lunes, 31 de octubre de 2011

pobres radicales si barletta los dirige o se lo querran sacar de encima

TRAS EL FRACASO ELECTORAL, LOS RADICALES DISCUTEN COMO RENOVAR LA VIEJA ESTRUCTURA DEL COMITE NACIONAL

Lavado de cara para pasar el mal trago

Mientras continúan las autocríticas por la alianza con De Narváez, los dirigentes radicales negocian para reestructurar la conducción de la UCR. Sanz culmina su mandato como presidente del partido y propone a Barletta. Otros impulsan a Rozas, Morales y Alfonsín.
 
Por Sebastian Abrevaya
Después del fracaso electoral del domingo pasado, y con el 5 de diciembre como fecha de finalización del mandato del presidente de la UCR, Ernesto Sanz, los radicales se embarcaron en una profunda discusión interna para reformar y renovar la vieja estructura del Comité Nacional. Entre las modificaciones que se barajan, se estudia la elección de autoridades por el voto directo de los afiliados, la caducidad y convocatoria a elecciones de delegados en todas las provincias de manera simultánea y la constitución de una Comisión de Acción Política, integrada por distintos referentes que no necesariamente tengan cargos internos. Todavía no hay nombres consensuados para reemplazar a Sanz, aunque el intendente de Santa Fe, Mario Barletta, es sugerido por el senador mendocino para ese cargo. Si bien el grupo de intendentes encabezados por el cordobés Ramón Mestre apoyarían al mandatario santafesino, primero harán un encuentro nacional en el que definirán una postura unificada. Desde el alfonsinismo, en cambio, mencionan al jujeño Gerardo Morales, a Angel Rozas o al propio Alfonsín.
El 11,15 por ciento obtenido por el hijo del ex presidente Raúl Alfonsín en las elecciones de hace una semana generó en el radicalismo la necesidad de darle a la sociedad un mensaje político claro de renovación y comprensión del voto ciudadano. La renuncia a las candidaturas presidenciales de Julio Cobos y Ernesto Sanz en el primer semestre del año, sumada a la posterior derrota de Alfonsín, de-sembocaron en la actual crisis de los alineamientos políticos internos, que recién se están empezando a reconfigurar.
En ese contexto, los intendentes encabezados por Mestre se reunirán el próximo sábado 5 en Tanti, Córdoba. Participarán los mendocinos Víctor Fayad y Alfredo Cornejo, los bonaerenses Gustavo Posse, Mario Meoni y Héctor “Cachi” Gutiérrez, el neuquino Horacio “Pechi” Quiroga, el santafesino José Corral y Aída Ayala, de Resistencia, entre otros. Si bien provienen de distintas líneas internas, los une la vocación (y la necesidad) de establecerse como un grupo de poder interno que tenga peso en la toma de decisiones políticas. “Hace falta una renovación dirigencial muy profunda, los intendentes tienen que jugar un rol protagónico porque demostraron una real vocación de poder”, sentenció Mestre esta semana. “Si la UCR no escucha a los que tienen un vínculo directo con la ciudadanía y sólo se privilegia la rosca partidaria, será muy legal la elección de autoridades, pero no va a tener la legitimidad que necesita un partido que quiere reconstruirse”, insiste ante Página/12 otro intendente, que se consagró ganador el domingo 23.
Desde este grupo plantean una modificación de la Carga Orgánica para que pueda acceder a la presidencia del partido un dirigente que no forma parte del plenario de delegados del Comité Nacional. Según el texto, el presidente se elige entre los miembros de la asamblea de delegados, integrada por 102 representantes, cuatro por cada provincia más dos de la Franja Morada, dos de la Juventud Radical y dos de la organización de trabajadores radicales (hoy en día son 98 porque Santiago del Estero está intervenida). La idea que más consenso parece encontrar es la elección de las autoridades del Comité Nacional por vía del voto directo de los afiliados. Algo que también estudian los dirigentes del alfonsinismo. Podría ponderarse el voto por provincia, para que los distritos chicos no se vean desplazados por el caudal de votantes de Buenos Aires.
“El actual sistema pertenece a una época en la que no había medios de transporte y de comunicación modernos, en los que hacer una elección nacional era algo muy dificultoso”, asegura el titular del Comité Capital, Carlos Más Vélez, quien plantea la necesidad de “garantizar mayor participación, transparencia y equilibrio” para la renovación de autoridades.
El intendente de Junín, Mario Meoni, recuerda que “la mayoría de los delegados fueron elegidos hace casi un año y medio, en un momento en el que el radicalismo pensaba que podía ser gobierno”. Esto podría constituirse en un argumento para otra de las alternativas: la de caducar los actuales delegados y convocar a nuevas elecciones en los distintos distritos.
Cualquiera de estas opciones difícilmente pueda concretarse antes de que concluya Sanz su mandato, en los primeros días de diciembre. Las modificaciones deben ser aprobadas por la Convención Nacional, que está convocada para el 18 y 19 de noviembre, pero que no tiene estos puntos en su temario. La idea de prorrogar los plazos hasta marzo o abril para trabajar en esta reforma es resistida por el mendocino, que no quiere quedarse más tiempo al frente del Comité. Otra alternativa es elegir un presidente interino hasta que se concrete la reforma. El grupo de los ex miembros de la Coordinadora Nacional, Leopoldo Moreau, Federico Storani y Enrique “Coti” Nosiglia, deberá plantear también su postura.
Todavía resta mucho por discutir antes de que se encuentre un consenso mayoritario sobre el futuro radical. La disputa por la conducción de los bloques legislativos ya está en marcha, mientras que la política de alianzas es otro de los ejes conflictivos que debe debatir la UCR. Por ejemplo, si quiere afianzar su identidad y buscar posicionarse como principal opositor al kirchnerismo, acercarse al socialismo y establecer desde ahora un trabajo junto con fuerzas de centroizquierda o inclinarse hacia el PRO de Mauricio Macri, que parece, al menos por ahora, un número fijo en la línea de largada de 2015. En medio, y como ya es costumbre, no faltará la pirotecnia interna que producirá más de un sobresalto en el anecdotario radical.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada