jueves, 28 de octubre de 2010

siguen trabajando para ser segundos, es bueno

Alfonsín presenta equipos y trabaja junto con Binner

El jueves lanzará una plataforma 2.0 para recibir propuestas


Laura Capriata
LA NACION
Suena el timbre en la oficina de la avenida Santa Fe. Federico Polak, ex vocero de Raúl Alfonsín y Mario Brodersohn, su ex secretario de Hacienda, reciben al grupo de intelectuales que se junta todos los lunes a analizar la coyuntura.
Después llegan Carlos Ulrich, subsecretario de Trabajo del gobierno de 1983, y Agustín Campero, hijo del entonces secretario de Hacienda, con las novedades de los equipos técnicos que coordinan.
Podría ser la remembranza de algún día en la vida de Raúl Alfonsín, pero hay varias diferencias, y la primera es que ahora el protagonista de la historia es Ricardo, su hijo.
Ricardo Alfonsín no sólo heredó las oficinas, las lecturas y la fisonomía de su papá, sino también la adhesión de muchos de sus funcionarios y amigos más leales.
Eso le da alguna ventaja sobre el vicepresidente Julio Cobos (su rival en la interna presidencial de la UCR), sobre todo porque ayer el diputado se mostró junto al gobernador socialista de Santa Fe, Hermes Binner, y anunciaron que sus equipos comenzaron a trabajar juntos. En esa foto de unidad para 2011, Cobos por ahora no pudo entrar.
"Nuestros equipos ya arman planes conjuntos", contó a La Nacion Alfonsín, cada día más cerca de una fórmula presidencial con Binner.
"Es irracional que el radicalismo y el socialismo compitamos entre nosotros", siguió en esa línea el diputado durante el debate que compartió con Binner en el Centro de Estudios Municipales y Provinciales (Cemupro) que comanda el santafecino. Además, Alfonsín terminó de confirmar que el 26 de noviembre lanzará su precandidatura presidencial.
Su relación con los socialistas seguirá afianzándose. Varios integrantes de ese partido lo acompañarán pasado mañana, cuando presente en sociedad algunos de sus equipos y lance una convocatoria pública para colaborar en el programa de gobierno que está armando. La cita será en su nuevo búnker de Cerrito y Santa Fe e incluirá la presentación de una plataforma 2.0 para que acerquen ideas desde el interior del país.
Por ahora ya hay más de 100 personas que trabajan ad honórem para el diputado, en equipos por áreas, de entre 5 y 10 integrantes.
La herencia
Entre los referentes principales, la mayoría integró las segundas líneas del gobierno de Alfonsín padre cuando eran jóvenes entusiastas, aunque también hay algún ex ministro o secretario de Estado, como Aldo Neri (Bienestar Social) o Jorge Lapeña (Energía). En ese rango están Ricardo Gil Lavedra (Justicia) y Andrés Delich (Educación), que en realidad fueron ministros de la Alianza.
La lista sigue con los embajadores Hipólito Solari Yrigoyen, Roberto Villambrosa y Oscar Torres Avalos; el ex interventor de Canal 11 Mauricio Salmoyraghi; Raúl Borrás hijo; el ex juez federal Jorge Cermesoni; el ex jefe de logística del Programa PAN Carlos Canievsky; el ex secretario de Educación Adolfo Stubrin, y el arquitecto Luis Cabillon, entre otros.
También lo ayudan varios diputados y senadores (mandato cumplido o en actividad) como Alejandro Nieva, Juan Minguez y Mario Losada.
El equipo más joven es el de Economía, liderado por Campero hijo y el economista de la Cepal Adrián Ramos. Pero Alfonsín también consulta a algunos economistas del sector privado, como Nicolás Dujovne (economista jefe del Banco Galicia) y Eduardo Levy Yeyati (consultor del Banco Mundial y del BID), entre otros.
Cada grupo elabora propuestas de fondo para Alfonsín, pero también miniinformes semanales (usan 140 caracteres, como en Twitter) para que Alfonsín esté al tanto de las últimas novedades en cada área. "Cuando a Ricardo le interesa algo, se reúne con ese grupo", contó Ulrich, coordinador general de todas las áreas.
En cambio, la cita de los lunes en sus oficinas es fija. Entre las 10 y las 13, el diputado se junta con uno de los dos grupos de intelectuales que lo asesoran. Entre ellos están el historiador Juan Carlos Romero y los politólogos Marcelo Cavarozzi y María Matilde Ollier, con los que analiza la coyuntura semanal. Nunca faltan Brodersohn y Polak, quien comanda el área.
El otro grupo de intelectuales se reúne más esporádicamente, y lo integran los politólogos Guillermo O?Donnell, Gabriela Ippolito-O?Donnell, Carlos Strasser y José María Ghio, los economistas Guillermo Rozenwurcel y Daniel Larriqueta y el embajador Carlos Perez Llana.
Todos ellos fueron convocados por un motivo: lograr que el proyecto de Alfonsín resulte atractivo para ganar la interna de la UCR y después las elecciones presidenciales. El tiempo dirá si lo consigue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada