miércoles, 30 de enero de 2013

de la sota contra el pueblo asi le va ir en las proximas elecciones al peluquin entretejido

Con la clausura en Villa María, De la Sota ya dio de baja tres instalaciones en la provincia y sólo queda una en pie en Córdoba Capital

El Estado denunció a Córdoba por la clausura de las antenas de TV Digital

El Ministerio de Planificación, como accionista de Arsat, inició acciones legales "para revertir la injustificada y arbitraria clausura de antenas". En todo el país operan más de 67 instalaciones de TDA sin ningún problema ambiental.

1 2 3 4 5
Info News
Info News
Info News
Por:
Tiempo Argentino
Luego de que el gobierno de Córdoba clausurara en las últimas horas una antena de Televisión Digital Abierta (TDA) en la localidad de Villa María, el gobierno nacional inició ayer acciones legales contra la provincia que conduce José Manuel de la Sota para revertir la clausura. Por medio de un comunicado, el Ministerio de Planificación que conduce Julio De Vido informó que, como accionista mayoritario de la empresa Arsat, inició acciones legales contra la provincia "y continuará instrumentando todas las medidas judiciales necesarias para revertir la injustificada y arbitraria clausura de las antenas de TDA por parte de la Secretaría de Ambiente del gobierno de dicha provincia". Asimismo, ya está en camino el envío de una nota a la provincia para revocar la clausura y poder poner nuevamente en funcionamiento las antenas, mientras procede la denuncia.
En las justificaciones de la denuncia, Planificación explicó que "dicha medida fue tomada en base a excusas burocráticas sin ningún fundamento técnico con el único propósito de censurar a las más de 20 señales públicas y privadas que allí se emiten de forma gratuita, como Encuentro, Pakapaka, TATETI, INCAA TV, TV Pública, TEC, DeporTV, Vivra, Suri TV, Arpeggio, CN23, C5N, Telesur, 360, Construir, CBA24 y Canal 10, entre otras".
Si bien la instalación de TV digital gratuita beneficia a la población de todo el país, De la Sota parece haber llevado el tema a una disputa política: por intermedio de la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia, Córdoba ordenó en diciembre pasado la clausura de la antena de TDA en Río Cuarto y, bajo el mismo argumento, el jueves pasado hizo lo propio en la localidad de Leones. Con la clausura en Villa María, sólo queda en Córdoba una antena en pie, en la capital de La Docta.
Lo llamativo en este contexto es que existen en todo el país 67 antenas de TDA instaladas por Arsat, y en ninguno de los casos hay problemas ambientales. Sólo Córdoba intentó presentar argumentos para dar de baja las instalaciones.
"Cabe señalar que todos los permisos ambientales fueron solicitados en tiempo y forma –explicó ayer Planificación–, de la misma manera que se hizo en las 63 localidades donde funciona la TDA, sin que a la fecha se haya registrado ningún reclamo, lo que demuestra la animosidad de la medida, ya que además esta misma tecnología fue aprobada y se utiliza no sólo en otras 20 provincias argentinas sino también en otros países como Japón o Brasil."
Planificación detalló que "los niveles de emisión de las antenas de televisión digital son diez veces menores a las de la radio FM y 50 veces menores que las de la televisión analógica. También, a diferencia de lo que ocurre con la televisión analógica, en la que se instala una antena lo más potente posible para cubrir mayor espacio, al planificar el despliegue de la televisión digital se resolvió poner antenas más pequeñas para reducir el impacto ambiental". Y que, por lo tanto, "se continuarán los reclamos, tanto por la vía administrativa como judicial, para que las autoridades provinciales reviertan esta arbitraria clausura así como también se demandará por daños a la empresa EPEC por el incumplimiento del contrato de cesión del predio en el que funcionaba la antena de Río Cuarto, el cual fue rescindido unilateralmente, y se reclamará un resarcimiento de 20 millones de pesos por las inversiones realizadas".
Tiempo Argentino pudo saber que asociaciones de consumidores de Córdoba iniciarán acciones contra la clausura de antenas. «



cierres con excusas ambientales
La cruzada del gobierno cordobés contra las antenas de la Televisión Digital Terrestre tuvo un inicio sorpresivo el 5 de diciembre pasado, cuando en una decisión que tomó desprevenido al gobierno, decidió clausurar las instalaciones de la TDA de Río Cuarto un día antes de su inauguración oficial por parte de la presidenta Cristina Fernández.
En aquel momento, e inaugurando un expediente que sería empleado en los dos cierres posteriores, las autoridades mediterráneas escudaron su accionar con la excusa de la protección del medio ambiente. Concretamente, la Secretaría de Ambiente provincial argumentó que faltaba documentación referida al impacto ambiental que permitiera autorizar la instalación de la nueva antena.
Desde el gobierno nacional denunciaron que el cierre obedeció a razones políticas, porque en el terreno de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC), donde se instalaron los artefactos de la TDT, ya había una estructura de 120 metros de alto con antenas de telefonía celular que nunca fueron objetadas por motivos ambientales. El jueves 24 de enero fue clausurada la segunda antena, en Leones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada