jueves, 30 de enero de 2014

La Presidente fue diagnosticada con bursitis del trocánter izquierdo y deberá hacer tratamiento fisio-kinésico

La Presidente fue diagnosticada con bursitis del trocánter izquierdo y deberá hacer tratamiento fisio-kinésico

Cristina Kirchner concurrió ayer al Hospital Austral. Le practicaron una tomografía abdominal, un bloqueo radicular y dos extracciones de sangre, según supo Infobae. En qué consiste la dolencia que padece en la zona de la cadera
La jefa de Estado permaneció anoche por un lapso de más de tres horas en el Hospital Universitario Austral, de la localidad bonaerense de Pilar, donde le practicaron una tomografía abdominal, un bloqueo radicular y dos extracciones de sangre, según supo Infobae.
El bloqueo radicular consiste en la colocación, habitualmente, de un corticoide de acción prolongada junto con un anestésico alrededor de una raíz nerviosa, lo que controla inmediatamente el dolor agudo y produce un gran alivio al paciente.
De acuerdo al segundo comunicado que difundió Presidencia, y que lleva las firmas de Carlos Autorino, Ruy Lloyd y Federico Burgo, del equipo de cadera y columna del Austral, "luego de examinar a la doctora Cristina Kirchner y evaluar los estudios radiológicos y de resonancia magnética nuclear se ha observado una imagen compatible con una bursitis del trocánter izquierdo".
Ante ese cuadro, los especialistas le indicaron a la jefa de Estado un "tratamiento fisio-kinésico" al tiempo que "será controlada periódicamente para constatar su evolución". La mandataria se retiró del establecimiento rumbo a la Quinta de Olivos a las cero horas 12 minutos de hoy.
En qué consiste una bursitis del trocánter izquierdo
De acuerdo a sitios especializados, se trata de una patología "no grave" que afecta mayormente a las mujeres y a los deportistas.
Es la inflamación de las estructuras que cubren el trocánter mayor, que es la parte más externa de la cadera. Se ubica en la región lateral del muslo, especificamente entre el glúteo y la ingle.
Esta afección es dolorosa y la molestia se traduce habitualmente en un síntoma que es persistente como intermitente, pudiendo presentarse en actividades importantes y a veces en reposo.
La bursa del trocánter mayor se puede inflamar por distintas causas, según los médicos: por trauma (recibir un golpe allí), exceso de actividad física, aumento de peso, entre otras.
Entre los cuidados, se recomienda reposo, mantener la cadera quieta tanto como sea posible porque disminuye la inflamación y evita que la bursitis empeore. También se aconseja no realizar actividades que agraven el dolor, como subir escaleras.
La fisioterapia sirve para que la bursitis mejore con más rapidez así como las infiltraciones de corticoides y anestésicos, tal como le practicaron a la mandataria a través de la técnica de bloqueo radicular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada