domingo, 25 de marzo de 2012

Sociedad

Los mejores chimentos políticos y de sociedad

Ver Comentarios

25.03.2012 | 19:58

Werthein y Albistur protagonizan un “duelo” social vip. Pese a que el próximo fin de semana será largo por el feriado del 2 de abril, hay dos razones más que interesantes por las que muchos porteños optarán por no moverse de la ciudad, e incluso por las que muchos llegarán desde el extranjero. La primera es el casamiento del ex secretario de Medios de Néstor Kirchner, el publicista Enrique Albistur. La segunda, el enlace de uno de los integrantes del numeroso y poderoso clan Werthein. Ambas celebraciones serán el mismo día y a la misma hora: el próximo sábado por la noche, y marcarán de algún modo el calendario de bodas del año. Para colmo, la distancia entre ambas fiestas será de menos de 300 metros. Albistur se casará con Victoria Tolosa Paz, en el hotel Marriot Plaza, y Gregorio, hijo del hombre fuerte de Telecom Argentina, Gerardo Werthein, eligió el Sheraton Retiro para recibir a sus 1.100 invitados. Con dos estilos bien diferentes, ambos casamientos se disputarán sin embargo algunos nombres, aunque la cercanía entre los lugares permitirá que alguno juegue simultáneas, y pase por cada lugar. Aunque la lista de Albistur tiene mucha más presencia de nombres provenientes de la política, el apellido Werthein también buscará corroborar su poder de convocatoria dentro de ese ámbito.
Asado y pisada de uvas. Bien sabe José Luis Manzano de organización de eventos. Tal vez no esté a la altura de Bárbara Diez, pero cuando el hombre abre las puertas de su casa en Barrio Parque para alguna celebración, el lugar resulta la envidia de todos los vecinos. Y si la juerga se muda a su provincia, el empresario cuida todos los detalles para que el campo que posee en Tupungato tenga todos los condimentos para un festejo criollo. Eso fue lo que pasó hace unos días, cuando Manzano celebró sus 56 años con un pantagruélico asado. La jornada incluyó pisada de uvas para la posterior elaboración de vino patero y paleteadas, un ejercicio criollo que consiste en escoltar a una vaca suelta con dos jinetes y obligarla a realizar un determinado recorrido.
Con MDQ en la mira. Los movimientos del mundo sindical desde que Hugo Moyano decidió saltar el alambrado –ante el fin de su mandato en la CGT– hacia la vereda opositora, no dejan de sorprender. Al malhumor que generó en el Gobierno la cartelería en recuerdo de Rucci, que empapeló la Ciudad la última semana, y que llevaba la firma conjunta del camionero y de Momo Venegas, se sumó la noticia de que el líder de la Juventud Sindical Peronista y diputado nacional Facundo Moyano anduvo de gira por Mar del Plata comentando sus intenciones de ser intendente de esa ciudad. Otra rareza fue la declaración de Moyano padre como “Huésped de Honor” en la localidad de Pergamino, donde compartió escenario con el intendente local, el radical Héctor “Cachi” Gutiérrez. “He visto a Pergamino muy linda, muy limpita y esto tiene que ver con la gestión del intendente”, agradeció el líder de la CGT.
PRO quiere “el colegio”. Mientras Daniel Passarella y Matías Almeyda recorrían el reinaugurado vestidor de Evita, tras el reconocimiento al DT de River, en un despacho del mismo palacio legislativo porteño, un grupo de alfiles PRO se reunía en asamblea para alcanzar el número de avales necesarios para poner un pie en el Colegio de Abogados con la presentación de un candidato que le dispute la presidencia a la lista oficialista, que algunos asocian al kirchnerismo. A la cabeza de este grupo que se llamará PRO Abogados –con algunos radicales incluidos– estará Atilio Alterini. Para la ardua tarea del armado, Macri descansó –otra vez– en Horacio Rodríguez Larreta y también en Pablo Clusellas, secretario de Legal y Técnica porteño y hombre de su confianza, puesto que es de los pocos amigos que conserva de la infancia.
“Cuervos” de copetín. En coqueto piso del centro porteño se llevó a cabo una animada y muy bien regada reunión de camaradería de jueces de cámara de tribunales orales federales y nacionales. El tiempo no hizo mella para que varios de ellos sucumbieran ante la invitación de la joven y siempre elegante Karina Perilli, jueza de la cámara de Tribunal Oral Penal Económico y Coordinadora de la Comisión de Tribunales Orales de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional. Recibidos también por su marido y presidente de dicha asociación, Eugenio Cozzi, dijeron presente varios camaristas federales y magistrados quienes entre copetín y copetín debatieron de manera relajada sobre las distintas necesidades comunes a todas las jurisdicciones.
Y además... poeta. Plena concurrencia tuvo la catedral de San Isidro en la misa de Acción de Gracias que se celebró por los 28 años de ministerio episcopal de monseñor Alcides Jorge Pedro Casaretto, quien también fuera obispo de esa zona. La importancia de su figura en la curia local quedó demostrada por la presencia del nuevo nuncio enviado por el Vaticano monseñor Emil Paul Tscherrig y un gran número de purpurados entre los que se destacaban obispos en ejercicio de distintas diócesis del país, los intendentes de San Isidro, Tigre, Vicente López y San Fernando, y el secretario de Culto bonaerense, el ex periodista Enrique Moltoni, entre otros. Hubo discursos y anécdotas como el del primer encuentro entre Casaretto y el nuncio Tscherrig: ambos se conocieron en 1987 en ocasión de una visita del papa Juan Pablo II, y tuvieron una extensa charla porque el religioso suizo habla muy bien castellano. También el actual obispo sanisidrense Oscar Ojea develó un rasgo oculto de la personalidad del homenajeado: la poesía, y acto seguido sacó un manuscrito y leyó algunas estrofas de una poesía escrita por el prelado.
Presencia fugaz. De la mano de una cada vez más linda Juliana Awada y con evidente apetito, Macri se abalanzó sobre la mesa y engulló tantos bocaditos como pudo. La escena transcurrió en los pocos minutos que duró su paso por la recepción que organizó la embajada de Estados Unidos por los treinta años de la Asociación Conciencia. La actitud de Macri no hubiese quedado tan expuesta de no haber sido porque fue el único personaje de la política vernácula que dio el presente en un ámbito donde suele haber varios abonados. “Picaban” algo cerca de Macri la anfitriona Vilma Martínez, Fabián Perechodnik y un elegante Juan Carlos López Mena, estrenando un traje oscuro que resaltaba aun más su palidez habitual.
Documental propio. Interesante convocatoria tuvo la presentación del documental del orfebre Juan Carlos Pallarols en el Malba, auspiciado de la minera Panamerican Silver. Allí estuvieron María Kodama, Pacho O’Donnell, Eduardo Heguy y Archibaldo Lanús, quien contó que la araña de su comedor de su casa llevaba la firma del orfebre. Alberto Kohan comentó que está por lanzar libro con anécdotas sobre su paso por la Secretaría General durante el menemismo y confesó que tiene grabadas todas las reuniones de gabinete de entonces. ¿Quién resistirá esos archivos?
Bastón y timba. Donde también se habló de Pallarols fue en el cumpleaños de Luis Barrionuevo: el orfebre fue quien diseñó el regalo más pintoresco, una réplica del bastón presidencial que recibió Perón al asumir su primer mandato. La idea fue de las dirigentes Mercedes Morro, Graciela Kundt y Ana María Barrozo, y sorprendieron al gastronómico quien incluso pensó que se trataba de un palo de golf. “Mejor la guardo porque por ahí anda Osvaldo Agosto”, bromeó mientras miraba al veterano referente justicialista.Según la leyenda, Agosto se quedó con la pieza original del General. Lo que no guardó Barrionuevo fue el stock de fichas de casino que repartió para que sus invitados apostaran en una ruleta y una mesa de black jack dispuestas en la fiesta. Con este detalle, el gremialista aprevechaba la oportunidad de presentarse como casinero, y mandar un mensaje sutil a la provincia de Buenos Aires, que aún no le habilita el casino que piensa abrir en Punta Mogotes, Mar del Plata.
Materia preferida. Daniel Angelici y Enzo Pagani comandaron una campaña de entrega de útiles escolares a chicos de La Boca y Barracas. La reunión tuvo lugar en el auditorio del Museo de la Pasión Boquense, ubicado dentro de la mismísima Bombonera, y contó con un invitado especial: Martín Palermo, quien no dudó en ponerse un guardapolvo blanco y colaborar en la entrega de los materiales a los más pequeños. La nota de color se dio cuando un “animador infantil”, que coordinó la actividad con juegos y canciones, consultó a los adultos presentes cuál había sido su materia preferida en la escuela. Como exitoso empresario, no sorprendió que la respuesta de Angelici haya sido que siempre tuvo facilidad para las matemáticas. A su vez, el Titán comentó que gracias al apoyo de su hermano mayor pudo sobrellevar adelante los estudios. Pero las risas se escucharon cuando llegó el turno de Enzo Pagani, que sin ruborizarse subrayó que su asignatura preferida era Educación Física.
Asado de bajo perfil. Aunque el lugar permanece abandonado por los popes que allí devoran asados entre abril y diciembre, la parrilla del quincho de la calle Castañón se mantiene con buena temperatura. A fuego lento se asaron varios kilos de ternera que alimentaron a unos treinta amigos de Gonzalo Guerrieri, hijo de Mario, uno de los dueños del lugar, entre los que se vio al embajador Guillermo Kreckler.
Comisión deseada. El diputado Daniel Germano, dicen, resistió todas las tentaciones de los K. Lo llaman el copiloto de Carlos Reutemann, y pese a las presiones retuvo la comisión de Industria de la Cámara baja, que se integró con 16 kirchneristas y sólo nueve alfiles de la oposición. Un metalúrgico K de La Matanza, Carlos Gdansky, será su vicepresidente. Y ni bien asumieron, el vice de la comisión le marcó la cancha: “Vamos a defender el modelo industrial de Cristina”. La frase le valió el aplauso de Carlos Kunkel y, dicen, también su visto bueno para transformarse en candidato a suceder a Hugo Moyano.
Movida natural. En su calidad de presidente del Sector Juegos de Azar de la UNI –una organización sindical mundial–, Daniel Amoroso pensó que le querían mover el piso. Mientras mantenía en México una reunión con el dirigente del Sindicato Nacional Sintoled y el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos el séptimo piso de un edificio comenzó a temblar. Desorientado, Amoroso preguntó: “¿Qué pasa que se mueve todo? Al temblor lo siguieron gritos de espanto y los tres batieron el récord olímpico para bajar hasta planta baja. El terremoto había pasado, pero el susto les duró varios días.
Otro que se va. No menos querido que Rafael Estrella resulta en el ámbito diplomático Joaquín Lemos Ferreira Marques, el embajador de Portugal. La afirmación quedó demostrada con la convocatoria que logró en su residencia de Barrio Parque para despedirse de la Argentina. Amigos y colegas respondieron en buen número a su invitación, aunque algunos de ellos ya habían participado del cóctel con el que el ex embajador en Bulgaria, Víctor Bianculli, lo había agasajado unos día antes. Sin restarle importancia a las empanaditas de carne y humita, los diplomáticos europeos Thomas Antoine y Jean-Pierre Asvazadourian comentaban la inminente llegada de su par español Román Oyarzun, que llega en reemplazo de Rafael Estrella. Otros embajadores, en cambio, escuchaban las quejas de un indignado Eduardo Sadous sobre el pase a retiro de unos 18 embajadores que ordenó Héctor Timerman, como también los rumores sobre una posible baja en los salarios de la diplomacia. Por el lugar desfilaron, entre otros, Hipólito Solari Yrigoyen, Aldo Donzis, Pablo Garzonio y los diplomáticos Enio Cordeiro, Guilermo Piña Contreras, Víctor Koronelli y Gwyneth Kutz.
Homenaje. En línea con las novedades del ámbito diplomático, en el búnker de la Asociación del Personal del Servicio Exterior de la Nación y en las reuniones que referentes de esa entidad suelen mantener en el hotel Sofitel, se supo que están pensando realizar un homenaje –con placa incluida– a la embajadora Elena Holmberg, asesinada por grupos de tarea de la ESMA. Sería un dato no menor, ya que se trataría de la primera manifestación, en ese sentido, en la historia del cuerpo diplomático.
Lírica en la embajada. La embajada de Francia, “espacio diplomático” que podría decirse dedicó el mes de marzo al arte, fue esta seman sede del primer concierto de la temporada de la Fundación Teatro Colón organizado por uno de sus integrantes más prolíficos Alejandro Cordero, quien repitió excelente convocatoria para La Bohème: más de 300 personas aplaudieron la actuación de Soledad Espona y Oriana Favaro, Fermín Prieto, Gustavo Feulién y Sebastián Angulegui, Román Modezelewski, en la apertura de las sesiones líricas. Entre los presentes, el embajador de Italia Guido La Tella, Rodolfo Ceretti, Luis Ovsejevich; la mecenas (en especial de esta fundación) Teresa Aguirre Lanari; Marcelo Panni –que dos días después dirigió la orquesta filarmónica en el Teatro Colón–, Lili Sielecki, Carlos Estrany y Gendre y Santiago Del Sel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada