domingo, 29 de mayo de 2011

Escuelas porteñas

Crece la politización en el secundario

La militancia estudiantil explotó en 2008; aumentan los reclamos y las acciones directas

Domingo 29 de mayo de 2011 | Publicado en edición impresa

Lucia Guadagno
Para LA NACION
Con distintas banderas, desde 2008 la militancia crece fogoneada por partidos políticos y la iniciativa de chicos que quieren cambios en sus escuelas.
Son ellos, por ejemplo, los que días atrás bloquearon la entrada de las autoridades en la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini . El año pasado fueron los que tomaron, en simultáneo, 35 colegios de la Capital. Se trata de chicos de entre 15 y 18 años que, con distintas banderas políticas, movilizan a sus compañeros por causas comunes.
La militancia en los secundarios porteños crece desde 2001, pero alumnos, docentes y especialistas coinciden en que explotó en 2008.
A partir de ese año se disparó el número de centros de estudiantes y de militantes en las escuelas. ¿Los motivos? La asunción de Mauricio Macri como jefe de gobierno de la ciudad; la repolitización de la sociedad, que propició, según kirchneristas y opositores, el gobierno de Cristina Kirchner, y la formación de la Coordinadora Unificada de Estudiantes Secundarios, órgano desde el cual los colegios coordinan sus acciones.
Y todo parece indicar que la militancia seguirá creciendo. En primer lugar, porque los chicos están convencidos de que para fortalecer el movimiento tienen que organizarse. Por eso, tras crear centros de estudiantes en sus colegios, recorren otros para impulsar a quienes aún no los formaron.
Otro factor clave es que, entre 2009 y 2010, el kirchnerismo puso el ojo en los secundarios y allí dirigió sus militantes: en un año, sus listas ganaron la conducción de tres de las escuelas más representativas: Nacional de Buenos Aires, Mariano Acosta y Juan Pedro Esnaola. Y el legislador Juan Cabandié, dirigente de la agrupación kirchnerista La Cámpora, presentó un proyecto de ley en la Legislatura porteña que obligaría a todos los colegios de la ciudad a tener centros.
En 2008, los estudiantes de 15 colegios de la Ciudad organizaron una protesta y consiguieron más de 30.000 becas. Si bien históricamente se hicieron reclamos, con la asunción de Macri al gobierno porteño las manifestaciones se unificaron e intensificaron.
Ese año se refundó la Coordinadora de Estudiantes Secundarios (CES), que estaba dominada por uno o dos partidos políticos de izquierda, que según los alumnos decidían por todos y no era representativa. Al nuevo órgano lo llamaron Coordinadora Unificada (CUES) y, a pesar de que sigue habiendo grupos dominantes, les sirve para unificar sus demandas y tener más peso político a la hora de reclamar.
En 2008 fue, también, cuando el gobierno nacional comenzó a librar batallas en las que la sociedad tomó partido: el conflicto con el campo por la resolución 125 de retenciones a las exportaciones, la ley de medios, el pago de la deuda externa y la ley de matrimonio igualitario son algunos de los disparadores que despertaron el interés político de la gente. Empezó a discutirse en distintos ámbitos y los colegios no fueron la excepción: los estudiantes comenzaron a debatir y se lanzaron a hablar de política.
Los militantes del secundario quieren más participación en las decisiones de sus colegios, lo que motivó, por ejemplo, el reciente conflicto en el Pellegrini, donde los alumnos se unieron a los docentes en las protestas en contra de las autoridades, entre otros motivos, por desacuerdos en la designación de los profesores.
También exigen mejoras en los edificios. "Los problemas edilicios son la representación física de la destrucción de la educación pública", afirmó Aldana, de 17 años, estudiante de la escuela María Claudia Falcone y militante de la Organización de Estudiantes Secundarios, que prefirió no revelar su apellido.
Los chicos empiezan a militar por influencia de los padres, de los amigos o por inquietud propia. En general, se inician en los centros de estudiantes y después se suman a las filas de alguna agrupación. "Me formé escuchando política de mis viejos", contó Santiago Codina, estudiante del Mariano Acosta y militante de Nuevo Encuentro (Martín Sabbatella). "Me integré al centro de estudiantes porque tenía un grupo de amigos que seguía mi rama política y porque los cambios en el estatuto del centro permitieron que se empiece a votar por listas", explicó.
En los colegios más politizados, una vez al año, todos los estudiantes votan listas de candidatos y, previo a las elecciones, hay un período de campaña. En otros, simplemente se eligen las autoridades del centro en reuniones de delegados de cada curso o en asambleas de alumnos.
Las banderas que se despliegan abarcan todo el espectro político. Por la izquierda están el Partido Obrero, la izquierda independiente -que rechaza las estructuras partidarias- y un grupo más combativo que responde a la agrupación Tendencia Piquetera Revolucionaria. Por la derecha y el centro, están Pro, con poca representación hasta ahora, y los K, que durante 2010 avanzaron en los colegios con unas cinco agrupaciones que cada vez ganan más adeptos.
Con ellos conviven los estudiantes independientes, que se agrupan en organizaciones que, según afirmaron, no responden a ningún partido político, pero están más cerca de la izquierda. Es el caso de La 39, que conduce el centro de estudiantes del Pellegrini.
La ley que regula a los centros de estudiantes en la ciudad es la número 137. Esta norma no establece que sea obligatorio que todos los colegios tengan un centro. Por eso, en abril del año pasado, el legislador kirchnerista Cabandié propuso establecer una ley para que la formación de centros de estudiantes sea obligatoria. El proyecto aún no fue tratado en comisiones.
LOS MOTIVOS

  • Organización Están convencidos de que para fortalecer el movimiento estudiantil es necesario organizarse.


  • Factor K Entre 2009 y 2010 el kirchnerismo orientó su militancia hacia los secundarios. En un año ganaron la representación de tres escuelas emblemáticas.


  • CUES La Coordinadora Unificada de Eestudiantes Secundarios fue refundada en 2008 y allí acuerdan las demandas y acciones

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada