viernes, 25 de enero de 2013

barbaros los lideres los molestan pero esto no tiene nombre pais y clarin la misma cosa

La salud de Chávez

Viernes 25 de enero de 2013 | Publicado en edición impresa
Incertidumbre en Venezuela / Escándalo periodístico

Indignación y polémica por la falsa foto de Chávez

El gobierno venezolano calificó de "grotesca" la publicación y advirtió que demandará al diario español El País
Por Daniel Lozano | Para LA NACION
CARACAS.- Venezuela volvió a arder durante las últimas 36 horas, empeñada en dar la razón a la popular canción local "¡Hay fuego en el 23!", tan repetida estos días y que simboliza la lucha revolucionaria del barrio 23 de Enero.
La publicación de una foto falsa de Hugo Chávez ayer a la noche en el diario El País y el inmediato revuelo mundial, que incluyó airadas reacciones de gobiernos regionales, encresparon aún más, aunque parezca imposible, el tenso ambiente político del país.
La primera consecuencia de la publicación de una "grotesca fotografía falsamente atribuida" a Chávez -como la definió el ministro de Comunicaciones Ernesto Villegas- se concretará en la apertura de acciones legales de Caracas contra el diario español El País.
"Este escándalo no se resarce con disculpas; haremos todo lo necesario para que este hecho no quede impune", se quejó anoche Ernesto Villegas, ministro de Comunicación.
"Hay una campaña montada desde el exterior para crear incertidumbre", insistió el dirigente, quien también destacó la "arrogancia" del medio de comunicación por no disculparse con el propio Chávez. "La publicación de este tipo de fotografías no va a detener el avance de la revolución", sentenció.
"La foto que El País nunca debió publicar." Así tituló el diario madrileño sus disculpas a sus lectores por publicar "una fotografía falsa facilitada por la agencia Gtres Online", que mostraba supuestamente a Chávez "entubado en una cama de hospital".
El diario reconoció anoche, con 20 horas de retraso, que supo de la falsedad de la imagen "por las redes sociales" y que la fotografía "procedía de un video de 2008". Unas explicaciones que no contentaron a Caracas.
El propio ministro Villegas denunció que los "tentáculos" de la polémica llegan hasta el ex embajador panameño en la OEA Guillermo Cochez, quien fue cesado la semana pasada por el presidente Ricardo Martinelli tras protagonizar una disputa con el representante venezolano.
Maduro llegó ayer a la madrugada a La Habana para visitar a Chávez. Foto: AP

"El video de donde salió la foto falsa fue puesto a rodar" por Cochez, según el gobierno bolivariano. Protagonizado por un enfermo mexicano con gran parecido físico al líder revolucionario, la cinta resume una clase médica de entubación para enfermos de acromegalia.
Llevaba varios días circulando en Caracas y en las redes sociales. Apenas fue subida a Internet la fallida exclusiva de El País, fueron varios tuiteros quienes se encargaron de mostrar el error al periódico, que tardó media hora en retirarla de su página web. Pero el incendio ya estaba prendido y amenazaba con quemar la credibilidad del diario.
En el comunicado, hecho público en su sitio web, El País explicó que la citada agencia sostuvo que la imagen "procedía de una enfermera cubana, a través de su hermana, residente en España", que había sido retirada del círculo médico que atiende a Chávez.
"Nadie crea que la foto es algo casual, los lacayos internos tienen su réplica en el extranjero; su móvil, el odio", aprovechó para criticar Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional. La polémica ocurre cuando se cumplen 47 días desde que Chávez hablase al país por última vez. Y si no hay comparecencias se debe "a que el presidente entrega a su equipo la tarea de comunicar su evolución", reveló anoche Villegas para justificar tales ausencias.
El líder bolivariano habría abandonado el estado crítico y estaría "en su mejor momento tras la operación", según describió el ministro. "Nos ha llenado de mucha satisfacción y optimismo su evolución. El presidente está tomando decisiones, está activo", explicó Villegas. Tanto es así que el gobierno insistió en que el regreso se producirá "en semanas", aunque no haya un "plazo fijado".
Villegas y Cabello abrieron la caja de los truenos gubernamentales, a la que se sumó una multitud de dirigentes oficialistas. Incluso Periodistas por la Verdad, grupo conformado por profesionales chavistas, contactaron por teléfono a la redacción de Madrid para exigir disculpas. En la llamada dicen haberse topado "con la vieja arrogancia colonial de quien añora los años de dominio sobre nuestra América".
María Gabriela Chávez también intervino de forma indirecta desde La Habana. La hija del presidente prefirió retuitear a Cristina Kirchner para resumir la opinión familiar: "Prensa canalla. No se me ocurre otro adjetivo. Es igual en todas partes: El País en Madrid".
Con 37 años a sus espaldas sin errores monumentales como el de ayer, El País tropezó con la Venezuela del surrealismo mágico, donde todo puede suceder.
Tanto es así que incluso el periodista italiano Tomasso Debeneditti, conocido por provocar rumores e inventar falsas personalidades, se quiso apuntar el tanto de la distribución de la imagen de la polémica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada