viernes, 23 de diciembre de 2011

el peor error de cristina es darle una entrevista a barletta un autoritario de aquellos

Barletta pide una reunión con Cristina para buscar consensos

El titular de la UCR, preocupado por el "sesgo autoritario" que podría tomar el gobierno nacional. Ratificó que dialogará con Carrió y López Murphy para intentar que vuelvan al radicalismo.

Mario Barletta admitió haber recibido llamados de felicitación desde el socialismo y el peronismo.
Mario Barletta admitió haber recibido llamados de felicitación desde el socialismo y el peronismo.
Mario Domingo Barletta, flamante presidente del comité nacional de la Unión Cívica Radical (elegido el viernes pasado), pedirá en las próximas horas una entrevista a la presidente Cristina Fernández de Kirchner para transmitirle personalmente "diversos aspectos de la realidad que preocupan" entre ellos, le dijo a LaCapital, "la falta de diálogo y el sesgo nítidamente autoritario que podría tomar el gobierno nacional de seguir por este camino".
Con 57 años, 6 hijos de dos matrimonios (la menor tiene 3 años), este ingeniero en Recursos Hídricos que fue tres veces rector de la Universidad Nacional del Litoral y acometió la hazaña de desplazar al peronismo de la intendencia capitalina, es el primer santafesino en conducir al radicalismo de todo el país.
-¿Qué significó esta elección?
-Un paso importante para el partido porque todos sabemos de las dificultades que viene atravesando desde hace muchos años pero lo sucedido habla a las claras de que hay una voluntad política para ir logrando cohesión interna y un proceso de renovación. La cohesión se da por el amplio consenso alcanzado entre las distintas líneas y sectores tanto como en la representación de las diferentes provincias. La renovación se advierte en la amplia participación que tiene la mujer y los jóvenes. Por primera vez la vicepresidencia primera del comité nacional y la vice tercera será ocupada por un joven de Franja Morada. Todo lo cual da una pauta de que hay una clara intención de recuperación.
-¿Cómo se recupera la confianza de la gente después de que le negó el voto a la UCR?
-Se puede porque la UCR tiene raíces muy sólidas en lo que representa. Es el partido de la ética republicana, del diálogo, de los valores, de la participación y de la ética del trabajo. En cada pueblito o ciudad de la Argentina hay radicales y ciudadanos que están esperando un país en el que se respete la democracia y se recupere el esfuerzo del trabajo. Tenemos un país con grandes oportunidades. Tenemos todo para estar mejor y a pesar de esta casi década de crecimiento económico hay desigualdades importantes, índices de pobreza importantes que el gobierno intenta esconde manipulando datos del Indec. Hoy las consultoras serias hablan de una pobreza del 23 al 28 por ciento que es más del doble de lo que habla el Indec.
-¿Traspasó las escuelas y los maestros pero no los fondos?
-La ley de coparticipación hace que en Tierra del Fuego se invierta por alumno y por año 10.700 pesos pero en Salta apenas 1.700. La desigualdad se da también en lo que es la educación en los primeros años de vida de una criatura cuando se desarrollan las capacidades neuronales. Quienes tienen recursos logran enviar sus hijos a un jardín pero hay 30 por ciento de chicos pobres que no tienen es po sibilidad. El país en aquellos temas que son trascendentes tiene serios problemas el educativo es uno.
-¿Otro?
-Que seguimos siendo un país que vive a una primavera económica por la demanda de alimentos pero no logra un desarrollo sustentable que se base el avance tecnológico.
-¿Qué le produce la pelea de Moyano con el gobierno?
-Preocupación. Volvemos a las disputas del poder y las diputas del dinero. La discusión entre la presidenta y Moyano tiene su raíz en las obras sociales no porque haya preocupación en una mejoría del as coberturas sino por la caja de esas obras sociales. Me preocupa que el gobierno nacional no tenga una actitud más allá del poder que le genera la mayoría en el ámbito del Congreso en la cual sienta que es importante el debate entre todos los sectores y con la oposición. Esta semana que pasó dio la sensación de que en el tratamiento de diferentes leyes en el ámbito del Congreso en virtud de esa mayoría no importa tanto lo que piensa el otro. Se sacan leyes con una celeridad que impide el debate y escuchar sin debate. Actitudes que están cerca al totalitarismo.
-¿Qué la economía crezca permite eso?
-La economía también muestra algunos signos preocupantes, como es la concentración económica. Ahora nos damos por enterados de que mientras hablaban de que estaban peleando con los poderosos resulta que era a esos poderosos a quienes el gobierno subsidiaba en las tarifas de los servicios.
-Dijo que el gobierno tiene actitudes totalitarias.
-Las mayorías por más contundentes que sean no tienen que perder de vista lo importante en todo este tema, que es la opinión de los que no piensan igual, de la participación de la ciudadanía en general. No creo en los que dicen que todo esta mal ni en aquellos que quieren defender lo indefendible pero si creo que es posible generar mejores condiciones de política. Cuando hay apertura al diálogo, hay tolerancia porque eso es lo que fortalece a las instituciones.
-¿Lo llamó la presidenta por su elección?
-No. Sí gente del socialismo: Binner, Bonfatti, Giustiniani. Agustín Rossi, del PJ. Ha sido un honor.
-¿Tiene pensado hablar con la presidente?
-Si. Corresponde, pero no solo desde una actitud protocolar sino que hay aspectos que deben ser transmitidos a la primera mandataria. Si pudiéramos hacerla antes de 2012 la vamos hacer.
-¿Piensa que podrá traer de nuevo a radicales como Carrió, López Murphy o Cobos?
-Tenemos que intentarlo y no solo con los radicales sino todos los hombres y mujeres que compartan estos lineamientos del radicalismo; que existan matices y diferencias no quieren decir que no podamos trabajar en forma conjunta. Las diferencias tienen que movernos a hacernos entender más que a convencer. Aliento a que todos los radicales nos reunamos y todos los hombres y mujeres que pensemos así encontremos un consenso que tenga diferentes matices y estrategias.
-Usted en el radicalismo y Binner en el socialismo, ambos buscando afirmarse como opositores. Ambos pensando en ser legisladores nacionales en dos años. ¿Una casualidad?
-Evidentemente el socialismo y nosotros estamos ocupando le lugar que la ciudadanía nos encomendó. Vamos a vivir un periodo que trabajaremos en la cohesión interna, en la convocatoria amplia y el debate profundo aunque eso no inhibe que oportunamente podamos prensar en la actitud frentista que hemos tenido siempre aunque eso ahora tiene que esperar un tiempo. En el ámbito parlamentario seguramente vamos a encontrar posiciones conjuntas para trabajar en conjunto.
En contra
El ex candidato presidencial Ricardo Alfonsín se mostró en contra del regreso al partido de Elisa Carrió y Ricardo López Murphy, como pidió el flamante presidente Mario Barletta. "No lo veo por ahora. No veo razón para suponer que deseen volver los que se fueron del radicalismo", señaló Alfonsín, quien avaló la candidatura de Barletta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada