viernes, 30 de marzo de 2012

si hay crisis que no se note

SENADO AUTORIZO LA EMISION DE LETRAS DEL TESORO POR 556 MILLONES
La plata hay que devolverla en 210 días
El proyecto salió por unanimidad, pero los senadores del PJ plantearon su alarma por los números en rojo. Lifschitz les pidió que no dramaticen sobre el futuro. "No hay crisis en la provincia", dijo el senador oficialistaDesde Santa Fe
El Senado autorizó ayer la emisión de Letras del Tesoro para achicar la deuda pública de corto plazo, pero amplió el monto a 556 millones de pesos, cien millones más que estarán destinados a las urgencias financieras de municipios y comunas. El proyecto fue votado por unanimidad y pasó a la Cámara de Diputados que recién lo trataría después de Pascuas. Pero el debate advirtió sobre los números en rojo: un déficit de 1.665 millones de pesos a diciembre de 2011 y una tendencia en enero y febrero que podría duplicarlo en 2012. Más una escalada de la deuda flotante que trepó a 3.002 millones de pesos en setiembre del año pasado "y no sabemos a cuánto llegó ahora", dijo uno de los senadores del PJ. Mientras que otro de sus colegas definió la situación de la provincia como "difícil y complicada". "Esta es la herencia que recibió el gobernador Antonio Bonfatti y el responsable tiene nombre y apellido: Hermes Binner", planteó. El senador socialista Miguel Lifschitz tranquilizó a sus pares del PJ y pidió que no dramaticen sobre el futuro. "Santa Fe está en buenas manos. No hay crisis en la provincia, ni en el gobierno, ni en la administración pública", arriesgó.
Un rato antes del debate, Bonfatti había dicho que la emisión de Letras del Tesoro era una herramienta para superar el bache del primer semestre. "Es un esquema financiero de corto plazo", dijo y prometió devolver la plata en "60 o 90 días". El Senado le concedió un plazo mayor: 210 días porque los títulos serán cancelables al 30 de noviembre. El pase de facturas del PJ arrancó con el senador José Baucero, quien recordó el último pedido de Binner a la Legislatura: una ampliación de partidas por 1.445 millones de pesos de pesos con el argumento de que el problema no era financiero sino presupuestario y que las partidas ya se habían incrementado por decretos del PE en 1.500 millones por mayor recaudación. "Después, nos enteramos que el ejercicio 2011 cerró con un déficit de 1.665 millones de pesos y que la deuda flotante a proveedores y contratistas del Estado a setiembre de 2011 ascendía a 3.002 millones, pero no sabemos a cuánto llegó en diciembre, y menos aún, a cuánto asciende hoy".
Baucero recordó que Binner los acusó de "poner palos en la rueda" y hasta los comparó con "la máquina de impedir". "La realidad es otra", dijo. "El gobierno aumentó considerablemente el gasto público y esta mala administración tiene un responsable directo que se llama Binner, que le dejó a Bonfatti una situación económica difícil y complicada", agregó.
El presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Alcides Calvo, dijo que votaba la ley con una "sensación de tristeza, preocupación e interrogantes sobre el futuro. Cuando aprobamos el presupuesto, planteamos el escenario de 2012 y, lamentablemente, no nos equivocamos: déficit, deuda flotante en gran escala y problemas para cumplir con las obligaciones de la provincia, incluso la política salarial".
"Esta no es una crisis de ingresos o de falta de recursos. Es una crisis de gastos. Si se gasta más de lo que ingresa, por más que los recursos aumenten, jamás vamos a lograr un equilibrio económico y financiero. Bonfatti tiene que sincerar las cuentas públicas de la provincia", reclamó.
Fue allí cuando el senador Lifschitz pidió a sus colegas del PJ que no dramaticen sobre el futuro. "Santa Fe está en buenas manos. No hay crisis en la provincia, ni en el gobierno, ni en la administración pública", anunció. "Estamos dramatizando sobre una medida casi de trámite". Porque la autorización para emitir Letras "podría haber sido incluida en el presupuesto 2012 y tal vez, aprobada en el conjunto de normas". Lifschitz intentó salvar ese supuesto fallido del ministro de Economía. "Tal vez un olvido, tal vez la presunción de que los acuerdo salariales estarían distribuidas mucho más escalonados a lo largo del año, hicieron que los responsables del ministerio no incorporaran esa cláusula en el presupuesto, como lo hicieron otras provincias".
Le contestó el senador Alberto Crossetti. "Si este proyecto lo hubiera propuesto el justicialismo ya habrían pronosticado el Apocalipsis ?ironizó. Entonces, ¿qué ocurrió en Santa Fe? ¿Qué catástrofe hubo? La catástrofe fue la gobernación de Binner. Bonfatti debe envidiar la situación que recibió Binner, en 2007, cuando Jorge Obeid le dejó fondos y obras en marcha. Esperamos que el gobernador corrija el rumbo que heredó de su propio partido", concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada