lunes, 26 de marzo de 2012

la mentira hegemonica del dia

Macri gana $5200 y lo dona a un comedor comunitario

Pese a que ordenó un aumento promedio del 25% para su gabinete, el jefe de gobierno porteño congeló su salario y lo entrega a la fundación Los Piletones
Por Iván Ruiz | LA NACION
El aumento de sueldo que gozaron ministros y legisladores, tanto en la esfera nacional como porteña, no hizo cambiar de idea a Mauricio Macri. El líder de Pro mantiene congelado su salario: percibe $5210,10 por sus labores como jefe de gobierno.
Pese a que debería haber recibido un incremento en diciembre, tal como sucedió con su gabinete, Macri limitó su sueldo a $6300 en bruto (sin los descuentos) y, según informó su vocero, lo dona íntegramente al comedor comunitario Los Piletones.
Según consta en el decreto 660/2011 begin_of_the_skype_highlighting 660/2011 end_of_the_skype_highlighting, el líder de Pro debería percibir un haber similar al de María Eugenia Vidal, vicejefa porteña, que cobra $23.528,07 en mano. Sin embargo, Macri prefirió no modificar el decreto que limita su ingreso.
"¿Para qué se lo va a aumentar si lo dona?", respondió su vocero ante la consulta de LA NACION. Sin embargo, sus allegados no pudieron aclarar por qué su sueldo tiene tope y se limitaron a aclarar que depende de una resolución elaborada por la Secretaría Legal y Técnica en 2008.


Según su última declaración jurada, el patrimonio declarado por Macri supera los $33 millones. Allí detalló un sueldo anual de $67.771, algo más de $5500 mensuales. Su mayor capital son las acciones que posee tanto en el país como en el exterior, que superan los $23 millones.
Su sueldo está en línea con el salario medio de los empleados públicos porteños. Según informaron desde Sutecba, el sueldo promedio es de $5100.
La diferencia entre el salario de Macri y el que declaró la Presidenta es sustancial: Cristina Kirchner percibe $48.934 en bruto y $30.991 en mano. El aumento de la mandataria registró un salto del 100% desde diciembre de 2009.

Su gabinete

Los ministros porteños, en cambio, sí se sumaron al aumento que encabezaron los legisladores nacionales y que continuaron los funcionarios kirchneristas. Los incrementos en el gabinete local oscilan entre el 45% y el 22%, porcentaje superior al 30% de suba que tuvieron los estatales porteños. Sus sueldos no superan los $20.000 pesos, excepto Diego Santilli. El ministro de Ambiente y Espacio Público es el mejor rentado: cobra $20.731,14.


El incremento es superior a los índices de inflación elaborados por el Indec (9,5% de inflación en 2011), pero es cercano a lo elaborado por las mediciones privadas, que registraron una suba de precios del 22,8%.
Los salarios de los funcionarios porteños tampoco se acercan a lo anunciado por el gabinete nacional. Norberto Yahuar, titular de Agricultura, es el ministro mejor pago: percibe $32.800 en mano. En el resto del gabinete, los haberes oscilan entre los $ 25.000 y $ 33.000, según reciban o no una compensación por desarraigo.

Polémica

Diputados y senadores fueron pioneros en los aumentos de salarios. LA NACION reveló en febrero un incremento del 45% en sus dietas, medida que desató polémica. Luego de la suba, sus sueldos oscilan entre $30.000 y $35.000, de acuerdo a la provincia a la que representen.
Julián Domínguez, presidente de la Cámara de Diputados, explicó la postura kirchnerista: "Las dietas estaban increíblemente deprimidas. El aumento era necesario y de sentido común, sino tenemos que dejar la política para que la hagan los ricos o los ladrones

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada