sábado, 24 de noviembre de 2012

discusion anticipada

La candidatura de Scioli desata en el kirchnerismo el debate por la sucesión

Máximo Kirchner se resiste a aceptar al gobernador como el heredero político. Pero un puñado de ministros comienza a mirar con simpatía al bonaerense. Reactivan el PJ provincial.

Por Rosario Ayerdi
23/11/12 - 10:54
La candidatura de Scioli desata en el kirchnerismo el debate por la sucesiónLanzamiento. Scioli reunió en La Plata a todas las agrupaciones que apoyan su postulación. Sin disimular sus aspiraciones, el gobernador se mostró como el representante de la "continuidad con cambios".
El cambio de clima político generado por las protestas de la clase media y el sindicalismo aceleró las definiciones por la sucesión y desató un convulsionado debate en el Gobierno. La discusión abrió una grieta en el kirchnerismo, entre quienes aceptarían a Daniel Scioli como heredero y quienes, encabezados por Máximo Kirchner, se niegan a reconocerlo como sucesor.
En las últimas semanas, a la candidatura del gobernador cordobés, José Manuel de la Sota, se sumó la postulación de su par bonaerense, Daniel Scioli, que ya no se preocupa por ocultar sus aspiraciones.
Detrás de estos dos dirigentes, el peronismo comenzó a moverse y el kirchnerismo salió públicamente en la voz de Julio De Vido a admitir la posibilidad de una reforma constitucional.
El ministro de Planificación Federal insistió ayer con la re-reelección de Cristina Kirchner al asegurar que tienen “la expectativa” de avanzar electoralmente en 2013 para llevar a cabo la reforma constitucional. “Nosotros, como proyecto político tenemos la expectativa de llevar a cabo una reforma constitucional, porque creemos que la Presidenta es una alternativa”, dijo el funcionario.
Pero en el propio kirchnerismo ven estas declaraciones como un intento de frenar el debate anticipado por el 2015 y la consecuente licuación del poder presidencial.
En caso de que Cristina Kirchner no pueda pelear por un nuevo mandato, los ultracristinistas no lo dudan: pretenden llegar a las elecciones con un candidato leal e identificado con las políticas kirchneristas.
Esta apuesta es sostenida aun evaluando la posibilidad de alcanzar sólo un 20 por ciento de los votos y ver debilitado al kirchnerismo en una fuerza de legisladores propios en el Congreso. Este escenario es liderado por el hijo de la Presidenta y lo comparten quienes tienen acceso a las decisiones presidenciales, como el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, el titular de la ex SIDE, Héctor Icazuriaga, y los camporistas Andrés “Cuervo” Larroque y Eduardo “Wado” De Pedro. Hay hasta quienes se animan a deslizar nombres hacia la carrera presidencial, y el del gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, es uno de ellos.
Pero esta posición es resistida por algunos funcionarios K que no creen en la posibilidad de agonizar en 2015. Para ellos, que ven a Scioli como una eventual continuidad, la primera batalla de subsistencia son los comicios legislativos de 2013, y por esto plantean recuperar el peronismo.
En este sentido, un sector del Gobierno cree necesario volver a aglutinar a los intendentes y a la vieja dirigencia peronista. Desde los despachos del titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, y del vicepresidente, Amado Boudou, les pidieron recuperar el partido en el Conurbano. “Cristina es pueblo”, debían decir las pintadas en sus distritos bajo la firma “peronismo bonaerense” que ya se ven en varios distritos.
“El PJ es la columna vertebral del FpV, tiene 67 años de antigüedad. Unidos y organizados tiene cinco meses”, reconoció un kirchnerista que busca revitalizar el partido.
Sin embargo, los jefes comunales siguen esperando que las promesas K se concreten y piden insistentemente comenzar a firmar los convenios que les garantizarán obras en plena campaña electoral.
Por su parte, el silencio que mantuvo la Casa Rosada sobre el posicionamiento que tomó Scioli en las últimas semanas como candidato a presidente no significa, aseguran en el Gobierno, que Cristina haya decidido que el gobernador sea su sucesor.
“No es momento de salir a confrontar con Scioli”, dijo a PERFIL un diputado nacional del FpV. El oficialismo cree que esta vez no hay margen de maniobra para acorralar al gobernador, como cuando retuvo los fondos que garantizaban el pago de aguinaldos. Tenemos los fondos buitre, Clarín, la fragata Libertad; son muchos frentes abiertos como para encima generar un chispazo en la provincia de Buenos Aires”.
Mientras tanto, el gobernador bonaerense ya se muestra cómodo en los actos políticos, un escenario extraño dos semanas atrás. “No hay mucho por hacer, más que seguir generando hechos políticos”, explican en su entorno.
Estos encuentros se extenderían hasta marzo. Las agrupaciones creadas alrededor del gobernador ya definieron agenda. La Dos se volverá a reunir el 29 de noviembre en Pilar y el 14 de diciembre en Capital Federal. En tanto, La Juan Domingo recorrerá el país para pedir por “Scioli 2015”. En la primera quincena de diciembre se mostrarán en Neuquén, Tucumán, Salta, Jujuy y Catamarca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada