viernes, 30 de noviembre de 2012

consecuencias del escándalo de news of the world

Control a la prensa británica

Una comisión independiente concluyó que la autorregulación en los medios no surtió efecto y exigió un marco legal para evitar los abusos. El primer ministro David Cameron se opone.

1 2 3 4 5
Info News
Info News
Info News
Por:
Tiempo Argentino
Una comisión independiente del Reino Unido exigió ayer que se apliquen controles más efectivos en los medios de comunicación, en el marco de los escándalos y abusos profesionales cometidos por publicaciones pertenecientes al imperio Murdoch. La propuesta chocó con la posición del primer ministro británico, David Cameron, quien rechazó que haya que legislar para crear un organismo de regulación, al advertir que ello podría coartar la libertad de expresión. Sin embargo, el premier conservador dijo que seguirá la recomendación para separar la esfera de los medios de la policial, otra de las exigencias de la comisión.
El juez Brian Leveson, que llevó adelante investigaciones sobre escuchas telefónicas, señaló que la autorregulación de los medios ha demostrado no funcionar y exigió la creación de un marco legal para que esa función sea asumida por un consejo de prensa. Leveson dirigió durante casi nueve meses una comisión de investigación de la ética periodística después de que el escándalo de escuchas en el que participaron medios del grupo Murdoch sacudiera la opinión pública nacional. Algunos sectores de los medios "han causado estragos en las vidas de personas inocentes en demasiadas ocasiones", criticó el juez. Ahora el Parlamento y el gobierno deberán pronunciarse sobre la propuesta.
En el informe de unas 2000 páginas entregado ayer, Leveson también llamó al orden a la política. "La relación entre prensa y política es demasiado estrecha", apuntó el magistrado, aunque al mismo tiempo señaló que las investigaciones no dieron con ningún material que comprobara la sospecha de que los medios de Rupert Murdoch sacaran provecho de la publicación de artículos progubernamentales.
Cameron dijo que tiene "serios reparos" sobre la propuesta de establecer un consejo de prensa, porque al intervenir desde el área legal en la libertad de prensa significaría "cruzar una línea". En este sentido, instó a la prensa a presentar una propuesta de autorregulación creíble en un corto plazo de tiempo que incorpore las sugerencias de Leveson y que ofrezca garantías de eficacia e independencia.
Al defender una postura a favor de las editoriales que también es respaldada por el ala más conservadora de su partido, Cameron se arriesgó a que se produzca una verdadera crisis en la coalición formada por los conservadores y liberal-demócratas que gobierna Gran Bretaña. No son pocos los legisladores de esta última agrupación que, además de la oposición laborista, consideran necesario implementar una base legal para regular el sector de prensa británico.
Leveson propone instaurar un organismo independiente –en cuya directiva no se sienten, como hasta ahora, directores de periódico– que gestione las quejas de los ciudadanos y tenga competencias para multar y pedir correcciones a los medios que violen un nuevo código de conducta. «
Dpa y Efe



las 9 recomendaciones
 Creación de un organismo independiente para regular la prensa, "libre de cualquier tipo de influencias por parte de la industria y el gobierno".
 No tendría potestad para bloquear la publicación de noticias, aunque sí podría solicitar correcciones o disculpas e imponer multas.
 El ente podría ser supervisado cada dos años por el Ofcom, el regulador que actualmente vigila radio y TV.
 La adhesión a este organismo no sería legalmente obligatoria aunque, en caso de que algún medio optara por desvincularse, se recomienda que sea regulado a través del Ofcom.
 Propone la publicación, cada tres meses, de todas las reuniones que se celebren entre periodistas, directores y propietarios de medios, así como el contenido de sus conversaciones.
 Los agentes de policía deberían publicar también los detalles de sus contactos con la prensa.
Se sugiere el establecimiento de un servicio de arbitraje, en relación con reclamaciones civiles, a cargo de jueces retirados o abogados.
El organismo debería tener potestad para investigar posibles violaciones graves o sistemáticas del código de conducta de la prensa.
Recomienda que el presidente y otros miembros del nuevo organismo no sean directores de periódicos, y que todos ellos sean independientes.


brooks en la corte
Rebekah Brooks, la ex directora del grupo News International, y Andy Coulson, ex jefe de prensa del primer ministro David Cameron, se presentaron ayer ante la Corte, donde fueron acusados por pagos a la Policía y funcionarios. Brooks compareció junto al ex reportero jefe del The Sun, John Kay, y a la empleada del Ministerio de Defensa Bettina Jordan-Barber. Brooks está acusada de haberle pagado a Jordan-Barber cerca de 100 mil libras esterlinas para brindar exclusivas. Los tres enfrentan además cargos por mal desempeño de la función pública, delito cometido entre el 1º de enero de 2004 y el 31 de enero pasado.
Después se presentaron Coulson y el ex corresponsal de asuntos reales del News of the World, Clive Good. Ambos están acusados de conspirar para pagar por información periodística.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada