martes, 29 de enero de 2013

el comisario barleta solo le aporta problemas al socialismo

Bonfatti y Barletta analizaron la actualidad

Durante más de una hora, el gobernador Antonio Bonfatti, y el presidente de la UCR a nivel nacional, Mario Barletta, analizaron la situación social e institucional de la provincia.

Coincidieron en reclamar una mayor articulación de todos los niveles del Estado para obtener los mejores resultados.
En su carácter de presidente de la Unión Cívica Radical a nivel nacional -y como dirigente en Santa Fe del partido que integra el Frente Progresista, Cívico y Social-, Mario Barletta se reunió este lunes por la tarde con el gobernador Antonio Bonfatti para analizar la situación de la provincia.
"En Santa Fe, el Frente Progresista, Cívico y Social viene gobernando desde hace 5 años, con un programa conjunto que venimos materializando todos los días. Frente a algunas situaciones políticas y acontecimientos que se han dado, hemos conversado acerca de una realidad de la provincia", explicó Antonio Bonfatti al término del encuentro que se concretó en Casa de Gobierno y que se extendió por más de una hora.
Durante la charla, analizaron "las políticas sociales que se están llevando adelante, y las políticas concretas en materia de seguridad", y además, coincidieron en señalar "la necesidad de tener un acuerdo entre Nación, Provincia y Municipio para abordar un tema complejo como el del narcotráfico".
"Acuerdos políticos e interjurisdiccionales"Mario Barletta remarcó que "la UCR, en el orden nacional, alienta la imperiosa necesidad de que estos temas que más nos preocupan, como la inseguridad y el narcotráfico, sólo pueden ser tratados debidamente a partir de la reunión de los acuerdos políticos e interjurisdiccionales. Intentar abordar una lucha contra el narcotráfico, si Nación, Provincia y gobiernos locales no ponen responsablemente las mejores actitudes, resulta muy difícil y además no hay motivo para no hacerlo".
En ese punto, el dirigente radical remarcó que "seguimos insistiendo en que el Gobierno nacional -más allá de su responsabilidad porque el delito que se configura es federal-, tiene que estar junto a los gobernadores de todas las provincias y a los gobiernos locales de las ciudades más importantes, definiendo una estrategia común y poniendo los mejores recursos tanto para enfrentar el flagelo del narcotráfico como para acordar cuáles son las políticas sociales que pueden tener un impacto más inmediato". Fue allí cuando consideró fundamental y urgente "abordar el problema de los casi 1.400.000 jóvenes que no estudian ni trabajan en la Argentina, siendo presa fácil de las asociaciones delictivas", apuntó.
Barletta consideró "centrales" los cambios que está llevando adelante la Provincia en el ámbito judicial y policial, pero también entendió que "requiere de tiempos políticos necesarios para obtener los resultados que se esperan".
PreocupaciónA su turno, Bonfatti reseñó que con el presidente de la UCR "conversamos sobre las transformaciones que estamos llevando adelante en el Ministerio de Seguridad y de los cambios que propiciamos en el Ministerio de Justicia, fundamentalmente en el área Penal". Y coincidió con el dirigente radical en que "nos preocupa el hecho de que no hemos tenido respuesta de Nación a requisitorias ante las fuerzas federales, con el Ministerio de Seguridad en particular. Este flagelo del narcotráfico, que es mundial, necesita de la unión de los tres estamentos del Estado: Nación, Provincia y Municipio-. Tenemos que articular los esfuerzos de cada uno porque estamos ante un enemigo muy poderoso", concluyó.
"Dialogamos acerca de las transformaciones que llevamos adelante en el Ministerio de Seguridad, y repasamos una descripción pormenorizada de los cambios propiciados en el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y en la Justicia misma, fundamentalmente en el área penal. En este aspecto -añadió el gobernador- comparamos la situación de Santa Fe respecto de otras provincias donde los fiscales son los que hacen la prosecución del delito y quienes investigan al respecto, y no la policía", precisó.
En referencia al combate contra el narcotráfico en la provincia, el mandatario santafesino remarcó que "nos preocupa no haber tenido respuestas a nuestras requisitorias de parte del Ministerio de Seguridad de la Nación o del Sedronar (Secretaría para la Prevención de la Drogadicción y de la Lucha contra el Narcotráfico), pero nosotros no queremos hacer imputaciones personales".
"Ayer lo escuchaba el presidente de Uruguay (José Mujica) en un programa radial en donde hablaba de los «sicarios», mientras nosotros acá los llamamos «soldaditos». Se trata de jóvenes que no estudian ni trabajan, de 14 y 15 años, y que son fácil presa del negocio de la droga, y a los que tenemos que darles otras oportunidades", subrayó.
"Este es un problema que tenemos que solucionar en Argentina, en Uruguay, en EE.UU., en todos los países. Debemos unirnos y ver, en vez de a quien le echamos la culpa, cómo lo resolvemos por el bien de la gente", aseveró el gobernador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada