lunes, 28 de julio de 2014

CAVALLO PASO POR SANTA FE CON UNA RECETA PARA EL PROXIMO GOBIERNO: “UNA REFORMA MONETARIA”.

CAVALLO PASO POR SANTA FE CON UNA RECETA PARA EL PROXIMO GOBIERNO: “UNA REFORMA MONETARIA”.
Por: Darío H. Schueri – Desde Santa Fe
Envuelto en un clima político denso que inclusive obligó a suspender una presentación en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas por divergencias entre sus asociados, el ex Ministro de Menem y De la Rúa Domingo Cavallo presentó su libro “Camino a la Estabilidad” en un desayuno de trabajo llevado a cabo en la Asociación Dirigentes de Empresas ADE.
Distintas organizaciones políticas y sociales repudiaron la presencia del economista en esta capital a tal punto que se montó un operativo policial frente a la sede de ADE por si hubiere algún tumulto, cosa que no ocurrió, pues fue tan solo un puñado de manifestantes, algunos de ellos acompañados por el diputado provincial Leandro Busatto, los que blandieron pancartas y cánticos en contra de Cavallo.
El presidente de ADE Dr. Benito Correnti le dio la bienvenida a Cavallo haciendo notar que “Cavallo como cualquier persona tiene el libre derecho de expresar sus ideas”, agregando que “por ADE pasan todos los sectores políticos para que escuchemos y formemos nuestro propio criterio, ya que por estatuto esta entidad no tiene posicionamiento político”.
Correnti anunció de paso que el próximo invitado al desayuno de trabajo será el senador socialista y pre candidato a Gobernador Miguel Lifschitz.
Domingo Cavallo hizo un racconto de su producción bibliográfica indicando que su libro “Volver a Crecer” escrito en el año 1985 y cuyo manuscrito le había regalado al Dr. Ricardo Alfonsín fue motivo de halagos por parte del ex presidente. En aquella obra Cavallo planteaba la eliminación de las retenciones y su reemplazo por un mayor incremento del impuesto inmobiliario para hacer más competitivo el sector agropecuario; cosa que llevó a cabo – eliminar las retenciones que eran del 35%- el 1º de abril de 1991 cuando instaló la convertibilidad.
Luego se refirió a su libro escrito en el año 2008 en el cual vaticinaba la llegada a la economía argentina de la estanflación que según el economista ya es una realidad en la Argentina y que al decir de Cavallo “es una situación de muy difícil tratamiento” comparándola con un enfermo con patologías múltiples al que si se le trata una agrava la otra.
El actual consultor del G30 se manifestó optimista en que “quien gane las elecciones el año que viene irá en la dirección correcta en materia económica” a la luz de las publicaciones que viene leyendo sobre los asesores económicos de los candidatos con chances de llegar a Balcarse 50.
De todos modos, Cavallo fue crítico de los escritos de los asesores de Macri, Scioli, Massa o el FAUNEN: “todos saben el diagnóstico pero no dicen concretamente como van a llevar al país a la estabilidad combatiendo la inflación”, situación delicada con la que se encontrará el próximo gobierno y que se agravará – sin llegar a una situación de catástrofe – si este miércoles el país ingresa en un nuevo default, comentó.
Según Cavallo “lo peor que hay para mantener la estabilidad es que haya mercados paralelos del dólar”. Y refirió a que en todos los países del mundo el dólar circula libremente y es una moneda de cambio con la local. “el atraso cambiario no es el principal problema, porque se arregla con una devaluación” (que sutilmente presagió para finales de año con un dólar a 12 pesos y un paralelo a 20). Pero advirtió sobre los perjuicios que ello generaría: mayor inflación y profundización de la actual recesión si se mantienen las actuales condiciones monetarias en el país. Y puso como ejemplo lo que pasó con la devaluación de enero de este año: “el gobierno se asustó, aumentó las tasas de interés para que la gente no corra al dólar paralelo y perjudicó al resto de la economía. Ahí fue cuando describió el Rodrigazo de 1975; aunque tranquilizó diciendo que estamos lejos de ese escenario.
¿Cuál es la solución entonces?. Invitó a leerla en su libro, pero anticipó que el Ministro de Economía de quien asuma el 10 de diciembre del 2015 tendrá que llevar a cabo una reforma monetaria, “pero diferente a la de 1991”, advirtió; para agregar que “la gente tiene que saber cuàl es la moneda que tiene y qué se puede esperar de esa moneda”; pero aclaró que eso solo lo puede hacer un gobierno con gran respaldo popular, y que el actual ya no está en condiciones de llevar adelante ningún cambio pues no goza de credibilidad.
Señaló que el nuevo sistema monetario tiene que legalizar el uso del dólar en competencia con el peso, y puso como modelo de gestión en ese sentido a Perú, donde el dólar convive con el Sol (la moneda local) y que la gente por ejemplo si quiere en los propios cajeros automáticos de los Bancos puede sacar una u otra moneda de manera indistinta.
“No se puede prohibir el uso del dólar, el tipo de cambio debe ser libre como en todos los países del mundo, y obviamente de nuestros vecinos, incluida la Bolivia de Evo Morales”, dijo suspicazmente.
De todos modos no auguró un lecho de rosas para el nuevo gobierno. Al inicio deberá pagar un alto costo político para corregir los desajustes del actual gobierno, ya que, al decir de Cavallo, deberá llevar a cabo un tarifazo y una devaluación; “todas las medidas que tendrá que tomar el próximo gobierno tendrán un alto costo social y conflictividad gremial”, presagió, “pero de inmediato con un dólar alto la inflación bajará sensiblemente y el país se estabilizará: pero todo esto con el capital político y el respaldo que tendrá el nuevo gobierno deberá explicarlos claramente”, aquietó; para alertar “que la oportunidad que tendrá el próximo gobierno no sea una nueva frustración”; agregando que si tan solo lleva adelante parches, la situación empeorará “y perderá las elecciones intermedias del 2017, con lo cual ya se habrá terminado su capital político”, aventuró.
Cuando nuestro Diario le hizo notar cuando hablaba de que el nuevo gobierno tiene que lograr que la gente saque los dólares del colchón y los ponga en los Bancos, que en la memoria colectiva de los argentinos aún subyace los efectos del denominado “corralito”, el ex Ministro respondió que “el problema no fue el corralito, sino el corralón” de Duhalde: “el verdadero default no fue la payasada de Rodríguez Saa en el Congreso festejada por los todos los presentes, dijo, sino la pesificación asimétrica que licuó el 75% de los ahorros de los argentinos; no embromamos a los acreedores externos, sino a los internos”, aseveró.
De todos modos, y siguiendo con la respuesta a nuestra pregunta, Cavallo indicó que hasta el cepo cambiario del 2011 la gente depositaba los dólares en los Bancos a tal punto que había en el BCRA más de 15 mil millones de dólares.
En torno de la negociación con los “Holdaust”, el economista advirtió que “otro default desorganizarìa aún más la economía y profundizaría el fenómeno estanflacionario”. Y ante otra pregunta nuestra de cómo cree que llegará este gobierno al final de su mandato respondió: “va a llegar de manera no muy distinta de la actual”.
Finalmente, y también respondiendo a una pregunta nuestra señaló que la actual gestión para aliviar un poco la situación debería legalizar el dólar blúe para que las transacciones comerciales de compra y venta se hagan en esa moneda; “porque nadie quiere traer dólares al país para que se lo pesifiquen a irreales ocho pesos”; advirtiendo que “los capitales en negro vienen hoy dìa por el dólar blúe”.

A manera de corolario de la extensa charla de casi dos horas, Cavallo volvió a tranquilizar al auditorio diciendo que “no están dadas las condiciones para una catástrofe económica en el país”, pero que “este gobierno perdió la capacidad de influir sobre las expectativas de la gente”. Y eso es lo peor que le puede pasar a una gestión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada