lunes, 26 de noviembre de 2012

la ucr en el horno con barleta, puig y alfonsin

Una reunión secreta

Había pasado inadvertido hasta ahora. El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, y el líder de la UCR, Ricardo Alfonsín, se reunieron en secreto la semana pasada y pulieron rispideces de su relación política.


     
Había pasado inadvertido hasta ahora. El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, y el líder de la UCR, Ricardo Alfonsín, se reunieron en secreto la semana pasada y pulieron rispideces de su relación política. El encuentro se desarrolló el lunes por la mañana en las oficinas que Alfonsín tiene sobre la avenida Santa Fe, luego de un llamado telefónico del líder del PRO al celular del diputado para pedirle un encuentro. En la charla hubo pases de facturas mutuas y una coincidencia: que a pesar de las diferencias ideológicas la UCR y el PRO deben fortalecer el trabajo conjunto en cuestiones que hacen a la “institucionalidad” del país, no así avanzar por el momento en un acuerdo electoral.
Macri recibió reclamos de Alfonsín, quien le expresó su malestar por la cooptación de dirigentes radicales como parte del armado electoral nacional del líder de PRO para 2013 y 2015. La relación entre Alfonsín y Macri nunca fue buena, aunque empeoró en el último año a partir del acercamiento del líder de PRO a dirigentes radicales en todo el país y el lanzamiento de la organización Proa, de radicales macristas. Sin embargo, varios dirigentes radicales impulsan desde el seno del partido un acuerdo electoral amplio en la oposición para las próximas elecciones legislativas a fin de enfrentar con posibilidades al kirchnerismo, y la cabeza visible de esta corriente es el intendente de San Isidro, Gustavo Posse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada