domingo, 23 de diciembre de 2012


EL CERCANO 2013.

Por. Darío H. Schueri – Desde Santa Fe


Mientras el país asistía casi atónito a increíbles imágenes que mostraban anárquicas hordas de vándalos intentando saquear supermercados en distintos puntos del país como en el lacerante 2001, que en esta ocasión dejaron dos muertes en Rosario; (casi de inmediato el gobierno se encargó de apuntar como instigadores a los dirigentes Moyano, Michelli y Barrionuevo) en esta capital dos senadores sciolistas junto a media docena de pares santafesinos presentaban en sociedad La Juan Domingo, uno de los brazos políticos del Gobernador Daniel Scioli (el otro es LA DOS) que lo apuntalarán rumbo al Sillón de Rivadavia en el 2015.

Danilo Capitán (San Gerónimo), Raúl Gramajo (9 de Julio), Eduardo Rosconi (Caseros), Hugo Pucheta (Vera), Armando Traferri (San Lorenzo) y Rubén Pirola (Las Colonias) fueron los anfitriones pioneros del tan anunciado desembarco del sciolismo en la Provincia de Santa Fe que tiene también como entusiasta iniciador al ex- candidato a Vice de Miguel Del Sel, el dirigente de Chabás Osvaldo Salomón, quien hace días se encargó de peregrinar por medios y organizaciones empresariales de Rosario y Firmat con el ex Jefe de Gabinete de Néstor y Cristina Alberto Fernández, referente vocacional de Daniel Scioli.

El 14 de Mayo ya escribíamos en estas páginas (cuando nadie hablaba de Scioli candidato) que “el gobernador bonaerense Daniel Scioli admitió sus "aspiraciones presidenciales" para el 2015, pero aclaró que si se logra una reforma de la Constitución Nacional avalará la eventual postulación de la presidenta Cristina Fernández para un tercer mandato consecutivo”. He aquí el huevo de la serpiente: para que las íntimas aspiraciones del “cristinismo” de seguir en el poder mas allá del 2015 se cristalicen, el año que viene sus listas nacionales deberían obtener pocos menos que rotundos triunfos electorales al menos en los principales distritos electorales: Buenos Aires, Capital Federal, Santa Fe, Córdoba y Mendoza. Precisamente de Daniel Scioli depende que el territorio donde vive el 40% de la población del país (y significa el 37,5% de los votos) le arrime – o no- al cristinismo la epifanía de la “re-re”. Al menos en Santa Fe (9% de los electores) uno de los senadores fundacionales del sciolismo oficial (Danilo Capitani) no anduvo con evasivas a la hora de jugar sus fichas: “somos peronistas, tenemos vocación de poder y vamos a armar lista de diputados nacionales”. Salomón es otro de los que, por otro andarivel sciolista, (por ahora) pugnará por una banca en el Congreso el año que viene.

Desde el mes de Mayo, no pocas veces en este agonizante 2012 encabezamos nuestras columnas con criticados – por anticipados – titulares referidos al electoral 2013 como adelanto necesario de la real batalla por la sucesión del 2015 (este Domingo recién titula “2013 Madre de batallas” el editorialista de La Nación Mariano Grondona). En junio cuando asumió el presidente del Partido Justicialista de Santa Fe José Luis Freyre describimos el discurso del gobernador chaqueño como de claro perfil presidencialista; “Coqui” Capitanich no pierde la esperanza de que la Presidente la unja como su sucesor en caso de no funcionar la “re-re”.

La audaz vertiginosidad que le imprime la Presidente a la vida política – e institucional – del país ya daba para pensar en la sucesión quizás mucho antes de Mayo. Para la genómica kirchnerista “cocodrilo que se duerme es cartera”; aunque estar tan expuestos lo pongan a tiro de fusil de quienes como el sciolismo, y también José Manuel de la Sota y el PRO de Macri-Del Sel advirtieron exactamente lo mismo.

Señalábamos hace apenas unas semanas que la principal víctima del desembarque del peronismo no kirchnerista en Santa Fe sería el PRO de Miguel Torres del Sel. El senador Armando “Pipi” Traferri fue uno de los primeros en advertir que el timbrazo de los laderos del ex Midachi a peronistas resentidos con el kirchnerismo podría provocar una peligrosa sangría si no la obturaban a tiempo. Del Sel conserva entre sus filas a peronistas disidentes, caso los diputados provinciales aliados en su bloque, Norberto Nicotra, Alejandra Vucasovich, Demetrio Alvarez y Germán Mastroccola.

Osvaldo Salomón es de los que piensan que en las legislativas del año que viene hay que ir por afuera de la estructura del PJ, no sumándose a la trampa de la interna abierta que generará una sola lista oficial de octubre (de apoyo a la “re-re”); el activo ex administrador de Chabás está convencido que las legislativas 2013 serán movilizadas por el castigo a los oficialismos. Presagia a Del Sel arrastrado barranca abajo por Macri y al sciolismo por el “rossismo-kirchnerismo”.

Es por ello que, prudentemente, el resto de los cinco senadores peronistas no adhirieron al convite de sus pares para subirse al carro del sciolismo. Se saben patrones en sus territorios y con suficiente capacidad de fuego (potenciada por la reciente media sanción del Presupuesto 2013) para negociar llegado el momento con quien sea (sciolismo, delasotismo) imponiendo sus propias condiciones.

Precisamente el peronismo senatorial le dio media sanción con enjundiosos discursos “pro-positivos” al Presupuesto frentista 2013. Los diputados lo dejarán para el regreso de las refrescantes vacaciones. Cuando la discusión por el armado de listas para las Primarias provinciales y nacionales exude entusiasmo y exceso de adrenalina política.

Eso será en el 2013. Ahora si, tan cercano a todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada