viernes, 31 de enero de 2014

que poco que le queda a este gobernador

El Movimiento Evita rompió con Weretilneck tras el despido de un ministro
LPOEl gobernador echó a Ernesto Paillalef. “No vamos a tolerar destratos”, anunció la agrupación. El futuro de Vaca Narvaja.
El Movimiento Evita de Río Negro anunció su ruptura con el gobernador Alberto Weretilneck, luego de que éste echara al ministro de Desarrollo Social, Ernesto Paillalef, perteneciente a la agrupación que a nivel nacional dirige Emilio Pérsico.
Por eso, le había pedido a Paillalef que saque de su equipo a varios de sus colaboradores, todos ellos pertenecientes al Evita, en un claro intento de forzar su renuncia. En ese momento, la agrupación había manifestado que estaba “discutiendo de que manera restablecer los acuerdos preexistentes” con Weretilneck.
Pero la resistencia de Paillalef duró poco y esta semana el gobernador decidió echarlo. La medida provocó una inmediata reacción del Movimiento Evita que mediante un comunicado anunció su ruptura con el oficialismo rionegrino, al que acusó de cambiar su rumbo político.
“El Movimiento Evita como expresión kirchnerista en Río Negro ha decidido su alejamiento del gobierno provincial ya que se modificaron las condiciones que permitieron la pertenencia al mismo. El gobernador ha establecido nuevas alianzas”, sostiene la nota.
Además, la agrupación indica que la salida de Paillalef responde a “diferencias en las prioridades presupuestarias destinadas a la inversión social” y habla de una imposibilidad de “profundizar” políticas de protección de derechos sociales y generación de empleo.
“No vamos a tolerar destratos que no tienen correlato con el compromiso político asumido”, agrega el Evita, que en el comunicado menciona “palabras incumplidas” y “cambios bruscos en las ideas fundamentales” de la administración rionegrina.
Vaca Narvaja en la cuerda floja
Weretilneck anunció que el reemplazante de Paillalef será el legislador Ricardo Arroyo, un hombre de su extrema confianza. Tanta es la cercanía entre el nuevo ministro y el gobernador, que hace dos semanas Arroyo fue el encargado de expresar públicamente lo que el gobernador dice por lo bajo: que quiere afuera de su Gobierno al ministro de Obras Públicas, Fernando Vaca Narvaja.
En medio de una polémica por críticas del ex montonero al gobernador, Arroyo lo acusó de “hablar de más” y le pidió que presente la renuncia si no estaba cien por ciento comprometido con Weretilneck. Pero Vaca Narvaja lo desafió públicamente y se mantiene en el cargo gracias al respaldo del vicegobernador peronista Carlos Peralta.
Fuentes rionegrinas explicaron en ese momento a LPO que Weretilneck mantenía en el cargo a Vaca Narvaja para no poner en peligro su delicada alianza con el peronismo y en especial con el sector de Peralta, que es el único que públicamente apuesta a la reelección del dirigente del Frente Grande.
Es por eso que la designación de Arroyo fue interpretada por un gesto de Weretilneck para apurar la salida del ex montonero. Vaca Narvaja se anticipó a la movida y ayer emitió un comunicado en el que asegura "no tiene ninguna notificación sobre su alejamiento o separación del cargo" y que seguirá trabajando lo echen.
Pero, según el diario Río Negro, sólo resta que el gobernador se reúna con Peralta para anunciarle la decisión y ya suena el nombre de Julio Arrieta como nuevo ministro de Obras Públicas. Ayer, Weretilneck dio otra muestra de lo mal que está su relación con Vaca Narvaja cuando no lo convocó a una reunión con intendentes para hablar sobre la marcha de distintas obras. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada