domingo, 27 de julio de 2014

Revuelo en la política santafesina por el intento de reforma electoral

Revuelo en la política santafesina por el intento de reforma electoral

El oficialismo socialista admitió que vería con buenos ojos una reforma al sistema de boleta única que permita unir las categorías a gobernador y a diputado provincial.

Sectores internos del PS y de la UCR tomaron distancia de las intenciones de reformar el sistema.
Por Mauricio Maronna / La Capital
El oficialismo socialista admitió que vería con buenos ojos una reforma al sistema de boleta única que permita unir las categorías a gobernador y a diputado provincial, al tiempo que desde otros sectores del Frente Progresista y de la oposición salieron a rechazar cualquier intento de modificación.
El informe que LaCapital publicó ayer en exclusiva sobre una reunión entre los principales dirigentes del Partido Socialista y de la Unión Cívica Radical para analizar posibles cambios en la ley electoral generó revuelo en diversos ámbitos de la política santafesina. Temprano por la mañana, el diputado provincial Eduardo Di Pollina dijo que el sistema de boleta única era "perfectible" y admitió que convendría para los comicios de 2015 unir las boletas a gobernador y diputado provincial. "Sería coherente con lo que dice la Constitución de la provincia", apuntó Di Pollina.
"Todo es materia de análisis, y lo tenemos que definir orgánicamente adentro del Frente Progresista. Todos son posibles y tenemos que llegar a un acuerdo para poder avanzar: si estamos de acuerdo o no con pegar la boleta a diputado con la de gobernador, si el 3 por ciento de piso que está establecido en el sistema electoral general se aplica a las primarias y el tema de la financiación de las campañas", blanqueó el legislador y ex presidente de la Cámara de Diputados, que admitió todo lo que este diario reveló en su edición del sábado.
"Lo que se reproduce, y muy bien, en LaCapital, fue una reunión que tuvimos todos nosotros, bilateral, entre el PS y la UCR. Evidentemente alguien lo hizo público", señaló al programa La Mañana Entera, de La Red.
Por su parte, el senador Miguel Lifschitz se pronunció a favor de "un piso mínimo que garantice que quienes pasan a la ronda siguiente, a la elección general, tengan un mínimo de apoyo ciudadano como para poder estar en esa situación, en esa condición. Si no es muy fácil, cualquier persona, sin ningún respaldo, sin ningún antecedente, casi sin tener partido, presenta una candidatura, tiene financiamiento gratis y, cualquiera sea la cantidad de votos, puede entrar finalmente en la distribución".
La voz disonante adentro del socialismo partió desde el presidente del Concejo Municipal rosarino, Miguel Zamarini, quien salió al cruce de posibles modificaciones en el sistema electoral. "Instamos a los legisladores provinciales a retomar otros debates mucho más necesarios que tienen pendientes como la autonomía de Rosario y las concejalías que representen a los barrios, por citar meros ejemplos", señaló. Asimismo, el dirigente socialista tuvo conceptos elogiosos hacia la boleta única, a la que calificó como "un sistema de avanzada que ha transparentado la política santafesina. Costó mucho llegar a una modalidad más justa y equitativa como para realizar modificaciones de esta magnitud". Por otra parte, remarcó la necesidad de que exista publicidad gratuita para todos los partidos políticos en los comicios municipales y provinciales.
Desde el sector de Rubén Giustiniani, su compañero de ruta Sergio Liberati, apuntó que cambiar el sistema de boleta única "es una burla a la ciudadanía que le dio su total aprobación. La boleta única le ha dado a la gente la decisión que antes tenían los aparatos partidarios. Cambiarlo sería retroceder". Otros de los puntos que remarcó Liberati tiene que ver con el financiamiento público de la campañas electorales y dijo: "Comparto con Pablo Javkin cuando asegura que esta modificación abre la puerta a que el dinero del juego y el narcotráfico las financien".
El que también se expresó sobre ese punto fue Lifschitz, quien le dijo a Bigote Acosta, en radio La Red: "No hay que llevar las cosas a extremos. Yo no creo que, por lo menos en las campañas santafesinas, haya plata del narcotráfico, en ningún partido. Pero más allá de esto, comparto que hay que darles transparencia a las campañas electorales y a toda la actividad de los partidos políticos. Y por eso me parece que es una buena iniciativa en la medida en que esté regulada, justamente, para evitar que los dineros de los ciudadanos terminen en cualquier lugar, menos en donde tiene que terminar".
Desde el radicalismo tomó partido en la discusión el concejal Jorge Boasso. "El sistema de boleta única fue un gran avance para lograr mayor transparencia, al permitir y favorecer la presentación de listas con candidatos que no pertenezcan a las estructuras anquilosadas y que el elector tenga mayor libertad para elegir. Se impiden los contubernios y la dedocracia, justificadas con la remanida frase «lo decidió el partido»". El edil les apuntó todos los cañones al socialismo y a un sector de su partido. Y adjetivó: "No me extraña que el socialismo quiera pegar boletas únicas, creando la boleta única sábana, tampoco me extraña ni me sorprende que use siempre a algunos radicales que le hagan el favor de poner la cabeza y vayan al frente con proyectos de modificaciones del sistema. Son los que no pueden encabezar listas porque sencillamente no los votaría ni la familia. Son proclives a las adjudicaciones directas de los cargos. Es decir los viejos métodos de la política que hay que desterrar".
La cuestión se instaló durante todo el día en las redes sociales y en algunos medios y se transformó en el primer ítem polémico camino las elecciones de 2015. Incluso, LaCapital pudo saber que en el Senado tuvo ingreso por despacho un proyecto del legislador Alcides Calvo que proponía algunas modificaciones de piso electoral, pero que fue postergado para mejor ocasión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada