lunes, 30 de mayo de 2011

EN SANTA FE NO OCURRIRA LO MISMO PORQUE WGNER SE IMPONDRA CON MUCHA DIFERENCIA, LA HISTORICA DEL pj EN LA CIUDAD

CIUDAD › TRAS LA PRIMARIA, SE CONFIGURA UN PANORAMA DE ATOMIZACION EN EL CONCEJO MUNICIPAL

El futuro intendente deberá consensuar

Ninguno de los dos candidatos mejor posicionados contará con más de seis ediles propios si llega a ocupar la intendencia, y deberá trazar acuerdos. Los once concejales que continúan por dos años pertenecen a diez bloques distintos.
 
Por Guillermo Zysman
La primaria municipal del domingo pasado dejó configurado un escenario de debilidad en el Concejo para el futuro intendente de Rosario. De acuerdo a la conformación de las listas definitivas que competirán el 24 de julio, y teniendo en cuenta cómo quedará el cuerpo en diciembre cuando se renueve la mitad del Palacio Vasallo, tanto Mónica Fein como Héctor Cavallero tendrán no más de seis ediles propios sobre 22, incluso haciendo una buena elección sus respectivos candidatos. Un panorama complicado si se compara con los ediles propios que hoy tiene Miguel Lifschitz: nueve bancas y dos aliados del Frente Progresista, lo que le permite tener la mitad de las voluntades y hasta el doble voto que desempata del presidente Miguel Zamarini. Así las cosas, el próximo jefe comunal tendrá que negociar con fuerzas aliadas y con bancadas opositoras para garantizarse la aprobación de ordenanzas clave.
Los candidatos a intendente que quedaron en carrera de los frentes mayoritarios no tendrán un Concejo favorable, al menos en sus primeros dos años de mandato. La conformación del Palacio Vasallo para el período 2011-2013 tendrá como principal característica una marcada atomización ya confirmada en base a los once ediles que continúan en el cuerpo por dos años, referenciados en diez bloques distintos. Todo un récord.
Tienen dos años más de mandato los socialistas Clara García y Pablo Colono, el radical frentista Gonzalo Del Cerro y el arista Oscar Greppi. También los radicales Jorge Boasso y Daniela León, ambos con bancadas unipersonales; la kirchnerista Norma López y el reutemista Diego Giuliano; Alberto Cortés de Proyecto Sur y Laura Weskamp del PRO. El undécimo edil con mandato hasta 2013 es Cavallero, quien de llegar al Palacio de los Leones cederá su lugar a Eduardo Toniolli, que figuraba quinto en la lista que encabezó el Tigre en 2009.
Aquella boleta logró ingresar tres ediles al Concejo, y quien quedó en las puertas de ocupar un escaño fue Osvaldo Miatello. Casi como una carambola de la política, el ex secretario de Promoción Comunitaria del gobierno provincial de Jorge Obeid es ahora segundo candidato a concejal del PJ en la lista que encabeza Roberto Sukermann, con lo que su retorno al Palacio Vasallo es un hecho.
En base a los votos obtenidos en las internas, e incluso tomando como antecedente la elección dos años atrás, una proyección conservadora de cada una de las fuerzas arroja que el Frente Progresista podría ingresar entre cinco y seis ediles al cuerpo. Pero de ellos, sólo tres son del socialismo: Manuel Sciutto, Viviana Foresi (ubicados en el primer y segundo lugar de la boleta) y Zamarini (en el sexto). Así, el PS tendría cinco concejales propios en los próximos dos años.
Por el lado del PJ kirchnerista el panorama no es mucho más alentador: de realizar una buena performance, la lista de Sukerman lograría imponer seis ediles, aunque sólo tres son del Frente para la Victoria y responderían a los intereses de Cavallero: el propio Sukerman, Fernanda Gigliani y Alejandra Fedele. La bancada K tendría cinco integrantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada