sábado, 29 de octubre de 2011

los traidores terminan asi siempre

francisco perez, gobernador electo de mendoza

"Cobos fue una bomba de humo que fracasó por apetencias personales"

Fue la mayor sorpresa provincial de las elecciones del domingo. Se siente parte del recambio generacional que impulsa la Presidenta.

Por Mariano Confalonieri
28/10/11 - 11:36
"Cobos fue una bomba de humo que fracasó por apetencias personales"Mimos. Cristina lo recordó el domingo triunfal en su discurso. Antes, lo había llevado en su comitiva a la ONU. El apoyo le rindió frutos.
Notas Relacionadas

Un joven de rápido ascenso


La ola de Cristina Kirchner llegó hasta Mendoza. Su candidato, Francisco “Paco” Pérez, le arrebató la Gobernación al radical Roberto Iglesias, que en las encuestas previas aparecía como el favorito entre los electores.
La jefa de Estado festejó esa victoria como pocas: detrás de Iglesias estaban el vicepresidente Julio Cobos (condenado al ostracismo por el oficialismo tras la 125) y el senador Ernesto Sanz. “Es un joven talentoso”, dijo CFK sobre Pérez el domingo a la noche durante su discurso en el Hotel Intercontinental.
Pérez era el delfín de la Casa Rosada. Lo respaldaron los ministros Amado Boudou y Julio De Vido, y el titular de la Anses, Diego Bossio. Antes de los comicios, Cristina lo incorporó a la reducida comitiva que la acompañó a la Asamblea General de la ONU. Una semana después, ella fue a Mendoza a inaugurar un tranvía. Y más tarde lo invitó a la Quinta de Olivos para filmar un spot de campaña.
En una entrevista con PERFIL, el mandatario electo sentenció: “Cobos fue una bomba de humo. Tuvo una oportunidad histórica, pero no apostó a la construcción colectiva”. Reconoció que el gobernador Celso Jaque cometió un error de comunicación antes de asumir al “generar demasiadas expectativas” en materia de seguridad, un tema sensible para los mendocinos. Y anticipó que apostará a la construcción de viviendas. Pérez obtuvo 45% de los votos contra el 33% de Iglesias. CFK sacó nueve puntos más que el candidato a gobernador.
—¿Cobos no tiene más incidencia política?
—Creo que Cobos tuvo una oportunidad histórica que le dieron Néstor y Cristina, y creo que por apetencias personales desmedidas fracasó. Fue una bomba de humo. No supo entender cómo se viene desarrollando la política argentina, donde se construye desde lo colectivo. En la escena provincial va a depender del radicalismo. Pero la gente en Mendoza mira para adelante, no mira para atrás. A los que derrotamos eran todos caudillos de los años 90.
—¿Por qué cree que Cristina apostó por usted?
—Creo que ella apuesta al recambio generacional. Mi último discurso fue en ese sentido: es la primera vez que en la historia de la politica mendocina se produce un grado de recambio generacional. Los candidatos a intendentes y legisladores son jóvenes.
—¿La imagen de Jaque se deterioró por la inseguridad?
—La gestión de Celso fue positiva. Pero a lo mejor el problema tuvo que ver con lo comunicacional, con la generación de una expectativa en campaña desmedida o inadecuada. Pero su gestión está bien vista. De hecho yo fui su ministro de Infraestructura y gané. Y recuperamos dos intendencias con candidatos que eran funcionarios provinciales.
—¿Su gestión va a ser distinta a la de Jaque?
—Yo la planteo como algo superador a la gestión de Jaque y a las anteriores. En el tema seguridad hay que ser prudentes. Hay que hacer hincapié en la construcción de viviendas y en trabajar para tener oferta hipotecaria.
—¿Por qué perdió Iglesias?
—Nosotros arrancamos con un 9 por ciento de intención de voto y ellos con un 54 por ciento. Pero tomaron una estrategia para antes de las primarias y otra para después, y eso los perjudicó. Apostaron al corte de boleta local. Pero se equivocaron y les terminó jugando en contra. Metieron un solo diputado. Nosotros metimos tres. Además nosotros hicimos una interna, a la que fueron a votar más de 120 mil personas. Sacamos más votos en la interna nosotros que Alfonsín en la elección. Ellos, además, se mostraron con Sanz y con Cobos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada