sábado, 24 de marzo de 2012

busti

Criticó que en general los gremios “ya no son combativos” Busti vislumbró una “complicada situación económica” y opinó que al gobierno “se le van acabando las cajas”
Click para Ampliar
"Una derrota electoral no va a cambiar mi manera de pensar", insistió.
El ex gobernador Jorge Busti advirtió sobre “la complicada situación económica” que está enfrentando la provincia y el país, vaticinó que “al gobierno nacional se le van acabando las cajas”, tras la sanción de la reforma de la Carta Orgánica del Banco Central, y reiteró que la conducción encabezada por la presidenta Cristina Fernández “está cada día más unitaria”. En otro orden, dio pocos indicios sobre su futuro político, pero afirmó que está “dispuesto a acompañar a un grupo importantísimo de jóvenes que tienen ganas de protagonizar”, aunque evitó responder si encabezaría una nueva propuesta. Reiteró que es “peronista, no kirchnerista” y sentenció: “Una derrota electoral no va a cambiar mi manera de pensar, mi identidad peronista no la puedo poner a consideración de nadie”, dijo luego de haber sido suspendido del Partido Justicialista. “No soy su niñero”, ironizó al referirse al comportamiento de los diputados del FEF. “Con tantos años de haber manejado la administración pública y seguido siempre la evolución de los números, no quiero entrar en temas políticos, pero sí opinar en lo económico”, se limitó el ex mandatario entrerriano en diálogo con En el dos mil también por FM Nueva Litoral que reprodujo Recintonet. “Veo -dijo -una situación complicada, esto que por primera vez se toma un crédito comercial al 22 por ciento de interés para pagar gastos corrientes y comunes es absolutamente desaconsejable en Economía. También es cierto que hay un gasto instalado y es muy difícil bajarlo. Creo que las provincias que tienen cajas propias como la nuestra -que están en la Constitución- son rehenes del déficit de la Caja por parte del gobierno nacional”.

“El problema es que el gobierno nacional está cada día más unitario en su manera de manejar las cosas del Estado. Es decir, el hecho de dar una obra nacional, eso no es federalismo, federalismo es repartir y dar lo que corresponde a las provincias”. Luego, detalló que las jurisdicciones que conforman al país: “Fueron perdiendo, primero con los pactos fiscales, pero luego año a año en el presupuesto lo que le corresponde. Entonces, hoy de 100 pesos que se reparten, 25 van a las provincias y 75 a la Nación”. Además, advirtió sobre “la presión impositiva que ya está al límite”, sobre la cual expresó: “A un entrerriano le es muy difícil afrontar todo lo que hay que pagar -las tasas municipales, que han aumentado en muchas intendencias; los impuestos provinciales, que han aumentado también; más toda la presión impositiva nacional”, cuestionó.

“Hay – dijo – una lógica demanda salarial, que acá en Entre Ríos mágicamente los dirigentes sindicales dicen que todo está bien y piden exiguamente. No son los gremios combativos que eran en otras épocas, cuando estaba yo de gobernador”, ejemplificó. En ese sentido, mostró: “La nueva conducción del gremio docente, hay que hacer distinciones: no es lo mismo la AGMER Paraná que la AGMER Central, son matices. Yo no entro en los gremios pero todos en general tiene una posición bastante pasiva con respecto a eso, que lo sufre la gente en general”.

Elecciones

Consultado respecto a si la identificación del gobierno provincial con las políticas nacionales trajo “más beneficios” al primero, Busti aseveró: “Eso los hizo ganar las elecciones contundentemente, y nosotros fuimos los primeros en reconocer la victoria”.

Aunque se negó a entrar en el terreno político, afirmó que tiene “una posición clara: sigo en el mismo pensamiento político. Soy peronista, no kichnerista, y en ese sentido seguimos en la misma realidad. Una derrota electoral no va a cambiar mi manera de pensar, y mi identidad peronista no la puedo poner a consideración de nadie”. Y ligó la suspensión de su afiliación al PJ a la “desesperación”.

“Nosotros vamos a trabajar por fuera de la estructura porque hay un grupo importantísimo de jóvenes y compañeros que tienen ganas de protagonizar, y uno está dispuesto a ayudarlo. A esta altura del partido yo voy a acompañar, a dar una charla”, ofreció sobre su futuro. Pero evitó definir si encabezaría nuevamente una fórmula: “Si hoy empezamos, primero tenemos que armar la torta, después ver quién va a ser la perla de la torta, el que va a encabezar. Me parece que hay mucha gente con capacidad, con ganas. Me siento muy a gusto con ellos vamos a verlo primero. En todos los departamentos de la provincia ha quedado gente que está dispuesta”, afirmó. Y avizoró: “No es un camino fácil, obviamente. El oficialismo dispone un monopolio mediático muy fuerte, donde hay que destruir, esto de que se compra y vende al mejor postor”. Busti sostuvo que “a medida que pasa el tiempo la gente se va animando, siempre pasa así”.

Situación en Paraná

El ex gobernador dio su visión de la situación por el conflicto entre el Suoyem y el Ejecutivo de Paraná: “Yo creo que, despojado de todo y metiéndome en algo que no debería porque es una cuestión eminentemente sindical y se debe resolver en esa área, me parece que es hora de dialogar en serio. Estamos hablando de personas de carne y hueso que están perdiendo su trabajo, me parece que esto siempre termina mal. La nueva administración que tiene la legitimidad de las urnas tiene que tener la sabiduría y humildad de poderse juntar con los representantes de los trabajadores y buscar una solución al conflicto”.

Oposición y “pensamiento único”

Consultado respecto a si tiene “temor de un poder de cooptación” del gobierno sobre los diputados del Frente Entrerriano Federal, Busti expresó: “La lista de diputados salió de un acuerdo político, no hay nadie de Concordia por ejemplo, se priorizó Paraná por un pedido especial de Paraná, todo el mundo asumió eso. Pero ahora ya no soy niñero de nadie ni me preocupo, veo después lo que hacen en la sesión, nada más”.

“Uno encuentra en la gente de los barrios mucha lealtad, solidaridad, disposición, eso sí me halaga, no porque me tenga que jugar algo en el futuro pero creo que es bueno para la democracia que no exista un pensamiento único”, enfatizó. Y fustigó: “Pero si hay un pensamiento único y del otro lado hay una manga de cagones que ninguno se anima a decir nada y a marcar una alternativa clara estamos absolutamente listos”, y señaló que se refiere “a muchos de afuera y adentro del peronismo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada