domingo, 27 de julio de 2014

Las "caravanas de compras" ilegales, un nuevo negocio millonario en la frontera

Lucha contra el contrabando / Mercaderías destinadas a las "saladitas"

Las "caravanas de compras" ilegales, un nuevo negocio millonario en la frontera

Los llamados paseros llevan los bultos por campo traviesa y los cargan en ómnibus, camiones y utilitarios que esperan en rutas lejanas; la Gendarmería Nacional ya secuestró $ 110 millones en mercaderías en sólo seis meses
Por   | LA NACION
Se trata de un verdadero negocio millonario. Al eslabón más bajo, conocidos como los paseros, le pagan por bulto. La mercadería que ingresa clandestinamente en el país, por Salta, en la frontera con Bolivia, viaja en las denominadas "caravanas de compras" para abastecer al gran mercado de La Salada, en el conurbano, y a otras "saladitas" del interior del país.
Para evitar el primer puesto de control en la ruta de la Gendarmería Nacional, según pudo saber LA NACION, las organizaciones dedicadas alcontrabando de ropa, calzado y artículos de bazar y de juguetería crearon lo que denominaron "by pass", una suerte de postas que hacen los paseros a campo traviesa hasta el lugar elegido para subir la carga en ómnibus, camiones y vehículos utilitarios, que la llevarán a destino.
Para combatir las "caravanas de compras" que ingresan ilegalmente mercadería "trucha" en la Argentina, el Ministerio de Seguridad de la Nación decidió que la Gendarmería Nacional instrumentara una serie de controles sorpresivos y simultáneos en distintas rutas del país para evitar el avance del contrabando.
Este oscuro negocio es muy redituable: desde el 24 de enero pasado y hasta el 15 de este mes, los gendarmes secuestraron mercadería por un valor superior a los 110.000.000 de pesos, según confiaron a LA NACION fuentes del Ministerio de Seguridad de la Nación.
"Se trata de mercadería que llega desde China por el Pacífico a Chile y Perú, para después ingresar en Bolivia. En la Argentina entra ilegalmente por la zona de Aguas Blancas", explicó una fuente oficial.
La decisión de los controles sorpresa en varias rutas del interior se tomó luego de graves hechos de violencia vividos en San Ramón de la Nueva Orán, en Salta, cuando gendarmes intentaron hacer operativos de control de los "tours de compras".
"Los paseros defienden lo que ellos sienten, que es su fuente laboral. El dinero que obtienen pasando las bolsas de mercadería y haciendo los «by pass» no lo ganarían nunca trabajando en los campos ni en las fincas. Haciendo de paseros ganan diez veces lo que en otros trabajos. Para ellos es un trabajo legal ingresar la mercadería por pasos fronterizos no habilitados", explicó una calificada fuente de la Gendarmería Nacional.
Se agregó que por cada bulto con mercadería que cargan en sus hombros, los paseros cobran hasta $ 250. Por día hacen tres o cuatros pasadas, en la zona de Aguas Blancas.

CÓDIGO PASERO: NO LLEVAN DROGA

Otra fuente del Ministerio de Seguridad sostuvo: "Toda acción policial para evitar el contrabando o el ingreso de mercadería que viola la ley de marcas provocaba una fuerte reacción social. Se decidió entonces hacer controles sorpresa en diferentes rutas.
Las caravanas de vehículos que salían desde Aguas Blancas llevan todo tipo de mercadería: ropa, calzado, juguetes, artículos de cocina, medias y acolchados, artículos de bazar, marroquinería y artículos de electrónica.
Una alta fuente de la Gendarmería Nacional afirmó a LA NACION que los paseros o bagayeros no pasan droga entre sus bultos. "Se comprometieron a no trabajar para organizaciones de narcotraficantes", explicaron los voceros consultados.
Después de los primeros controles sorpresivos, las organizaciones comenzaron a variar su metodología, dejaron de contratar ómnibus y decidieron elegir vehículos utilitarios para trasladar la mercadería.
Además, algunas bandas más organizadas idearon metodologías para intentar eludir a los gendarmes: envían un automóvil "limpio", es decir sin mercadería ingresada ilegalmente, para que haga una especie de "observación del terreno" y alerte dónde están los controles móviles para así cambiar de rumbo.
"Estas organizaciones varían siempre sus recorridos y tratan de encontrar distintas vías alternativas para esquivar los controles de las fuerzas de seguridad. Capacitamos permanentemente a nuestros hombres, que están desplegados en las zonas de frontera, para prevenir y combatir de forma eficaz este delito", sostuvo en un comunicado de prensa el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni.
Por ejemplo, solamente en mayo pasado, la Gendarmería Nacional interceptó doce ómnibus y un camión, luego de operativos realizados en La Rioja, Santiago del Estero, Entre Ríos, San Juan, Córdoba, Jujuy, Formosa, Chaco y en las ciudades bonaerenses como Colón y Zárate.
También hubo operativos en Pergamino y en la Autopista del Oeste, en territorio bonaerense; en Paso de los Libres, en Corrientes.
"Hubo controles en 30 lugares distintos del país, en diferentes rutas, con puestos móviles. Además de los 110.000.000 de pesos en mercadería, se hicieron 1400 partes de contrabando y 1200 infracciones al Código Aduanero", afirmó la fuente de la Gendarmería Nacional.

LOS NÚMEROS DEL CONTRABANDO EN LA FRONTERA

110 Millones
Es el monto de lo secuestrado por la Gendarmería en lo que va del año en su combate contra las "caravanas de compras"
250 pesos
Hasta esa cifra pueden pedir los paseros para pasar un bulto de contrabando
30 Operativos
Son los procedimientos sorpresivos de la Gendarmería en diez provincias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada