria del "Cachi".

El peronismo llega a la elección con el ostracismo ya definitivo de Reutemann, y sus viudas desperdigadas tratando de colarse en los armados de Salomón y Del Sel (que lleva en su lista de diputados a Ricardo Spinozzi, ex presidente del PJ provincial), intentando sacar más de lo que ponen, que es poco, por no decir nada.

Paréntesis para Del Sel: afronta su segunda elección como candidato, sin el beneficio de la novedad, y sin el auxilio de la boleta única; esa ingeniería institucional del progresismo vernáculo que terminó favoreciendo a la telepolítica y los candidatos conocidos, que no necesitan del respaldo de la militancia.

Tampoco participará de la elección María Eugenia Bielsa, la candidata individualmente más votada (condición que ella se encarga de remarcar con cada movimiento que hace) en las últimas elecciones provinciales; marginada de la lista del FPV por decisión propia o por la de Cristina, según quien cuente la historia....

dilma no es lula

La sujeción de Dilma Rousseff a un paradigma socioeconómico más ortodoxo que el de su predecesor, en rigor distanciado de la segunda etapa heterodoxa de Lula, no se corresponde con el tipo de liderazgo que ella ejerce sobre la sociedad brasilera. 

En efecto, si el liderazgo de Lula desbordaba al de los límites de su partido, el de Dilma habría que probar si hoy se expande plenamente sobre el conjunto del propio PT.

En este contexto de crecientes transformaciones regionales en el modelo de integración cuyo punto de mayor visibilidad fue la cumbre de Mar del Platra 2005 , complementado con liderazgos y perspectivas socioeconómicas diversas en la principal economía regional, leemos en Analytica: 

Si bien la actividad económica global se viene recuperando y los riesgos de una profundización de la crisis financiera son menores a los de un año atrás, el entorno para los mercados emergentes se está complicando. La perspectiva de un menor estímulo monetario por parte de la Reserva Federal está subiendo las tasas de interés de los bonos del Tesoro Americano (que aún se mantienen en niveles históricamente muy bajos), fortaleciendo al dólar a nivel mundial y planchando los precios de las commodities.

Este contexto no llega a Brasil en un buen momento, pues varios de sus fundamentals ya no son tan atractivos como hace algunos años. De hecho, luego de crecer a un ritmo promedio de 4.1% i.a durante las dos presidencias de Lula, en los que va del gobierno de Dilma lo hizo a un ritmo promedio de sólo 1.8% i.a. Esta moderación responde básicamente al freno en la inversión: de crecer 7.6% i.a. entre 2003 y 2010 pasó a 0.4% i.a. en los últimos dos años.

Además, la inflación subió de 4.5% i.a. a 6.5% i.a., se detuvo la creación de empleos y la tasa de desempleo subió levemente. La pérdida de competitividad agravó los resultados del balance de pagos con un superávit comercial cada vez más reducido y un creciente déficit de la cuenta corriente.

La novedad es que a esta coyuntura se le agrega cierta inestabilidad política con las masivas marchas registradas en los últimos días. Aunque los reclamos son variados, es clara la demanda por más y mejor gasto en salud, educación e infraestructura básica.

Todo lo anterior potencia las dudas del mercado sobre las bondades del modelo brasileño. Tensión social, más gasto, tipo de cambio en alza y tasas de interés bajas no es combo que particularmente entusiasme a los inversores financieros. Por el contrario, hay bancos de inversión que están anticipando una baja de calificación para la deuda brasileña en 2014 y recomendando enfocar la mira en México, la nueva niña mimada de los mercados.

Dilma no es Lula. Las medidas que adoptó la Administración de Russeff presentan diferencias sustanciales con las de su antecesor. Lo más importante fue que ante la pérdida de competitividad que había tenido el real brasileño, el Banco Central de Brasil (BACEN) tuvo una postura más activa, interviniendo el mercado cambiario para evitar que el real se siga fortaleciendo. La intervención fue efectiva; el real subió más del 30% desde que Dilma asumió, dando señales de que no permitirían un dólar por debajo de 2 Reales.

Además de devaluar, el BACEN redujo las tasas de interés de referencia entre puntas, luego de idas y vueltas (subió la SELIC 2.5 pp. hasta 12.25% al principio del mandato, luego la redujo hasta el 7.0% y recientemente la subió a 8.0%). También fue más “heterodoxa” en cuanto a la política fiscal al llevar adelante un programa de reducción de carga tributaria para los productos industrializados y le dio mayor dinamismo al gasto público. 
 
Para evitar mayor presión sobre los precios redujo la tarifa de electricidad residencial cerca de 20%. Ante la pobre performance de la inversión, el gobierno anunció un ambicioso plan de obras de infraestructura por más de 440.000 M de Reales (10.4% del PBI) destinados a la mejora de puertos, rutas, aeropuertos, ferrocarriles y ampliación de la capacidad eléctrica.

A pesar de los problemas estructurales y las crecientes dudas del mercado financiero, la buena noticia es que en el corto plazo los indicadores vienen mejorando. En el primer trimestre de 2013 el PBI subió 1.9% i.a. impulsado por la recuperación de la inversión, que tras cuatro trimestres de caída subió 3.0% i.a. Por el lado de la oferta, lo más destacado fue el incremento en la producción agrícola con un alza del 17% i.a. 
 
Esta tendencia habría continuado en el segundo trimestre: de acuerdo al estimador mensual de la actividad económica que realiza el BACEN, en abril el nivel de actividad creció 0.8% respecto a marzo y 7.8% i.a. Esta mejora también se refleja en la industria (+8.8% i.a. en abril). El saldo comercial mejoró en los últimos meses y en junio volvió a ser positivo. Estos indicadores confirman nuestra expectativa de que el mayor socio del Mercosur crecerá alrededor de 2,5% este año, más del doble que en 2012.

¿Cómo impacta en Argentina? Autos mata apreciación. Que Brasil esté traccionando es una buena noticia para la Argentina, aunque una parte del efecto positivo se erosione por el debilitamiento del Real. Concretamente, 20% del total de las ventas externas de nuestro país se dirigen a Brasil, si consideramos las manufacturas industriales la participación sube a casi el 50% en tanto que si sólo contabilizamos material de transporte supera el 82%. Dicho de otra forma, prácticamente el 50% de lo que le vende Argentina a Brasil son autos. Por el lado de las importaciones, Brasil es nuestro principal proveedor al representar casi un tercio de las compras totales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada