domingo, 27 de julio de 2014

israel sigue asesinando niños

LOS MUERTOS PALESTINOS EN EL CONFLICTO ARMADO YA SON MAS DE 1000; PROTESTAS EN EUROPA

Una tregua para contar los muertos

Encontraron 130 cadáveres más y evacuaron heridos. Milicianos palestinos dispararon ayer cuatro proyectiles de mortero contra localidades israelíes alrededor de la Franja, minutos después de concluir oficialmente la tregua humanitaria.

El gabinete de seguridad israelí resolvió ayer extender el alto el fuego humanitario en Gaza hasta la medianoche de hoy y aseguró que sus soldados seguirán operando en la Franja para destruir la red de túneles de la agrupación radical islámica Hamas, informó la prensa local. Tras finalizar la tregua humanitaria de 12 horas pactada el viernes, los bombardeos se habían reactivado. Milicianos palestinos dispararon ayer cuatro proyectiles de mortero contra localidades israelíes alrededor de la Franja, minutos después de concluir oficialmente la tregua humanitaria gestionada por la ONU, según fuentes militares. Los proyectiles, disparados a las 20.04 (14.04 de Argentina) hicieron saltar las alarmas en la localidad de Eshkol, fronterizo con Gaza, sin causar daños ni víctimas, según las fuentes.
Israel había aceptado ayer prolongar otras cuatro horas el alto el fuego acordado el viernes, que expiraba a las 20.00 (14 hora argentina, hasta la medianoche, 16 hora argentina). Hamas, sin embargo, no se sumó a la extensión de la tregua, aceptada por ambas partes para suministrar ayuda humanitaria al enclave, y volvió a disparar cohetes contra Israel.
En varias regiones del sur de Israel se volvieron a escuchar las sirenas de alarma en la noche del sábado. El sistema de defensa israelí interceptó dos cohetes sobre la ciudad de Ascalón, informó el Ejército. Los medios israelíes indicaron que el gabinete de seguridad se volverá a reunir hoy.
Israel y Hamas respetaron de forma estricta la tregua humanitaria de doce horas para permitir a la población de Gaza aprovisionarse y rescatar a los heridos de las zonas más castigadas. Luego de concluida, comentaristas del Canal 10 local explicaron que los cuatro proyectiles pueden haber sido disparados de forma unilateral por un comando que no conozca aún las instrucciones de Hamas, por lo que no refleja necesariamente el final de la tregua humanitaria.
El ministro del gabinete israelí Yuval Steinitz confirmó la extensión de la tregua en el Canal 10 y dijo que la decisión fue tomada por el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y su ministro de defensa, Moshe Yaalon.
La ofensiva israelí contra Gaza empezó el 8 de julio y desde entonces ha segado la vida de al menos 1030 palestinos, la mayoría civiles, según el ministerio de salud de Gaza. Al menos 130 cadáveres de hombres, mujeres y niños fueros rescatados ayer en Gaza durante las primeras nueve horas del alto el fuego humanitario. “En 19 días de bombardeos y ataques la cifra de muertos ascendió a 1030 personas y la de heridos superó los 6000”, informó el ministerio de sanidad de Gaza en un comunicado.
Los intensos y constantes ataques por tierra, mar y aire del Ejército israelí sobre toda Gaza, especialmente castigada en el sur y el norte, no habían permitido hasta la fecha a ambulancias y miembros de los equipos médicos aproximarse a algunas áreas. De esa cifra, alrededor de 600 murieron después de que Israel iniciara la semana pasada una incursión terrestre en la que también murieron 35 soldados de ese país.
Los últimos datos de la Franja incluyen a 20 miembros de una misma familia que fallecieron ayer por la mañana por un bombardeo israelí en Jan Yunis, antes de comenzar el plazo de 12 horas de la tregua. En Cisjordania, por otro lado, murieron otras 11 personas durante las manifestaciones de solidaridad con Gaza celebradas en los últimos cuatro días.
En tanto, miles de personas se congregaron en Londres, París –en donde la manifestación prohibida por el gobierno finalizó con incidentes– y otras ciudades francesas en protesta por la matanza de más de un millar de palestinos, la mayoría civiles, por el ejército israelí. A pesar de la prohibición, unas 5000 personas –según los organizadores– se manifestaron en la plaza de la République en solidaridad con los palestinos y para exigir un boicot a Israel.
Rodeados por un imponente operativo, que incluyó a 2000 policías y gendarmes, los manifestantes permanecieron estáticos, sin realizar la movilización prevista entre banderas palestinas y de partidos de izquierda y pancartas con consignas: “Israel asesino, Hollande cómplice” o “Soy antiguerra no antisemita”.
Pocos minutos después, dos banderas israelíes fueron quemadas en la estatua central de la plaza, que representa a La Marianne, símbolo de la República francesa. En medio de una tensión creciente y con la policía realizando cacheos y detenciones en las inmediaciones de la plaza, un grupo de cinco jóvenes con sus rostros cubiertos desplegó la bandera negra de la Jihad islámica, pintó con aerosol cruces gamas y comenzó a entonar cantos antisemitas.
En un clima completamente diferente, unos 10.000 manifestantes se congregaron frente a la embajada de Israel en Londres para reclamar el “fin de la masacre en Gaza”. Los manifestantes marcharon pacíficamente hasta la plaza del Parlamento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada