domingo, 27 de febrero de 2011

hay dario o dormis poco,no tomas la leche a la mañana porque planteas cada cosa que pareces doña rosa

SE LARGO LA CARRERA
RUMBO AL 22 DE MAYO

Por: Darío H. Schueri –
Desde Santa Fe


Once aspirantes se
anotaron para intentar atravesar el Prime Time de las primarias del 22 de Mayo
para suceder al Gobernador Hermes Binner. Deberán competir ése Domingo aún
aquellos que no tengan internas en sus propios Partidos, ya que un desastroso
resultado en la primera vuelta difícilmente los posicione con chances para la
general del 24 de julio. Será, por ejemplo a nivel provincial, el caso del
mediático candidato del PRO Miguel Torres del Sel, quien acapara las
expectativas de propios y extraños, habiéndose transformado en una verdadera
incógnita para este turno electoral.

El resto de los
candidatos de los dos frentes electorales de donde se cree saldrá el próximo
Gobernador, se las tendrá que ver contra sus propios adversarios internos y un
intrincado sistema electoral que debuta el 22 de Mayo con cuatro candidatos por
cada Frente político, transformando la hoja “A4”, devenida en boleta única, en
un verdadero galimatías de números, logos, fotografías, nombres y casilleros
(inclusive para votar en blanco) que desafiará el ingenio del gobierno – y los
propios candidatos – para instruir a la población a fin de que no se cumplan los
presagios de quienes pronostican un abultado porcentaje de votos anulados que, a
los fines del sistema D`Hondt para seleccionar diputados y concejales, podría
deparar inimaginables sorpresas.

Con la presentación en
sociedad de sus respectivas listas, los principales aspirantes ya comienzan a
afinar motores para afrontar una campaña electoral de casi tres meses de
duración, con el debut  del nuevo sistema de boleta única, que echa
por tierra con todo lo conocido hasta hoy en materia de estrategias electorales
y publicitarias.

Por ejemplo, al entregar
el presidente de mesa a cada elector las categorías electivas por separado, se
termina el histórico arrastre del candidato a Gobernador o Intendente hacia su
lista colegiada, obligando a partir de ahora a quienes encabecen las listas de
diputados y concejales a ser tan reconocidos como el mismísimo candidato a
Gobernador o Intendente, para no caer en el estupor de que, por ejemplo, el
amplio caudal de votos que pueda obtener el candidato a Gobernador o Intendente,
no haya sido trasladado en igual medida a su grilla de diputados o concejales,
con lo cual podríamos tener conformaciones legislativas inéditas, partiendo del
propio parlamento provincial.

Deberán tener en cuenta
los diagramadores de campaña que el mayor o menor grado de confusión que pueda
causarle la novedad electoral entre los ciudadanos, podría llegar a incidir de
manera sustancial en la suerte de una propuesta electoral, sobremanera en las
grandes urbes con generosas ofertas de candidatos, o en aquellos lugares adonde
existan listas distritales o departamentales para una sola categoría (concejales
o senador), contempladas en el nuevo sistema.

Así las cosas, en el
caso de los candidatos a cargos ejecutivos (Gobernador e Intendentes) y
senadores, la imagen lo será todo, pues en la boleta aparecerá su fotografía
junto a los logos partidarios. Es así como la televisión y la cartelería en la
vía pública serán los medios casi excluyentes en esta nueva campaña electoral
basada en lo visual.

No pasará lo mismo con
los candidatos a diputados y concejales que no contarán con la ventaja de la
imagen facial, aunque bien se podría aprovechar el hecho de que esta vez solo
figurarán – por razones de espacio- el nombre del primero y/ o segundo (aún no
lo reglamentó el Tribunal Electoral) candidato, elemento novedoso que desvelará
a los publicistas, sobremanera en aquellas propuestas que se basarán casi
exclusivamente en la obtención de bancas ante la dificultad objetiva de pelear
la primera magistratura.

El ingenio y la
creatividad de los expertos en diseño de imagen y estrategias de campaña lo
pondrán a prueba las innumerables listas distritales y departamentales
inscriptas, que llevarán candidatos a concejales o senadores sin referencias
obligadas en gobernadores o intendentes; estos precandidatos “orejanos”, sumados
a los Partidos Vecinales, pueden llegar a complicarle las aspiraciones a más de
uno con el nuevo sistema de boleta única, máxime cuando estarán obligados a
participar de las primarias del 22 de mayo, entremezclándose con quienes lleven
candidatos ejecutivos.

La cuestión será como
bajar toda esta información, hasta ahora reservada para los Partidos y
candidatos, a los ciudadanos que normalmente comienzan a interesarse por las
elecciones pocos días antes de los comicios, confiando en muchos casos en lo que
ya no sucederá: la entrega del voto a domicilio o en el local partidario. Ahora
toda la responsabilidad cívica recaerá sobre el elector que deberá interesarse
por el mecanismo del nuevo sistema sino quiere que su intención electoral se vea
vulnerada involuntariamente por el nerviosismo o el desconocimiento, pudiendo
provocar un aluvión de votos impugnados; o en el caso de las elecciones
primarias, ante el temor del ridículo en el box de votación ante la gran
cantidad de nombres, directamente no asistiendo a votar.

En el Estado piensan que
el nuevo sistema no sería complicado de asimilar para el común de la gente,
acostumbrada a usar la tarjeta bancaria, el sms, Messenger, facebook; aunque no
habría que confiar demasiado en ello pues, si bien no hay estadísticas acerca de
la cantidad de gente que utiliza estas nuevas herramientas de las Tics
(tecnologías de la información y el conocimiento) es evidente que abarca a una
gran parte de la población, pero de ahí a presuponer que lo que en algunos casos
a muchas personas le llevó cierto tiempo la familiarización  (mandar un mensaje de texto, chatear por Messenger o facebook)
conviviendo con el sistema, es asimilable a un método de votación por el cual
sinceramente nadie se desvive, es cuanto menos arriesgado.

De todos modos, el
gobierno ya tiene diseñada una intensa campaña docente mediática, que
seguramente se sumará a las simulaciones que los Partidos políticos harán los
fines de semana en plazas y paseos y locales para familiarizar a la población
votante con la boleta única (que en verdad serán cuatro o cinco) plagada de
fotos, logos y casilleros, los boxes de votación (similares a los probadores de
prendas de las tiendas), la urna con múltiples compartimentos, el birome para
señalar las opciones y todo ello.

Una reciente encuesta
realizada en esta capital y Santo Tomé por la agencia Juan Nepote arrojó un 90%
de desconocimiento sobre el nuevo sistema, lo cual no es para alarmarse teniendo
en cuenta que recién este semana que se inicia el gobierno y los candidatos
comenzarán con la campaña de difusión.

Los candidatos y
precandidatos ya comienzan la ímproba tarea de seducir al electorado con sus
variadas propuestas para brindarle un mejor nivel de vida a sus conciudadanos (y
se supone a ellos mismos); en algunos casos apuntado a la descalificación del
adversario (sobremanera si forma parte del oficialismo), en otros con nuevas y
originales propuestas; aquellos – los menos – aceptando lo bueno realizado por
el gobierno de su comarca, resaltando lo pendiente y que ellos harían mejor; y
otros apostando al “voto descrédito” de la clase política, fuego con el que no
habría que jugar, porque del momento en que aceptan competir en una elección, ya
están jugando en política, y más les vale aprender sus códigos y secretos
pasadizos si no quieren sucumbir bajo sus hechizos creyendo que están cambiando
lo que, desde los griegos para acá, nadie pudo lograr: la manera de hacer
política.

Aunque justo es
reconocerlo: la democracia, hermana directa de la política, a pesar de vicios
encarnados en sociedades con gobernantes culturalmente autoritarios que la
degeneran, con el correr de los siglos y mientras no se detenga el grado de
instrucción de las sociedades que las torna más exigentes, se irá
perfeccionando.

El 22 de Mayo tenemos
otra cita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada