miércoles, 23 de julio de 2014

Juliana Di Tullio: "Macri no le miente a la gente; es el único que dice lo que haría si fuese presidente"

Juliana Di Tullio: "Macri no le miente a la gente; es el único que dice lo que haría si fuese presidente"

Aunque se siente en "las antípodas" del Pro, la líder del oficialismo en Diputados diferencia al jefe de gobierno porteño del resto de la oposición; defiende a Amado Boudou y asegura que desconoce la existencia de "internas" en la Casa Rosada
Por   | LA NACION
En una oficina del tercer piso del Congreso hay imágenes de Néstor Kirchner. La figura de Juan Domingo Perón viste una de las paredes. Una foto de la Presidenta se ubica en un estante de la biblioteca. Un retrato recuerda al cineasta Leonardo Favio en una mesa. Junto al monitor, aparece una fotografía de unas vacaciones en familia. Quien entre al despacho de Juliana Di Tullio no podría sospechar que la jefa del bloque del Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados reniega de las fotos. Ella misma evita posar ante el lente. Critica las interpretaciones políticas de las fotos que se sacaron juntos en los últimos mesesCristina Kirchner y Maurcio Macri y se siente en las "antípodas" del Pro. Pero rescata una virtud del jefe de gobierno porteño que, sostiene, lo diferencia del resto de la oposición. "Es el único que dice qué haría si fuese presidente. Por lo menos, no le miente a la gente", remarca, durante una entrevista con LA NACION.
Cuando responde sobre la inflación, las suspensiones y los despidos, la legisladora recurre a una metáfora utilizada por la Presidenta en sus discursos. "No hay que sacar solo fotos, hay que mirar la película", dice. Defiende a Amado Boudou , procesado en el caso Ciccone, y niega que el kirchnerismo le vaya a "soltar la mano" al vicepresidente.
-La economía está atravesando una situación delicada. Al conflicto con los fondos buitre que podría derivar en un default, se suman la creciente inflación, la recesión, las suspensiones y despidos. ¿El Gobierno le deja una herencia pesada al próximo presidente?
-No, son situaciones que atraviesa la región en general. La economía tiene síntomas saludables, no alarmantes. Los niveles de desempleo son los más bajos de la región y del mundo. Hay que leer correctamente la realidad, no sacar fotos y datos para dibujar la realidad. Este gobierno va a dejar un país infinitamente mejor al que recibimos, que tiene para resolver problemas nuevos y viejos. No hemos resuelto todo, ni todo nos ha salido bien, pero es una Argentina diferente a la que recibimos.
-Tras el procesamiento, el oficialismo le pidió a Boudou que no presidiera una sesión en el Senado y el ministro Florencio Randazzo dijo que su situación "no le hace bien" al Gobierno. ¿El kirchnerismo le suelta la mano al vicepresidente?
-No, definitivamente no. No sé qué dijo Randazzo. En lo que le toca a esta Cámara y a esta diputada, rechazamos in limine todos los pedidos de juicio político que hizo la oposición porque estamos convencidos de que hay un proceso que tiene que ir por el carril de la sede judicial. Hay un procesamiento, pero eso no significa que sea culpable. Y no veo en qué forma el vicepresidente de la República puede interferir o inferir en términos de gobierno, en qué casos concretos podría hacerle daño al Gobierno.
- Y, por ejemplo, cuando el vicepresidente, que está procesado por un hecho de corrupción, queda a cargo del Ejecutivo...
-Y lo hizo. Hay una demanda, un juicio que está en proceso y una apelación de un procesamiento. Boudou ya fue juzgado, no en sede judicial, sino mediáticamente. Eso no significa que pierda de vista que la presunción de inocencia, que establece la Constitución, es un principio rector en este país. Hasta que no haya una sentencia firme, tenemos presunción de inocencia. Y lo voy a respetar.
-En una entrevista con Marcelo Longobardi, la diputada Adela Segarra (FPV) aseguró que cuando el Congreso estatizó a la ex Ciccone, la empresa estaba en manos de "la familia Ciccone". ¿Usted sabía que el Estado le estaba comprando la imprenta a The Old Found?
-El sentido del proyecto de ley es el interés nacional. Es decir, tener soberanía monetaria en tu propio país. Cuando se expropia, muchas veces, no se sabe quién es el dueño. Como ocurrió, por ejemplo, en el caso del mural de Siqueiros. La Justicia resolverá quién es el dueño de la ex Ciccone. Muchos levantaron la mano cuando nosotros expropiamos y dijeron "el dueño soy yo", como fue el caso de Raúl Moneta. No es del interés del Congreso saber quién es el dueño de la empresa que se va a expropiar.
-Pero debería haber sido interés del Estado saber a quién se le estaba comprando la imprenta para hacer billetes...
-¡No! El Estado tiene un interés superior que es tener soberanía monetaria, poder imprimir moneda nacional. Ese fue el interés del Estado. Será el Poder Judicial el que diga quién es el dueño de Valores Sudamericana S.A.
 
La jefa del bloque de Diputados del kirchnerismo recibió a LA NACION en su despacho del Congreso. Foto: LA NACION / Ezequiel Muñoz
 
-Hace poco, Boudou habló de los "machos del off". ¿Hay internas en el Gobierno?
-No sé, no conozco internas en el Gobierno. No sé ni a qué se refiere.
-Dijo que hay funcionarios que hablan en off the record con periodistas para perjudicarlo.
-Habría que preguntarle al vicepresidente. Me excede interpretar una frase de Boudou. Yo no veo las internas. Uno puede tener diferencias sobre distintos temas, pero internas con respecto a qué.
-Al parecer, el vicepresidente apuntaba a alguien del Gobierno como responsable por su situación judicial.
-Para mí, sería un exceso de imaginación.
-¿Quién le gustaría que fuera candidato a presidente del kirchnerismo en 2015?
-No hay candidatos, son hombres que han expresado voluntad de "ser". Eso se dirimirá en las primarias. La ley de reforma política dice que en mayo del año que viene se anotan los partidos, después hay precandidatos y luego, internas. Veré qué hago en ese momento. No tengo ansiedades ni candidato.
-¿La Presidenta será quien defina los nombres de los candidatos del oficialismo?
-No, las internas son las que definen. Sin lugar a dudas, la Presidenta tiene una gravitación política muy importante en nuestro espacio. No es mi jefa política de hoy o de ayer, es mi jefa después de 2015. Para mí es muy importante lo que ella diga.
-¿Qué le produce ver a la Presidenta tan cerca de Macri?
-Cristina no está cerca de Macri, ni Macri está cerca de Cristina. Es una equivocación tomar fotos para hacer una lectura de la realidad. Hay situaciones institucionales que ponen una foto, pero eso no significa que haya un acercamiento.
-Pero hay un mayor diálogo entre ellos, hubo una reunión secreta en Olivos.
-Me parece un exceso de interpretación pensar que una foto en la inauguración de un tramo de una autopista implica un acercamiento político entre la Presidenta y Macri. Históricamente ha habido y hay diferencias entre ellos. ¿Qué puntos en común puede tener un proyecto político con el otro? Me siento en las antípodas del Pro y ellos se sienten en las antípodas del peronismo.
-Hay quienes piensan que Cristina Kirchner prefiere un escenario con Macri como presidente en 2015 para un eventual regreso al poder en 2019...
-La diferencia que tiene Macri con respecto al resto de los espacios políticos es que él dice claramente lo que va a hacer si algún día es gobierno. Si le preguntás sobre las AFJP, dice que es un tema privado y público. Y no está de acuerdo con la ley de medios. El hombre habla con la verdad, con lo que es. Es el único que dice qué haría si fuera gobierno. Eso es lo que hace peligrosa al resto de la oposición, que no dice de ninguna manera qué es lo que va a hacer. La única agenda que tiene la oposición es ver cómo le hacen daño a este gobierno.
-Entonces lo ve a Macri mejor preparado que el resto de la oposición para ser presidente.
-No. ¿Cuál es la diferencia entre Macri y el resto de la oposición? Desde su lugar -interpreto que ese espacio es de derecha-, él dice qué es lo que haría si fuera gobierno. Por lo menos, no le miente a la gente. Cuando le preguntás, contesta. No es el caso del resto de los candidatos.
-Usted dice saber qué haría Macri si llegara a presidente. ¿Con Scioli también tiene esa sensación?
-Es un hombre de este espacio político que dice que tiene la voluntad de ser presidente. Cuando se le pregunta sobre temas que este gobierno ha resuelto, el hombre se identifica con ese proceso político. Obviamente, no lo dudo.
-En un eventual ballotage, ¿votaría a Scioli o a Sergio Massa?
-No creo que haya ballotage. Este proyecto político va a ser nuevamente gobierno en 2015. No veo ninguna fuerza preparada en la Argentina para ser gobierno que no sea el oficialismo, que pueda resolver los problemas del país.
-¿Dice que el kirchnerismo va a ganar en primera vuelta a pesar de la derrota que sufrió en las legislativas del año pasado?
-En 2009 también perdimos las legislativas y mirá lo que pasó en 2011. No se puede comparar una elección legislativa con una presidencial.
-Pero la situación de la economía es distinta a la de 2011.
-Sí, es otra. No veo ningún espacio político en condiciones de generar ninguna buena respuesta a los problemas nuevos o estructurales de la Argentina. La oposición demuestra irresponsabilidad, tiene contradicciones todo el tiempo. No veo una oposición preparada para gobernar.
-El diputado nacional Leonardo Grosso (FPV) y el CELS criticaron a Sergio Berni por los operativos para desalojar piquetes en la autopista Panamericana y en la General Paz. ¿Es el funcionario menos kirchnerista en el plano ideológico?
-¡No! [se ríe y se relaja en el sillón] Berni pertenece a este proyecto político desde el gobierno de Santa Cruz y la intendencia de Río Gallegos de Néstor Kirchner. Nadie puede dudar de su pertenencia a este espacio político. Lo que sí creo que hay dos derechos que se contraponen, y no es fácil resolverlo..

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada