miércoles, 20 de octubre de 2010

el candidato inteligente

Mercier: "Falta trabajo decente y sobra ineficacia del Estado"
Mercier: "Según Descartes, nos falta sentido común. Según Keynes, nos sobra el juego...", dijo Mercier.
El senador por La Capital, Juan Carlos Mercier, participó como miembro expositor de las jornadas convocadas por la Pastoral Social del Arzobispado de la ciudad de Santa Fe, bajo el título "Hacia un Bicentenario en Justicia y Solidaridad".
En este marco, la disertación contó con la presencia del Arzobispo de la Ciudad de Santa Fe, Monseñor Arancedo, y la del Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina y Titular de Caritas, Obispo Jorge Casaretto y representantes de la Iglesia Católica y legisladores.

Bajo la denominación "Aportes desde el mundo de la Política a la construcción del País del Bicentenario", el Dr. Mercier realizó una exposición orientada al análisis del proceso que a nivel mundial se ha dado en las dos últimas décadas, destacando que "el trabajo indecente se utilizó como un mecanismo de manipulación a escala planetaria, y en el cual las grandes empresas utilizaron esta manipulación en desmedro de los derechos de los trabajadores en el mundo entero".

El senador provincial  recordó conceptos de  la Encíclica de Juan Pablo II "CENTESIMUS ANNUS"  y las advertencias que en ella se manifiestan sobre la complejidad de la situación actual.

Mercier hizo hincapié en las consecuencias del mundo posguerra, particularmente en el mercado de trabajo que emergió del mundo socialista con la caída del muro de Berlín y la ola de trabajadores del sudeste asiático.

Asimismo, habló sobre las implicancias que se impartieron del Consenso de Washington, en desmedro del mundo occidental, con políticas de disciplina fiscal, privatizaciones y desregulaciones entre algunos de sus preceptos.

"A ello se debe sumar la crisis mundial debido al terrorismo fundamentalista y las guerras preventivas impulsadas por grandes potencias como los Estados Unidos de Norteamérica. En Argentina el contexto es de la crisis del 2001 y la crisis mundial del 2009 donde se visualiza el resurgimiento del Keynesianismo, habiéndose duplicado la presión fiscal en últimos diez años en Argentina, pasando de 22 puntos en 2001 del PBI próxima 40 puntos en 2010", indicó.

"Mientras países como Canadá, Nueva Zelanda y Australia se mantienen por debajo de este crecimiento, ocurre lo mismo en la Provincia de Santa Fe que en el mismo periodo pasó de tener un Presupuesto de $ 3.000 millones de dólares a $ 6.000 millones de dólares. El accionar del sector público no contribuye al mejoramiento de la situación social y las políticas estatales no tienen logros significativos para resolver la inclusión social", señaló.

"Merece preguntarse si mejoraron los servicios o si contribuye al descenso del índice de la pobreza, o se ha frenado el aumento del trabajo no registrado, la respuesta es la INEFICIENCIA", estableció Mercier.

El senador propuso a través de un Proyecto de Ley de Trabajo Decente, presentado en la Legislatura Provincial, como una forma de atar los estímulos fiscales al sector privado bajo el compromiso de otorgar trabajo registrado y decente. Considerando que debe impulsarse hacia  el estado nacional y hacia los mercados mundiales de trabajo la defensa de los derechos del trabajador a efectos de que sean manipulados por la competitividad de las empresas.

Luego expuso respecto de la Doctrina Social de la Iglesia tomando como base la 90ª Asamblea Episcopal Argentina del año 2005 "basada en los cinco principios: EL BIEN COMUN, DESTINO UNIVERSAL DE LOS BIENES, SUBISIDIARIDAD, PARTICIPACION Y SOLIDARIDAD. Y los cuatro valores de la vida social que constituye: LA VERDAD, LA LIBERTAD, LA JUSTICIA Y LA VIA DE LA CARIDAD; siendo éste a su juicio la base moral de todo programa de gobierno desafiante y difícil pero no imposible. En cuanto al rol institucional defendió el Federalismo y las autonomías municipales basadas en un sistema de coparticipación de recursos y fuentes de financiamiento que garantice el funcionamiento de la Provincias y Municipios fundada en criterios de cercanía entre los contribuyentes, el pago de sus impuestos y las responsabilidades consecuentes de quienes lo gobiernan en los distintos niveles del sector público".

Al respecto, haciendo énfasis en la coyuntura, destacó que "no solo es importante como se asignan los recursos y las decisiones sobre los gastos públicos sino la forma en que se llevan a cabo las mismas, evitando la actitud discrecional del gobernante de turno".

Para cerrar su participación y dejándolo como reflexión, Juan Carlos Mercier preguntó: "¿qué nos sobra y qué nos falta?"

"Según Descartes, nos falta sentido común. Según Keynes, nos sobra el juego...", concluyó el legislador justicialista

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada