martes, 27 de noviembre de 2012

Para Roberto Caballero, el Grupo Clarín quiere "aplicar una mordaza judicial a los que pensamos distinto"

"Es un antecedente muy grave para el periodismo"

El fundador de Tiempo Argentino agradeció el respaldo de sus colegas, incluidos algunos del propio multimedios. Y sostuvo que quien atenta contra la prensa no es el Estado sino "los grupos concentrados".

1 2 3 4 5
Info News
Info News
Info News
Por:
Tiempo Argentino
Está claro que la libertad de expresión la ponen en riesgo los grupos concentrados y no el Estado en la Argentina", definió ayer Roberto Caballero, a propósito de la demanda judicial que el Grupo Clarín entabló en su contra, junto con otros periodistas como Sandra Russo y Javier Vicente. "Intentar aplicar una mordaza judicial a los que pensamos como Clarín no quiere que pensemos es un antecedente muy grave para el periodismo, porque nadie puede ejercer libremente la profesión si va a tener sobre su cuello la posibilidad de recibir una denuncia de estas características, con penas que van hasta diez años de prisión. Ejercer el trabajo con esa amenaza constante y latente es una forma de suprimir la libertad de expresión de la que tanto se llena la boca el Grupo Clarín", expresó el fundador y ex director de Tiempo Argentino, durante una entrevista realizada ayer en el programa de Radio Nacional Mañana más, que conduce Luciano Galende.
Acerca de las razones que pudieran llevar al grupo a iniciar esta acción penal, Caballero consideró que "se ha dado un largo proceso en la Argentina de pluralización de voces, en el que se están sumando voces que habitualmente no estaban y me parece que esto pone muy nervioso a Clarín y a Héctor Magnetto. Porque él está acostumbrado a un paradigma que no ve a la comunicación como un derecho humano, sino como un negocio". El periodista también agregó que "esa gente, cuando tuvo la custodia de la libertad de expresión silenció un genocidio donde desaparecieron 30 mil personas".
Caballero destacó que "lo central de su argumentación es que su libertad de expresión está en riesgo porque distintos actores institucionales o periodísticos atribuyen a Clarín todos los males de este mundo. Lo que no se están dando cuenta en esa argumentación es que cuando ellos defienden su libertad de expresión no pueden anular la mía a opinar".
Más tarde, en el programa Mañana es hoy, que él mismo conduce, Caballero mencionó y agradeció los numerosos mensajes de solidaridad y repudio, algunos de periodistas del propio grupo demandante. "Entiendo que esto ocurre porque fue demasiado, ¿no?", concluyó.


russo y vicente analizaron la demanda
Los otros periodistas alcanzados por la denuncia de Clarín, Sandra Russo y Javier Vicente, también manifestaron sus opiniones a un día de conocida la avanzada judicial del grupo. "Me llama la atención la enorme desconexión que hay entre el delito que se nos atribuye y las citas nuestras, que son alusiones a que se cumpla la Ley de Medios y, en mi caso, un análisis de la violencia que había ocurrido el 23 de septiembre y que la mayor parte de los medios hegemónicos había invisibilizado", señaló Sandra Russo, en diálogo con Luciano Galende, por Radio Nacional. En la misma línea, el abogado constitucionalista Roberto Boico apuntó en otra entrevista que "lo que se está diciendo es que el 7 de diciembre se va a cumplir la ley, eso nunca puede ser una amenaza". A su vez, destacó que la figura de "incitación a la violencia", supone "convocar a parte de la población para que realice actos de violencia material. No he escuchado a nadie que haya dicho que se alcen en armas o en violencia contra personas o los bienes del Grupo Clarín, por lo tanto me parece sumamente desafortunada esa calificación."
Más temprano, el relator deportivo Javier Vicente reflexionó: "Creo que la denuncia no es hacia mi persona, sino por el significado que tiene Fútbol para Todos, por su relevancia y porque mostró lo que eran capaces de hacer los grupos que monopolizaban el fútbol."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada