domingo, 29 de junio de 2014

Caso Ciccone: cómo sigue la causa que acorrala a Boudou

POLÍTICADOMINGO 29 DE JUNIO 2014

Caso Ciccone: cómo sigue la causa que acorrala a Boudou

Tras el terremoto político que significó el procesamiento de Amado Boudousu defensa confirmó que apelará . Y el abogado de Nicolás Ciccone prepara pedidos de nulidad que podrían beneficiar al funcionario kirchnerista
El juez federal Ariel Lijo desató sobre la medianoche del viernes la tormenta político-judicial más grave que enfrentó el kirchnerismo en sus 11 años de mandato, al procesar al vicepresidente de la Nación por los delitos de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con la función pública, en el marco de la causa por la adquisición de la imprenta de billetes Ciccone Calcográfica.
La decisión judicial es un hecho histórico que impacta no sólo en el corto plazo: podría tener efecto a a futuro porque abre la posibilidad de que el compañero de Cristina Kirchner sea sometido a juicio oral durante 2015, en plena campaña electoral.
Lo que comienza ahora es el tiempo de las apelaciones: la defensa de Boudou ya anunció que recurrirá el procesamiento por corrupción y acusó al magistrado federal de "prejuzgar", montar una "farsa" y redactar el fallo como "un cento de hadas para que los medios lo puedan reproducir".
El abogado Diego Pirota le endilgó a Lijo "tantísimas irregularidades", como el hecho de no respetar el "ejercicio de derecho de defensa" de los involucrados y consideró que el juez "ha materializado su animosidad en la resolución".
El letrado aseguró que Boudou "es plenamente consciente de lo que está pasando, lee las resoluciones", y remarcó que que "no había ninguna necesidad" de emitir un fallo de procesamiento "un viernes a las 11 de la noche, salvo por la situación de que el vicepresidente, a la 1 y media de la tarde, había pedido una ampliación de la indagatoria para la semana".
El vicepresidente de la Nación conoció la noticia de su procesamiento en Cuba, en el marco de una gira oficial
"Está claro que la resolución está redactada hace mucho tiempo; no se tomó ni en dos días ni en tres. Lo raro es que el martes pasado el juez estaba tomado todavía indagatorias, tenía pendiente hasta el día de ayer la de (el ex funcionario de Economía Guido) Forcieri y ya tenía redactado el procesamiento de esta gente", se quejó Pirota.
El abogado de Boudou, "esta es toda una farsa, toda una apariencia de ejercicios de derechos que nadie tuvo porque el juez tenía una decisión tomada". "Si un juez cita a una persona cuando está convencido de que esa persona es culpable de algo, deja poco margen a cualquier ciudadano para que enfrente un proceso judicial donde ese juez intervenga. Si el magistrado hace esto está prejuzgando, no está dejando que esa persona se defienda y eso es lo que hizo claramente este juez", disparó.
Denuncia de engaño
En tanto, la defensa de Nicolás Ciccone prepara una batería de pedidos de nulidad luego de que Lijo resolviera procesar al fundador de la imprenta por cohecho activo: el abogado Maximiliano Rusconi acusó al magistrado de haber engañado a su cliente, al argumentar que "un testigo no puede ser imputado", y consideró que la decisión generó "un escándalo procesal pocas veces visto".
"Los dichos que brindó Ciccone -como testigo- fueron usados para fundar la imputación. Esto transforma al llamado indagatoria, a la indagatoria a Ciccone y al procesamiento en actos procesales absolutamente nulos", disparó el asesor letrado, que, de tener éxito con su estrategia, podría anular parte del proceso y beneficiaría indirectamente a Boudou.
Nicolás Ciccone, ex dueño de la imprenta que imprimió billetes para el Estado, también fue procesado por el juez Ariel Lijo
Para Rusconi, "no hay un solo lugar" del proceso "donde no haya una violación normativa"; para fundamentarlo denunció que el magistrado "obligó" a su defendido "a declarar contra sí mismo, a que confíe el hecho con amplitud de relato e información, diciéndole que estaba bajo juramento" y luego usó esa información para procesarlo.
"Si hay riesgo de autoincriminación, el testigo tenía derecho a no seguir brindando información", enfatizó el letrado. Y agregó que "la garantía basal del sistema es la garantía a ningún ciudadano a declarar en contra se si mismo".
El jurista apuntó que "la gente dice que a Lijo hay que apoyarlo, pero no sabe que los caminos que ha tomado el juez son equivocados", ya que "un testigo no puede ser imputado y esto es básico".
Pese a ello, Rusconi afirmó que no van a denunciar al magistrado, porque "si el juez se equivoca, la Cámara (Federal) tendrá la posibilidad de corregir esto".
"La familia Ciccone es víctima porque hasta hace un tiempo tenía una empresa, con dificultades, con deudas, con problemas, con discusiones tributarias como cualquiera empresa en la Argentina, y el resultado de este proceso es que se quedó sin empresa", sentenció el jurista.
En manos de la Sala I de la Cámara Federal estará la decisión de revisar el procesamiento de Boudou, su amigoJosé María Núñez Carmona, el monotributista Alejandro Vandenbroele, los Ciccone (Nicolás y su yernoGuillermo Reinwick) y el funcionario de la AFIP, Rafael Resnick Brenner.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada