jueves, 30 de mayo de 2013

la plata facil

LA RUTA DEL DINERO AZUL
Comisario al borde de la exoneración por no poder justificar su patrimonio
El comisario mayor Ricardo Muller, que presta funciones en Las Colonias, deberá explicarle a un juez cómo hizo para adquirir distintos bienes con un sueldo de policía. Asuntos Internos lo investigó durante tres años a él y su familia. La semana pasada se notificó la situación al magistrado penal  en turno, al ministro Lamberto y al Jefe de la Policía, que podría ordenar su exoneración en el marco de la emergencia en seguridad.
30.05.2013 | 06:05 hs. · Autor: Héctor M. Galiano (hgaliano@notife.com) · Fuente: Notife
La Dirección Provincial de Asuntos Internos de la policía santafesina investigó durante tres años los bienes de dos altos oficiales de la fuerza que desempeñaron gran parte de su actividad en el departamento Las Colonias.  Uno de los investigados es el actual Jefe de la Secretaría General de la Unidad Regional XI, Ricardo Muller. El otro, Sergio Trod,  fue subjefe departamental en el mismo lugar, que debió abandonar por un retiro definitivo en 2009, luego de un escándalo judicial que lo tuvo como protagonista y por el cual fue detenido.

Asuntos Internos los intimó el pasado 27 de febrero a que cumplimenten uno de los artículos de la ley 12.238 que permite a  la dependencia investigar los bienes personales y familiares del personal de la fuerza. Tanto Trod como Muller tuvieron tiempo hasta el mes de abril para justificar su patrimonio, pero los escritos que presentaron a último momento, antes del vencimiento del plazo, no satisfizo las expectativas de Asuntos Internos y de la Secretaría de Control. La semana pasada se dispuso concluir las actuaciones administrativas y girar la investigación al juez penal en turno de Santa Fe, Jorge Patrizi, al secretario de Seguridad pública, Matías Drivet, al ministro de seguridad Raúl Lamberto y al jefe de la policía de la provincia, el comisario Omar Odriozola.

El expediente que representó el puntapié inicial dentro de la Dirección fue el 704, del 2008, abierto tras la denuncia de un particular. Pero recién el 20 de abril de 2009 se impulsó la denominada “sumaria información” en sede administrativa.

Un párrafo del informe de Asuntos Internos, al que tuvo acceso Notife, señala que “en base a la documental remitida por parte de los distintos organismos públicos y privados, la cual fuera analizada oportunamente, se pudo apreciar que el comisario Ricardo Muller y su grupo familiar han registrado en su patrimonio bienes que, a criterio de esta instancia, no guardarían relación por los ingresos percibidos por Muller y su esposa, que no percibe ingreso porque es ama de casa”.

De la documentación remitida a la Dirección se pudo establecer que Muller aparece como propietario de un Chevrolet Astra, modelo 2002; un Fiat 147, modelo 1992; un Ford Ka del año 2004, registrado a nombre de su esposa. Su mujer también tiene –según la pesquisa de Asuntos Internos- un WV Bora, modelo 2006. Su hijo, Andrés Fabián, adquirió el 28 de enero de 2008 un Chevrolet Vectra, turbo diesel, modelo 2000. Comparte el auto con otra mujer, en mitades iguales. El 17 de diciembre del 2008 compró  (junto con la misma mujer que adquirió el Vectra  y con una participación del 50% cada uno) un Bora TDI, año 2001. Según el dossier, que la semana pasada fue girada a la Justicia, Muller es propietario de 3 motitos y sus hijos, Andrés y Natalia, aportan un ciclomotor más cada uno de ellos. En total son cinco.

En la Disposición 005 de este año de la Dirección de Asuntos Internos se puede leer que “ Ricardo Muller tendría el 50% en el bar denominado MEDIA CUADRA, sito en calle Sarmiento 2059 de la ciudad de Esperanza, de acuerdo a lo manifestado en su declaración jurada del 2003”. Conforme a lo informado por el Registro Público de Comercio de Rafaela se determina que su hija, Natalia, tiene una sociedad  “CENTRO CAFÉ BAR S.A”, legajo 1268, con domicilio en calle Urquiza 82, en Rafaela. La firma fue inscripta el 3 de diciembre de 2007. Aquella vez invirtió $ 6.000 para la sociedad conformada por 200 acciones a $ 100 cada una, de las cuales la hija del comisario adquirió 60. Un hijo del comisario, Andrés Fabián,  participa en una SRL , constituida el 3 de octubre de 2007, en la ciudad de Esperanza, en la que hizo aporte por 30.000 para conformarla. La firma se llama SML y se dedica a la compra al por mayor en comisión de cereales, oleaginosas, semillas y fertilizantes. La SRL tiene 4 socios, uno de  ellos es la hija del comisario retirado en 2009, Sergio Trod, también alcanzado por esta investigación. Finalmente, Asuntos Internos informa que, de acuerdo al Servicio de Obras Públicas de esperanza, Ricardo Muller tiene dos inmuebles.

Muller, actualmente en actividad, trabajó en las comisarías de Franck y Santo Domingo, en 1999 estuvo en ayudantía de la Jefatura de Provincia y en la Unidad especial de Casa de Gobierno, entre otros destinos.  En tanto, Sergio Trod, se retiró en 2009 luego que fuera detenido en el marco de la investigación por un robo en la localidad de Providencia, a finales de enero de ése año. En la pesquisa de ése atraco surgió que los ladrones habían olvidado un papel en el lugar siniestrado que contenía el número de teléfono del entonces subjefe de la regional. En septiembre de 2009, el juez que intervino en la causa, Darío Sánchez, sobreseyó a Trod, pero la imagen del comisario quedó devastada y pidió el retiro.

Fuentes de la Secretaria de Control señalaron que “Muller ahora deberá aclarar esta situación patrimonial en la justicia y podrá hacerlo también en sede administrativa si es que el jefe de la policía decide abrirle un sumario para exonerarlo, como lo faculta la ley de emergencia en seguridad, sancionada el año pasado en la Legislatura que en sus párrafos centrales sobre el presunto enriquecimiento ilícito de los hombres de la fuerza propone: “ Disponer la urgente comunicación a las autoridades judiciales que correspondan en los casos que, durante la tramitación de un sumario administrativo, personal policial o penitenciario pudiera resultar involucrado en un delito (…) reestructurar órganos y adoptar todas aquellas medidas que permitan iniciar de oficio investigaciones administrativas referidas a incrementos patrimoniales sustantivos del personal policial que no guarden proporción con sus respectivos ingresos. El incremento patrimonial sustantivo determinado según los términos de la Ley N° 12.238 será considerado infracción administrativa autónoma y sancionada como falta grave, con independencia de la suerte que pudiere correr el eventual proceso penal.”
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada