sábado, 30 de octubre de 2010

impacto politico de los decesos de hombres clave

El “efecto muerte”, bajo la lupa de los expertos

Seis de los sociológos y analistas de opinión pública más prestigiosos evalúan el impacto del adiós a Néstor.

Por Mariano Confalonieri


Final. La muerte de Kirchner cierra un ciclo en el modo de conducción del poder. Ahora el interrogante se abre sobre el rol que asumirá Cristina.

Carlos Fara


Para el consultor Carlos Fara, la muerte de Néstor Kirchner marca un antes y un después en la Argentina. “Va a quedar en la memoria colectiva porque fallece prematuramente, en su plenitud política, por eso se construye un mito, como ocurre con los artistas que fallecen en su apogeo”, explicó.
Según el analista, el mito se agiganta y puede quedar impregnado en el público justicialista porque Kirchner “levanta banderas del peronismo tradicional, como la intervención del Estado, un discurso crítico con los organismos internacionales y otras discusiones caras al progresismo con una agenda en derechos humanos”.
“¿La muerte de Kirchner genera una ebullición de militancia entre los jóvenes?”, preguntó PERFIL al consultor. “No sé si es que vuelven a interesarse en política, pero es cierto que la agenda del Gobierno le permitió al oficialismo tener un respaldo entre los menores de 30 años, por su discurso contra los monopolios, el matrimonio igualitario, la pluralidad de voces. Incluso estos valores se incorporan en jóvenes que no tienen la misma filiación política”, respondió.
Fara considera que la muerte de Néstor deja a Cristina en una situación similar a la luna de miel que tienen los gobiernos cuando empiezan de cero. “Esto es así porque es una persona en que la situación personal mezclada con la situación política hace que tenga una suerte de luna de miel”, indicó. Aclaró que eso será consecuencia de la capitalización política de la partida del líder. “Lo más lógico es que la capitalización fluya hacia Cristina no sólo por una solidaridad hacia ella sino porque es la compañera de toda la vida de Kirchner. No sé cuantos, entre el miércoles y hoy (por ayer), fueron a despedir a Néstor como a darle fuerzas a Cristina”, precisó.
También consideró que no hay un paralelismo entre la muerte de Raúl Alfonsín y la de Néstor Kirchner porque el radical “murió en el ocaso de su vejez. Por lo tanto, la construcción del mito es distinta”. Para Fara, se fue un líder central en el Gobierno, que tenía una recuperación en su imagen.

Enrique Zuleta Puceiro

El analista político y sociólogo, Enrique Zuleta Puceiro, consideró que la muerte del jefe del PJ y diputado nacional Néstor Kirchner va a producir un fenómeno similar a la muerte de Alfonsín. “Va a haber una revalorización de Kirchner en muchos aspectos. Una suspensión provisoria de los juicios negativos. Y va a contar Cristina con un fuerte apoyo del Gobierno y la oposición, que reforzarán la gobernabilidad”, opinó. Agregó que ningún opositor correrá el riesgo de ser señalado por querer especular o sacar ventajas de una tragedia personal. Este efecto “convergente situará a Cristina Kirchner al tope de las expectativas electorales y con una suba importante en sus apoyos”.
Puceiro analizó además que es posible que en un segundo momento se profundice el proceso de centrifugación al interior de las fuerzas políticas argentinas, tanto en el peronismo como en la oposición. El peronismo “tiene un viejo problema que viene desde la muerte de Perón: siempre encuentran la forma de neutralizar las divisiones hasta que se agota la fuerza del poder y vuelven a vivir en esa interna”.
La necesidad que tenía Kirchner de centralizar el poder político producía “factores distorsionantes, pero si ese factor deja de operar, el piloto automático del Gobierno hace prever un escenario sin perturbación”.
Un efecto interesante que analiza Zuleta Puceiro es que “muchos líderes de la oposición dependían de Kirchner, de su estilo de confrontación. Me pregunto cuál será el significado de estos candidatos sin Kirchner”.
Sobre el impacto en la juventud militante, Puceiro opinó que no se trata de un fenómeno exclusivo del peronismo. “Es un fenómeno que se viene observando en el radicalismo, que ha renovado su estructura, sus organizaciones juveniles. También en la izquierda. Ahora, en cuanto al peronismo, la militancia más consolidada está en el kirchnerismo, no así en el Peronismo Federal, ni en el sindicalismo. Y tiene que ver con esa idealización de los 70. Se ve en el respaldo que la juventud le dio a Cristina en estas horas”, afirmó.
Analía Del Franco

Para Analía del Franco, directora de Analogías, la muerte de Kirchner puede darle al oficialismo “un poco más de chances en el escenario electoral. Quizá le permita moverse más holgadamente en la campaña electoral. En ese sentido, hay una cierta oportunidad de una campaña prolija y ordenada alrededor de Cristina”.
A corto plazo, a la oposición “la complica un poco, en el sentido de que hay un momento de apoyo, o de tiempo de apoyo a lo institucional, a Cristina que está en un trance de cierta vulnerabilidad. Esto implica moderación respecto a un accionar de la oposición”. Faltando nada más que un año para las elecciones, el gran desafío está en el peronismo: “Hay que ver cómo le puede afectar al peronismo el lugar que queda vacante. Puede ser algo positivo que este rol quede vacante”.
Del Franco dijo que tiene la sensación de que el PJ se va a fortalecer. “Me parece que al ser Kirchner un hombre confrontativo, sin su presencia puede el oficialismo recaptar sectores que se fueron. Puede haber un fortalecimiento con los gobernadores, incluso algunos hablan de no dividir, como estaba previsto, las elecciones de las nacionales”, comentó.
La oposición –dijo– tendrá que dilatar su cronograma electoral. Esto significa congelar momentáneamente candidaturas. “El rol opositor en el corto plazo será el de tener cierta tolerancia y demorar el espíritu confrontativo”, aseveró.
Consideró que Cristina no se va a salir del eje del proyecto del kirchnerismo. “Va a mantener las alianzas y lo mismo va a hacer con la gestión. Para cambios ya está la ausencia de Kirchner”, graficó.
Para la analista, el efecto de la muerte en Alfonsín “provocó la unificación, y resaltó la figura de su hijo específicamente. Me parece que le dio una inyección de optimismo y de fuerza”. “Para el peronismo, esta crisis puede ser la oportunidad de fortalecerse de cara a 2011. El peronismo va a tener que limar asperezas en pos de armar un buen equipo para apoyar a Cristina, que se queda con toda la gestión y con el legado del presidente del PJ”, opinó Del Franco.


Ricardo Rouvier

Ricardo Rouvier explicó que la muerte de Kirchner produce un efecto que concentra todas las miradas en la Presidenta. Antes, el kirchnerismo “se dividía en dos, en términos de jefatura política y de gestión”.
Para el experto, “esto pone a Cristina en una decisión histórica. Le abre desafíos varios. No veo ninguna turbulencia institucional ni económica. El período de su mandato transcurrirá normalmente”. Una función que tendrá que cumplir CFK es “el rol de articulador y conducción del PJ, la CGT y los distintos actores de la alianza del kirchnerismo. Esa función era muy importante”.
Probablemente, Cristina registrará “un crecimiento en la imagen”. Para Rouvier, a la oposición se le quita un adversario del medio. Ahora va a ser la pelea con “el mito de Kirchner. Le quita un adversario durísimo, hay que ver qué va a hacer la oposición”.
Según Rouvier, no hay posibilidad de que el peronismo se una detrás de una candidatura que no sea la de Cristina. Hasta es probable que Cristina se haga cargo del PJ, de acuerdo al análisis de Rouvier. “No veo la unidad del peronismo detrás de Scioli, como advierten otros analistas”, precisó.
El licenciado explicó además que es “indudable” que se produce un nuevo fenómeno con el kirchnerismo de revalorizar la presencia “juvenil”.
“Es significativa la militancia en el kirchnerismo por encima de otras fuerzas políticas, salvo el Partido Obrero, que también la tiene, pero con mucho menor envergadura. La militancia no garantiza un triunfo electoral, pero es un factor muy importante”, afirmó el sociólogo.
Respecto a la analogía con la muerte de Alfonsín, Rouvier no observa paralelismos. “Sí veo cosas diferentes. En ambos casos la diferencia es que Kirchner estaba en plena actividad y Alfonsín estaba en retirada. Era un hombre muy enfermo, que fue llevando esa enfermedad. En Kirchner la muerte fue súbita, políticamente hablando, porque fue sorpresiva

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada