miércoles, 26 de febrero de 2014

El ex prostíbulo del centro no está habilitado como hospedaje

El ex prostíbulo del centro no está habilitado como hospedaje

 El lugar no está registrado en la Municipalidad para funcionar como residencia. Fumis indicó que, en lo formal, sigue clausurado y reconoció que no hay un listado accesible de locales en regla

“Residencia estudiantil”. Así se publicitaba en avisos y en páginas web.“RESIDENCIA ESTUDIANTIL”. ASÍ SE PUBLICITABA EN AVISOS Y EN PÁGINAS WEB.
Victoria Rodríguez
Diario UNO de Santa Fe

Tras la denuncia de una joven que marcaba que un ex prostíbulo –clausurado en octubre pasado– se ofrecía como una residencia estudiantil para chicas, quedaron a la luz los riesgos de no contar con controles específicos sobre la actividad. Santa Fe es una ciudad donde funcionan tres universidades y una gran cantidad de institutos terciarios, por lo tanto, todos los años cientos de jóvenes de distintas provincias llegan para instalarse a cursar sus estudios superiores. Sin embargo, en los últimos tres años sólo se han registrado “cinco o seis” residencias colectivas y la Municipalidad no cuenta con un registro de ellas de fácil acceso para los santafesinos.


Sebastián Fumis, subsecretario de Industria y Comercio de la ciudad, explicó a Diario UNO que todas las personas que quieran abrir una residencia transitoria deben solicitar la habilitación correspondiente en la Municipalidad. Sin embargo, reconoció que no existen requerimientos específicos para esa actividad y que tampoco hay disponible un registro on line de los lugares habilitados. Además, confirmó que el dueño del inmueble ubicado en 4 de Enero 1.956 no solicitó el permiso y que, para la Municipalidad, ese espacio sigue clausurado. “Nosotros tenemos una figura dentro del Reglamento de Ordenamiento Urbano que rige la actividad que es la de residencia colectiva. Obviamente, las tenemos registradas como una actividad económica más”.


—¿Qué requisitos se deben cumplir para abrir un lugar de esas características?
—Se debe contar con las condiciones edilicias, eléctricas y de seguridad acordes para el servicio que presten. No hay requisitos específicos para la actividad. Los requisitos de ventilación de las habitaciones y la cantidad máxima de camas, por ejemplo, están dentro del reglamento de edificaciones y se verifica mediante los planos que se solicitan al momento de la inscripción. Pero eso es de rigor para toda actividad comercial.

—¿Cuántas residencias hay registradas en la ciudad?
—En los últimos años tenemos el registro de cinco o seis actividades en ese rubro. Y todas son de particulares.

De todas maneras, explicó que la búsqueda de los inmuebles es compleja porque, en el listado, bajo ese código hay muchos negocios afines como los hoteles. “En el registro de los últimos tres años tenemos cinco que pidieron la inscripción como residencias colectivas. Pero podría haber otras que se inscribieron antes”, indicó el subsecretario.


Sin habilitación
Cabe mencionar que la discusión sobre los controles que se realizan a las pensiones estudiantiles surgió a partir de que una joven oriunda de Córdoba contrató una habitación por internet en una residencia para chicas y, al llegar, constató que la misma funcionaba en un ex prostíbulo clausurado, donde se no se habían realizado reformas ni reacondicionamientos. De hecho, el propietario del inmueble (que es el mismo que figuraba como dueño del ex prostíbulo y hotel alojamiento) también colgó carteles en las universidades promocionando la pensión como VIP y sólo para mujeres.


Consultado sobre el caso puntual del prostíbulo que había sido clausurado el año pasado, Fumis dijo: “Tuvo un pedido de clausura. La actividad de alojamiento y confitería debió haber cesado. Pero puede estar cambiando a un rubro similar de alquiler de piezas. Si ha pasado lo que registran los medios, ha sido con prácticas lamentables porque no estaba inscripto como residencia colectiva. Para hacerlo debería haberse acercado a la Municipalidad a hacer el trámite y traer los planos para determinar la cantidad de camas y las medidas de seguridad con las que se debe contar”. Y agregó: “Si el inmueble está apto podría adaptarse a una residencia colectiva. Pero no hemos recibido el pedido y, para nosotros, ese local tiene una situación de clausura”.


Consultar al municipio
En relación a cuál es el lugar en el que se puede consultar qué inmuebles están habilitados y son controlados periódicamente por la Municipalidad, Fumis explicó que tanto los estudiantes como sus familiares, o cualquier otro interesado, pueden comunicarse con el Centro Único de Atención a Empresas, acercándose al municipio (Salta 2.951, planta baja) o llamando al teléfono 4508924. “Se pueden asegurar, por lo menos, de que los registros municipales tengan perfectamente habilitado el local y que el titular esté registrado en la Municipalidad”, señaló y agregó: “No tenemos un registro o un sitio web porque no lo hacemos con casi ninguna actividad. Pero cuando los padres consultan por una colonia de vacaciones o un transporte escolar siempre es bueno saber que se cuenta con la habilitación. Así que es una buena recomendación que consulten en la Municipalidad si la residencia colectiva está habilitada, pero lo mismo sucede con cualquier actividad que genere dudas”.

Por último, y en relación a si existen controles periódicos sobre las residencias que se habilitan, el funcionario aclaró que “sobre todas las actividades comerciales se hacen los controles de rutina. Los inspectores municipales suelen pasar y dejar asentado en el acta la visita y verificar los requisitos que se habilitaron oportunamente”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada