domingo, 27 de febrero de 2011

POR FIN ALGO ESTA CAMBIANDO Y ES IMPORTANTE.GRACIAS CRISTINA

Escuelas públicas, la matrícula crece más que en las privadas

27/02/11
Las porteñas aumentaron las  inscripciones 1,4% . Y las bonaerenses, 3%. Los privados, que  venían  subiendo fuerte en los últimos años, comienzan a estancarse. Dicen que  las causas son socioeconómicas.

Hasta hace poco las escuelas públicas porteñas y bonaerenses no dejaban de perder alumnos, mientras que las aulas del sector privado incrementaban su matrícula. Impulsadas por los paros, la falta de vacantes y la búsqueda de una mejor calidad educativa, en la salida de la crisis de 2001, muchas familias priorizaron la educación privada de sus hijos. Pero ahora la foto no es la misma: comienza a gestarse un cambio de tendencia. Las estadísticas de los últimos ocho años muestran que, por primera vez, en 2010, las estatales sumaron alumnos en un porcentaje mayor al que alcanzaron las privadas. Y las proyecciones para este año indican que es probable que esas marcas sean superadas. 
Las públicas de la Ciudad de Buenos Aires subieron, el último año, 1,4% (unos 4.400 alumnos) y las bonaerenses cerca del 3% (aproximadamente 96.000 chicos); en cambio las privadas crecieron apenas 0,5% en la Provincia (7.500) y 0,3% en Capital (1.000), lo que marca una importante caída en el crecimiento que supieron tener desde fines de los 90 con alguna pausa en la crisis de 2001. Las cifras abarcan los niveles inicial, primaria, secundaria y terciario.
¿Las causas? Los expertos afirman que es el resultado de un “mix” de factores, en su mayoría, socioeconómicos : desde el nivel de la pobreza (para el Indec es del 12% y según los privados está entre el 24 y el 31%) hasta la incidencia que marcó la asignación universal por hijo que el Gobierno paga desde diciembre de 2009 y que, según datos oficiales, ya abarca a 4,5 millones de menores de 18 años en todo el país .
Una de las razones de peso es el recurrente aumento de las cuotas de las privadas, con y sin subvención estatal. El año pasado subieron entre 15% y 35%  tanto en la Ciudad como en la Provincia.
Se suma también la vuelta de alumnos secundarios que habían abandonado la escuela; la atracción por la incorporación de las netbooks en las secundarias (una promesa que arrancó en 2007 y que en muchas escuelas que las recibieron no pudieron usarlas aún por la falta de infraestructura y personal idóneo); y el dictado de inglés en la primaria, como remarcó a Clarín  el propio director de Educación bonaerense, Mario Oporto. “Este aumento es el reflejo de la obligación de anotar a los chicos en la escuela para percibir la asignación universal y las políticas de inclusión”, destacó el funcionario.
Para Rafael Gagliano, del Centro de Documentación e Información Educativa de la Dirección de Escuelas bonaerense, las netbooks en las escuelas “es una atracción adicional para los chicos porque los familiariza con los medios que ellos usan en privado”.
En la Provincia, entre el 60 y el 70% de la población en edad escolar va a colegios del Estado. En la Ciudad, 50 y 50%, aproximadamente. “No hay que olvidar la cuestión demográfica: el escaso crecimiento poblacional de Capital de los últimos años muestra, sobre todo en las privadas, que la matrícula llegó a un tope, a una meseta ”, explica a Clarín , Augusto Trombetta, director de Estadística e Investigaciones del Ministerio de Educación porteño.
Axel Rivas, director del Programa de Educación del CIPPEC (Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento) aporta otras dos causas que motorizan este cambio de rumbo: la construcción de escuelas y la demanda social “en su mayoría de los sectores marginales urbanos”. Y subraya: “La escuela pública tiene un gran desafío: recibe a los chicos con las puertas abiertas pero tiene que brindarle nuevas pedagogías y contenidos para que no se vayan”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada