viernes, 25 de julio de 2014

los asesinos israelitas siguen matando niños ,hasta cuando

LA ESCALADA NO SE DETIENE PESE A LOS ESFUERZOS INTERNACIONALES Y A LOS PEDIDOS DE ORGANIZACIONES HUMANITARIAS

Israel bombardeó una escuela de la ONU

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo estar “horrorizado” por las muertes en la escuela de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados palestinos (Unrwa) en Gaza. Al menos, 17 personas murieron y 200 resultaron heridas.

El ejército israelí bombardeó ayer una escuela de refugiados de la ONU en Beit Hanoun, al norte de Gaza, matando al menos a 17 palestinos que se habían refugiado allí. La escalada no se detiene pese a los esfuerzos internacionales y a los pedidos de organizaciones humanitarias. El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, dijo estar “horrorizado” por las muertes en la escuela de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados palestinos (Unrwa). “El ataque de hoy (por ayer) subraya la necesidad imperiosa de que paren las muertes y deben parar ahora”, sentenció el diplomático en un comunicado difundido desde Irak, donde realiza una visita. En tanto, Reuven Rivlin juró como nuevo presidente de Israel en una ceremonia ensombrecida por el conflicto. El flamante mandatario es contrario a la solución de dos Estados para dos pueblos.
Es la cuarta vez en dos días que las fuerzas israelíes bombardean escuelas que sirven como refugios para los desplazados en la sitiada Franja de Gaza, informó la Unrwa. Su vocero, Chris Gunness, aseguró que la agencia intentó dos veces coordinar una tregua para permitir la salida de los civiles de las escuelas, pero Israel se negó y el ejército posee las coordenadas exactas de los centros de refugiados, que fueron entregadas formalmente por la Unrwa. Gunness destacó también que tres profesores fueron asesinados, marcando las primeras muertes entre los trabajadores de la agencia. “La pérdida de un colega es difícil de soportar. Perder a un colega en estas circunstancias es insoportable”, expresó el vocero a través de la red social Twitter.
El ejército israelí primero dio a entender que el ataque contra la escuela de la ONU podría haber sido lanzado por Hamas por error. Sin embargo, pocas horas después, la misma institución se adjudicó el ataque y lo justificó. “Hamas disparó cohetes desde la zona de Beit Hanoun, donde está ubicado el refugio de la Unrwa. Anoche el ejército dijo a la Cruz Roja que evacuaran a los civiles de allí. La Unrwa y la Cruz Roja recibieron el mensaje”, según consignó en un comunicado, publicado luego en su cuenta oficial de Twitter.
En el mismo texto, el ejército desmintió no haber permitido la evacuación de los civiles. “Hamas no permitió que los civiles fueran evacuados del área durante la ventana (de tiempo) que les dimos”, agregó.
El vocero del Ministerio de Salud, Ashraf al Qedra, informó que las ambulancias finalmente lograron evacuar a las víctimas y trasladarlas a tres hospitales en el norte de Gaza y al hospital Al-Shifa en esa ciudad. Confirmó que se contabilizaron al menos 17 muertos, pero como son 200 los heridos se espera que el número de víctimas fatales aumente.
Testigos del hecho relataron que los refugiados estaban sentados en el patio delantero de la escuela cuando proyectiles de artillería israelíes comenzaron a golpearlos. Este ataque eleva el número de muertos de ayer a más de 80, ya que decenas de palestinos fueron asesinados durante el día en los ataques israelíes desde tierra, aire y mar.
En este contexto, Rivlin asumió como presidente de Israel en la Knesset (Parlamento), acompañado por su antecesor Shimon Peres, de 90 años y ganador del Premio Nobel de la Paz. El ahora ex jefe de Estado cerró emocionado su carrera política apostando por dos estados para dos pueblos, el israelí y el palestino, una “solución –aseguró– que es aceptada por la mayoría de las naciones del mundo, y del mundo árabe”.
Rivlin, contrario a la propuesta de crear un Estado palestino, trató de mostrarse conciliador en su discurso. “La sociedad israelí es aquella que soñamos con construir, constituida por religiosos y laicos, judíos y árabes, veteranos y nuevos inmigrantes”, un marco donde, aseguró, priman la “igualdad y el compañerismo”. Estas palabras no fueron escuchadas por numerosos diputados árabes que boicotearon el acto en protesta por la operación militar israelí Borde Protector.
Al menos 788 palestinos murieron y más de 5100 resultaron heridos desde que Israel lanzó su ataque a la Franja de Gaza hace 17 días, la mayoría de ellos desde el inicio de la operación terrestre el 17 de julio. Los grupos de derechos humanos aseguran que la gran mayoría de los muertos son civiles, entre ellos cerca de 200 niños.
La ONU, por su parte, advirtió que el número oficial registrado de desplazados internos por los bombardeos israelíes ya superó las 140.000 personas, el doble de lo esperado por la Unrwa en su plan de contingencia. En tanto, la agrupación islamista Hamas, que controla Gaza, aseguró ayer que mató a ocho soldados israelíes en lo que sería el ataque más mortífero contra Israel desde la invasión terrestre a Gaza que comenzó la semana pasada.
Según el último informe del ejército israelí, 32 soldados y tres civiles murieron. Los primeros en combates en Gaza y los civiles, entre ellos un trabajador tailandés, a causa de algunos de los más de 2000 cohetes lanzados por Hamas y otras milicias palestinas desde el inicio de esta última ofensiva israelí.
Las Brigadas de Al-Qassam, brazo armado de Hamas, aseguraron además haber destruido un vehículo blindado con una granada antitanque. Sin embargo, una vocera del ejército israelí dijo que no tenía información sobre el incidente. Asimismo, la misma milicia palestina asumió la autoría del disparo de dos cohetes contra el aeropuerto internacional israelí de Ben Gurión, después de que Estados Unidos y las principales aerolíneas europeas y de Canadá levantaran las restricciones para volar a ese país.
Esos dos cohetes y al menos otros tres disparados en varias andanadas desde la Franja de Gaza fueron interceptados ayer en el área metropolitana de Tel Aviv por el sistema antimisiles de radares que posee Israel, según un comunicado del ejército israelí. Hamas había advertido previamente que el aeropuerto israelí era objetivo de sus ataques por albergar una base militar.
Pese a esto, la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés), levantó las restricciones a las aerolíneas del país de viajar hacia o desde el aeropuerto internacional Ben Gurión. La agencia federal aplicó la medida durante 24 horas, luego de que un cohete palestino impactó en una zona cercana a la terminal aérea israelí. La FAA dijo que revisó “cuidadosamente” las medidas adoptadas por el gobierno de Israel para mitigar los riesgos potenciales para la aviación civil por el conflicto en la región.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada