sábado, 22 de febrero de 2014

Muchos jóvenes se decidieron a progresar

EL PAIS › CRISTINA FERNANDEZ DE KIRCHNER PRECISO QUE EN EL PROGRAMA PROGRESAR YA HAY 504.752 ANOTADOS

Muchos jóvenes se decidieron a progresar

La Presidenta entregó ayer en Florencio Varela el primer certificado a un beneficiario del plan. También cuestionó a los formadores de precios y destacó el caso del librero que fue amenazado por no querer aumentar abusivamente.
 Por Nicolás Lantos

Más de medio millón de jóvenes de entre 18 y 24 años ya se inscribieron en el plan Progresar, que fomenta con una prestación económica el inicio o lacontinuidad de los estudios para aquellos que no trabajan, lo hacen en negro o tienen un salario menor al mínimo, vital y móvil. Según anunció ayer la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, desde que se puso en marchaeste mecanismo a fines de enero se anotaron 504.752 interesados en percibir el beneficio. “Este no fue un plan caprichoso, es una idea nacida de la lectura adecuada de los números que nos arrojaban los índices de desocupación donde la franja más importante se ubicaba precisamente entre los 18 y 24 años con un 18 por ciento”, explicó la mandataria durante el acto que protagonizó en la localidad bonaerense de Florencio Varela, donde también se refirió a la situación en Venezuela y volvió a criticar a los especuladores y a los formadores de precios.
“Al mismo tiempo que hemos cumplido, en este último trimestre del 2013, con el índice de desocupación más bajo desde 2003 hasta la fecha, 6,4 por ciento de desocupación, la franja entre los 18 y los 24 años tenía un porcentaje de desocupados del 18 por ciento. Esto fue lo que nos hizo tomar la decisión de absoluta justicia, de absoluta inversión social, de absoluto compromiso con el progreso y con el futuro de establecer el plan Progresar”, explicó Fernández de Kirchner, que también recordó que la mayor incidencia de la desocupación entre los jóvenes no es una problemática local, sino que “según cifras de la OIT, 73 millones de jóvenes en el mundo están buscando trabajo y tienen tres veces mayores posibilidades de estar desempleados que los adultos”.
El plan Progresar, anunciado por la Presidenta el 22 de enero, apunta a dar un soporte económico de 600 pesos mensuales a los jóvenes que no trabajan, trabajan en negro o no alcanzan el salario mínimo a cambio de que completen sus estudios primarios, secundarios, terciarios y universitarios. Al igual que sucede con la asignación por embarazo o la AUH, el 80 por ciento del beneficio se cobrará mensualmente a través de los cajeros del banco con una tarjeta especial y el 20 por ciento restante se liquidará dos veces por año contra la presentación de certificados de sanidad y escolaridad. De los más de 500 mil anotados en el plan, unos 185 mil ya están habilitados a comenzar a cobrar el beneficio desde el mes que viene por haber presentado la documentación que certifica sus estudios.
“Decían que era un programa para los nini; no, nini nada, hay 22 mil jóvenes que están terminando la escuela secundaria y que se anotaron como una ayuda para poder seguir estudiando en la universidad”, señaló ayer CFK. La matrícula del Ciclo Básico Común de la Universidad de Buenos Aires para este año saltó de 44.000 a 52.800 alumnos respecto de 2013, y todavía quedan unas cinco mil solicitudes remanentes para asignarles una vacantes. Según Jorge Ferronato, director del CBC, “hay varios factores que explican este aumento considerable de la matrícula, y el anuncio que hizo la Presidenta sobre el plan Progresar ha sido uno de los más importantes”.
La segunda pata del plan está centrada en la inserción laboral, por lo que, a las escuelas y universidades tradicionales se agregaron en todo el país centros de formación profesional y de oficios dependientes del Ministerio de Trabajo o de sindicatos, empresas y universidades para facilitar que los jóvenes beneficiarios puedan ingresar rápidamente en el mercado de trabajo. Por otra parte, los beneficiarios también podrán viajar con tarifa preferencial a través del sistema SUBE, al igual que sucede con beneficiarios de otros planes, jubilados y pensionados. El plan implica una inversión del Tesoro nacional de alrededor de 11.200 millones de pesos y, combinado con la AUH, supondrá una cobertura del 31 por ciento de los jóvenes del país, siendo éste el porcentaje más alto de la región.
El acto, que estaba originalmente previsto para el jueves por la tarde y fue pospuesto por motivos climáticos, se llevó a cabo ayer al mediodía en el polideportivo La Patriada, en Florencio Varela, y CFK hizo entrega en forma simbólica del primer certificado del plan Progresar de ese municipio, “una ciudad que se levantó desde las ruinas para seguir trabajando”, según dijo. Junto a la Presidenta estaban el intendente local, Julio Pereyra; el vicepresidente, Amado Boudou; el ministro de Economía, Axel Kicillof; el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli; el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y su vice, Gabriel Mariotto; y el titular de la Anses, Diego Bossio.
En su discurso, la mandataria sostuvo que “mientras haya un pobre en la patria estaremos en deuda con nuestra historia, nuestras ideas y convicciones”. En ese sentido, volvió a hablarles a los formadores de preciospara pedirles que moderen las remarcaciones: “No maten a la gallina de los huevos de oro que les ha dado muchísimos huevos, que ha engordado muchas canastas y les ha permitido hasta crecer e invertir en el exterior gracias a la rentabilidad que obtenían en la Argentina. No significa solidaridad, significa inteligencia, necesidad de seguir manteniendo y sosteniendo este crecimiento”.
Por último, mencionó que la Argentina ha “batido record en el año 2013 en producción de acero y cemento”, destacó la creación de parques industriales y polos tecnológicos y pidió a “todos los argentinos que tienen la suerte de estar un poco mejor que colaboren para que Argentina siga por este sendero, porque cuando torcimos el rumbo finalmente, salvo a muy poquitos, les terminó yendo mal a todos, más tarde o más temprano”. Bajo un calor que por momentos agobiaba, la mandataria concluyó: “Después algunos dicen que relatamos cosas, claro, pero nuestro relato se puede contar, en nuestro relato se pueden sentar, en nuestro relato se pueden curar, en nuestro relato se puede estudiar, en nuestro relato los chicos tienen un título, progreso y esperanzas de futuro”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada