viernes, 31 de mayo de 2013

siempre se disculpa

Lanata se disculpó con Fantino y criticó a América

31/05/2013 | 11:05

 
Al comienzo de Lanata Sin Filtro, su programa en Radio Mitre, Jorge Lanata se refirió a la noticia que estuvo siendo protagonista de la pantalla de América estos días: la supuesta vinculación de Alejandro Fantino con un “garito” propiedad de Guillermo Moreno y Acero Cali.
Fantino pidió varias veces que Lanata se retracte de sus dichos, aseguró que nunca estuvo en ese lugar, y así lo hizo esta mañana el fundador de Página/12, que además aprovechó para cargar contra América.
A continuación, el texto completo de la editorial de Lanata:
Anteayer Mercedes Ninci dio, como casi todos los días, una primicia. Estaba en Lavalle al 3400 e iba a denunciar el garito de Moreno y Acero Cali. Iba a darle entrada al móvil y venía el informativo, así que decidí hacer una venta.
Erica Olijavetsky me dijo la dirección del lugar, que evité darla exacta para que no fueran otros móviles, y que era un sitio al que, según los vecinos, concurrían Fantino y Matías Alé. Lo comenté, en verdad, como un dato de color. Cuando salió al aire desde el sitio Ninci ni los mencionó. Habló de otros habitués: Elaskar, Cirigliano, Sofovich, Menem.
El tema empezó a rebotar solo por Fantino, cuando en realidad la mención era totalmente circunstancial. Ayer América dedicó todos sus programas a hablar del escándalo entre Lanata y Fantino. La experiencia de Fariña y Elaskar le dio rating y simplemente la repitieron. Igual fue curioso ver que ahora Graña y el hijo de Mauro Viale salieron a decir que hay un montón de pruebas contra Fariña y Elaskar. Se olvidaron de todo lo que antes dijo el canal, cuando vendía que lo de Fariña era ficción. Voy por partes:
Vuelvo a decir: lo de Alé y Fantino lo dijeron los vecinos. Veo que esto provoco una crisis en Fantino a nivel personal. respeto a Fantino, le creo cuando dice que nunca fue y le pido disculpas por haberme hecho eco de ese rumor.
En cualquier caso y más allá de eso, creo que estuve mal al hablar de un tema personal. Sinceramente no me importa quién va o no va a ese sitio, me importa que el sitio existe y que está vinculado a Moreno y Acero Cali, que dicho sea de paso ayer me amenazó. Dijo “si le llega a pasar algo a Lanata y lo hace Clarín para ponerlo en víctima?”.
Para terminar con el tema Fantino: vuelvo a pedirle disculpas y creo en su versión de los hechos.
Sobre Rial y Ventura: ayer a la salida de la radio estaba Pablo Layus y le dije, a cámara, que le enviaba un saludo y mis respetos a Rial, pero que no iba a salir en un programa en el que estuviera Ventura. Me preguntó por qué. Le dije que no voy a salir en un programa que dice que yo soy de la SIDE o un extorsionador.
Le pido a Rial que no me vuelva a poner en esa situación incómoda y que no me envíe más cámaras a la puerta de la radio. Nunca voy a hablar.
Escuché las hipótesis más increíbles en el programa de Del Moro: que había dicho lo de Fantino para buscar un efecto Fariña, que buscaba deliberadamente figuras del espectáculo para mezclarlas con la corrupción, que había dicho que Rossi era el marido de Iliana Calabró. Ustedes ya saben lo que pienso de los panelistas en general: cualquiera dice cualquier cosa y lo dice desde cualquier lugar. Yo entiendo que hablar de mí, mal, bien o más o menos, mide. Programas de cinco puntos así hacen siete u ocho. Y en esa diferencia un punto o dos son importantes.
Quizás la patria panelista no se de cuenta que están funcionando como mano de obra barata para el trabajo sucio. En general no entienden nada de política, de modo que es posible.
Me parece increíble que un comentario al pasar de dos segundos genere este despelote. Tengo que cuidarme más y, aunque este programa se llama Sin Filtro, tengo que aprender a tenerlo. Estoy en un momento en el que eructo y sale en todos los diarios: a favor, en contra. Es bastante difícil vivir este nivel de exposición tratando, a la vez, de ser libre cuando opino.
En este ambiente la cantidad de hijos de puta por metro cuadrado es atroz: esta lleno de miserables que cobran su sueldito, de tipos que opinan sin saber, de otros que tendrían que volver a la primaria, de oportunistas y de hijos de puta en estado puro. Prefiero, igual, ser un imprudente y un bocón antes que un cínico y un especulador.
Sigo pensando, como siempre, que la relación entre ustedes y yo depende de ustedes y de mí, de nadie más. No dejemos que los demás se metan tratando de alterarla. Gracias a todos por escuchar. Y si alguien puede colgar esto, entero, en las redes sociales que lo haga, así pueden enterarse quienes ahora no escucharon. Nos vemos el domingo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada