sábado, 30 de octubre de 2010

bolsa de gatos

incertidumbre por las candidaturas presidenciales

El PJ Federal se mantiene expectante, pero sin señales de unidad con los K

Los referentes del sector mantienen silencio, pero son pesimistas sobre la posibilidad de una apertura del Gobierno a partir de ahora.

Por Rosario Ayerdi


Macri. Si el peronismo se une, podría perjudicarse. Pero si la muerte de Kirchner desactiva la candidatura de Scioli, podría beneficiarse.

Pese a la diversidad de voces dentro del mismo espacio y a las pocas coincidencias que vienen manteniendo, los dirigentes del Peronismo Federal se llamaron a silencio. Sin embargo, en los círculos más íntimos, ninguno escapa a los primeros análisis sobre el nuevo escenario que se abre por el fallecimiento de Néstor Kirchner el último miércoles y que tendrá un efecto decisivo en su espacio político.

Por ahora, los diferentes dirigentes creen que no es momento para mostrarse juntos y muchos de ellos ni siquiera se comunicaron telefónicamente entre sí, como es el caso de los diputados nacionales, Francisco de Narváez, Felipe Solá y el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, ex aliados en las últimas elecciones.
Sin embargo, todos concuerdan ante PERFIL que “la tarea del Peronismo Federal continúa. Este espacio tiene un proyecto de poder y es una alianza que se diferencia del Gobierno nacional. La muerte de Kirchner no lo complica ni lo apura”.
En tanto, pese a que las conjeturas son muchas y diversas, en los próximos quince días todos pondrán las miradas sobre la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. “Estamos expectantes ante lo que pueda decir el Gobierno, es cierto que las últimas actitudes del jefe de Gabinete (se comunicó con Julio Cobos y Eduardo Duhalde para pedirles que no asistan al velorio) son actitudes que nos complican un poco, pero fuera de eso, tenemos que esperar”, sostuvo Carlos Brown, hombre de confianza de Duhalde.
Un presidenciable explicó que “es imposible pedirles a los Kirchner racionalidad o convocatoria al diálogo. Al contrario, se van a radicalizar muchos más”. Este peronista opositor agregó que “es difícil vislumbrar cómo queda nuestro escenario cuando primero hay que ver cómo se desarrollan las internas propias de ellos. Tienen internas en el Gabinete, internas de intendentes con Hugo Moyano, internas de funcionarios con intendentes, y así sigue la lista porque son problemas que siempre tuvieron pero que Kirchner supo contener”.

Cambios. “Todos teníamos un discurso en el que en el espejo estaba Néstor, pero hay unos que lo utilizaban más que otros. En todos sus actos Duhalde decía que como él había traído ese loco, él se lo tenía que llevar. Ahora eso se le terminó”, sostuvo un legislador del espacio.
En caso de una unión del peronismo, los más perjudicados serían los candidatos presidenciables, Duhalde, Solá y los gobernadores Mario Das Neves y Alberto Rodríguez Saá, ya que perderían las posibilidades de postularse ante un candidato más fuerte. En tanto, a Carlos Reutemann (quien isnsite en no querer competir) la pérdida de un fuerte contrincante podría darle fuerza para finalmente postularse.
En el macrismo creen que las cualidades de posicionamiento del jefe de Gobierno siguen “intactas” y que no ven un escenario donde se baje de sus aspiraciones presidenciales. “No somos ellos, no los trajimos como Duhalde y no los traicionamos como Cobos”, planteó una de las espadas del líder de PRO. Sin embargo, ya observan un riesgo: que parte del PJ Federal vuelva al justicialismo, le niegue el apoyo al macrismo y le quite votos peronistas.
Por su parte, De Narváez ya se había bajado de la carrera presidencial, aunque su discurso era “anti K”. En caso de una unión peronista con Scioli como conductor podría beneficiarlo. Ya cuando en septiembre se comenzó a evaluar la posibilidad de que el gobernador bonaerense se presente como candidato a presidente, desde el entorno de De Narváez comenzaron a evaluar que hasta podrían compartir boleta, en caso de que el peronismo decida unificarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada