jueves, 30 de mayo de 2013

mirar para cuidar

CRISTINA FERNANDEZ DE KIRCHNER PRESENTO EL PROGRAMA DE CONTROL DE PRECIOS MIRAR PARA CUIDAR

“Que la sociedad se organice es lo importante”


“Esto no es una organización del Gobierno, el Gobierno quiere que la gente se organice”, destacó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner al presentar el programa de control de precios Mirar para Cuidar, que había adelantado la semana pasada. En la primera etapa, se desplegará en cincuenta ciudades, en donde los militantes que participen del control de precios de los 500 productos acordados “serán acompañados por un inspector municipal”. Luego el plan se irá extendiendo a otros puntos del país. “Organización, unidad, solidaridad y empoderamiento”, fueron los cuatro conceptos que la Presidenta señaló como los ejes que marcarán el futuro del país.
“Cuando decimos vamos por más, ellos vienen por todo. Este es el tema, lo que quieren ocultar y lo que ya no podemos ignorar más salvo que uno sea de los zonzos de los que hablaba (Arturo) Jauretche o de los cómplices que quieren derribar todo lo que hicieron los argentinos”, acusó Fernández de Kirchner al anunciar el plan de control de precios del que participarán las organizaciones sociales, políticas y sindicales para monitorear el acuerdo sellado por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y algunas cadenas de supermercados. “Tenemos que empoderar a la sociedad de sus verdaderos derechos, de sus conquistas y de sus obligaciones, y no debe haber obligación más importante que cuidar esos derechos y esas obligaciones”, aseguró apuntalando el objetivo central de su propuesta.
El acto estuvo marcado por la presencia de las organizaciones sociales y políticas que participarán del plan cuando se despliegue en los cincuenta municipios que cubren a casi 19 millones de personas. Junto a la Presidenta estuvieron Moreno; el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, y el viceministro de Economía, Axel Kicillof, entre otros funcionarios.
“Tenemos diez años de convenciones colectivas de trabajo, de salario mínimo vital y móvil y eso es lo que tenemos que cuidar”, sostuvo haciendo un repaso por algunos de los logros que el kirchnerismo impulsó desde la llegada de Néstor Kirchner a la presidencia, en 2003. “Tenemos que ser muy conscientes del momento que vive el mundo, de las cosas que hemos logrado, para que no dependan de la voluntad de un gobierno sino que sean derechos conquistados por el pueblo”, agregó haciendo foco nuevamente en la necesidad de que la sociedad se organice y defienda los derechos adquiridos en la última década.
Ante la convocatoria a las organizaciones sociales, políticas y sindicales para fiscalizar los precios, la Presidenta anunció que había recibido solicitudes de otros sectores. “Me comenzaron a llegar a mi cuenta de mail y de Twitter que había jubilados”, que querían sumarse. “Los centros de jubilados tienen una actividad formidable y tienen más tiempo por allí que el resto para trabajar y participar”, destacó, sumando a los trabajadores pasivos a la tarea. Luego recordó que cuando adelantó que se iba a poner en práctica Mirar para Cuidar habló de “iglesias y movimientos políticos juveniles porque habíamos tenido la experiencia de las inundaciones en La Plata”, tomando como ejemplo las tareas solidarias desarrolladas para asistir a los damnificados por las lluvias a principios de abril. “Esperamos que la Iglesia Católica pueda participar porque todo forma parte de ocuparse precisamente de los que tienen mayores necesidades”, señaló luego de explicar que ya le habían enviado una invitación a Cáritas para que forme parte del operativo de control.
“Estamos convencidos de que esto no es una organización del Gobierno. El Gobierno quiere que la sociedad se organice, que esto es lo importante. Porque los gobiernos cambian, pero los que tienen que cuidar las cosas son ustedes, que van a permanecer siempre”, destacó, sacando a relucir el concepto central de la propuesta que contiene el plan. “Claro, empezaron a querer asustar a la gente, pero muy tontamente”, acusó la Presidenta a sectores de la oposición y algunos medios de comunicación. “Se la pasaron agitando el problema de los precios y la inflación y cuando decidimos hacer políticas contra eso, parece ser que pasamos a convertirnos en el soviet. Tienen tan poca imaginación, están tan enfermos de odio, que se envuelven con sus propias palabras y sus propios juegos”, agregó en la misma línea.
“Lo importante es que la organización va desde el municipio junto con jóvenes y jubilados y algún miembro de la Iglesia como para que todos juntos ayudemos a hacer las cosas bien”, aseguró, dando una idea de la conformación de los grupos que visitarán los supermercados para evaluar si se cumple con el acuerdo. “Esta es una campaña de la que tienen que participar también los empresarios”, insistió Fernández de Kirchner, que ya los había convocado en primera instancia y a quienes sindicó también como quienes “ponen los precios”. “Y tenemos que aprender a desdramatizar las cosas, a no horrorizarnos porque los empresarios o los comerciantes quieren ganar mucha plata, a no horrorizarnos porque los trabajadores quieran mayor cantidad de sueldo”, puntualizó y agregó que “son los conflictos naturales y saludables que tiene una sociedad. Cuando nadie discute nada, para mí es como la paz de los cementerios, que nunca es saludable para nadie”, sentenció.
“Recuperar la alegría, recuperar la capacidad de organización, de solidaridad”, remarcó luego de alabar la fiesta del 25 de Mayo “sin un incidente”. Luego sostuvo que se trataba de “mirar por la Argentina y mirar por la Argentina es cuidar y mirarnos a nosotros mismos, a los cuarenta millones de argentinos que estamos de pie en un mundo complicado”, desatando los aplausos antes de finalizar el acto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada