viernes, 25 de julio de 2014

The New York Times criticó a Griesa por su labor en el caso argentino

CRISIS DE LA DEUDA: DÍA 39VIERNES 25 DE JULIO 2014

The New York Times criticó a Griesa por su labor en el caso argentino

El diario dice que el magistrado "no entiende las transacciones de bonos sobre las que decidió durante años". Fue luego del encuentro de la audiencia que encabezó esta semana con las partes y los intermediarios. "Difícilmente pueda inspirar confianza en el sistema legal estadounidense", cuestionaron

The New York Times criticó al juez Thomas Griesa en un artículo firmado por Floyd Norris. Fue después de que se conoció la transcripción de la audiencia celebrada el martes último, donde Griesa tuvo dudas del alcance de sus decisiones, repreguntó sobre la ruta de pago y las entidades involucradas, y se reservó de emitir opinión sobre el destino de los fondos que están congelados, que quedaron en una suerte de limbo legal.
"Thomas Poole Griesa es juez federal desde hace 42 años. Hace una década que lidia con el default de la deuda argentina. Recién ahora está aprendiendo Griesa lo complicada que puede ser la vida para un juez cuando busca controlar las acciones de un gobierno soberano y dicta resoluciones supuestamente obligatorias para aquellos que, en circunstancias normales, nunca estarían bajo jurisdicción de un tribunal estadounidense", introdujo el artículo.

El matutino sostuvo que Griesa hizo referencia "a la posibilidad de un nuevo default de los bonos soberanos de la Argentina, algo que parece casi seguro que ocurra el próximo miércoles". "Pero también pudo haber hecho referencia al proceso que desató con resoluciones que tenían un objetivo, forzar a la Argentina a cumplir con lo que una y otra vez denominó sus `obligaciones´, pero que no tuvieron en cuenta lo complejo de la situación", ahondó..

El periódico analizó que "la audiencia de esta semana dejó totalmente en claro que Griesa no terminó de entender las transacciones de bonos sobre las que decidió durante años" y acusó al magistrado de inventar una interpretación legal para obligar al cumplimiento de las sentencias.
"Sostuvo que la Argentina debía realizar, junto con el próximo pago semianual de intereses a los tenedores de los nuevos bonos, el pago total" a los fondos buitre y holdouts. Pero aclaró que la resolución de esa sentencia sólo hacía referencia a los bonos en dólares bajo legislación neoyorquina. Ignoraba la existencia de otros bonos del canje. "¿Regía entonces la resolución sobre otros bonos del canje, incluyendo los emitidos bajo ley argentina? Un banco que procesara el pago de intereses de esos bonos, ¿tendría problemas con el juez?", le preguntaron al magistrado, quien finalmente evitó tomar una decisión.
Este martes Griesa encabezó un encuentro con las partes, los bancos y los intermediarios para resolver qué sucedería con los pagos congelados de bonos que no están bajo jurisdicción norteamericana. Sin embargo, no adoptó ninguna resolución y las entidades financieras se fueron sin una respuesta. Sí en cambio se expidió sobre el pedido de stay de la Argentina para suspender los efectos de la sentencia que obliga a pagarles a los holdouts. "Aún es tiempo de seguir dialogando", esgrimió.
Esta actitud fue la que también provocó críticas en la Argentina. Horas después de la audiencia, el Ministerio de Economía volvió a criticar a Griesa por "no haber decidido nada" en cuanto a las mociones que habían propiciado el encuentro.
"No era teatro barato, pero difícilmente pudo inspirar confianza en el sistema legal estadounidense", sentenció The New York Times.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada