martes, 28 de mayo de 2013

se fue un amigo nuestrto sentido pesame su familia

Pesar por la muerte del fotógrafo VaccalluzzoSe fue Gustavo, ese gordo bueno
Click para Ampliar
Gustavo y su cámara: un amor eterno.
Toda muerte es injusta y duele. Más aún si se produce sin avisarle a nadie, de madrugada, en silencio y por esa traición del corazón. Gustavo Vaccalluzzo estaba en su mejor momento de producción como fotógrafo y estaba feliz por ello. En realidad, el Gordo, a quien conocí cuando tan sólo teníamos no más de 8 años a fines de la década del 60 y jugando al fútbol en la canchita de San Justo, su ciudad natal en la provincia de Santa Fe, siempre fue igual. No precisaba tener esto o aquello; le alcanzaba con estar rodeado por sus amigos, el amor de su mujer y de sus hijos. Eso lo hacía mantener siempre esa sonrisa irónica y amistosa, acompañada por las más variadas acotaciones sobre la vida.Por D.E.
(de ANALISIS DIGITAL)


Se fue un hombre bueno, creativo, laburador, que siempre apostó por mejorar su oficio de fotógrafo, que lo empezó a abrazar en la revista ANALISIS primero y luego en Hora Cero, allá por el ’94, junto a esa dupla maravillosa conformada por Gustavo Germano y Boris Cohen.

Todos recordaremos a Gustavo. Su paso no fue en vano. Marcó un estilo en la fotografía paranaense y luchó mucho por ello. Fue un reportero comprometido y militante de las ideas más progresistas, a las que siguió a partir de su con la imagen de Oscar Alende y el PI, a comienzos de la década del 80. Y así fue toda la vida.

Hasta siempre Gustavo y gracias por todo lo que hiciste por el oficio y por pelear siempre por ese culto a la amistad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada