lunes, 26 de diciembre de 2011

pobre barletta es un berretta

Tras pedido para adelantar de Convención por temor a alianza con el PRO

Para Barletta, antes de armar alianzas la UCR "debe mirarse a sí misma"

Mario Barletta
Ante las críticas de sectores internos, el presidente de la UCR, Mario Barletta, indicó que el radicalismo "tiene vocación frentista" para las elecciones de 2013, pero descartó un acercamiento inmediato y remarcó que el partido primero debe "mirarse a sí mismo".

Barletta consideró apresurado el acercamiento de algunos radicales al socialismo o al PRO de Mauricio Macri, y evaluó: "Eso es porque no nos sentimos cómodos con nosotros mismos".

"El radicalismo tiene que fortalecerse, mirarse y recuperarse a sí mismo con su propia identidad y después, en una segunda etapa, conformar frentes con otros espacio políticos. El radicalismo se equivocaría si se planteara hoy para donde vamos. Tenemos que ir primero al espacio propio del radicalismo", indicó Barletta.

En declaraciones radiales, el ex intendente de Santa Fe indicó que "el radicalismo tiene una concepción frentista que tendrá que analizar cuando la oportunidad esté dada y analizarla desde la perspectiva de la coincidencia programática con otras fuerzas políticas".

"Creo que si hay radicales que piensan en ir para un lado o para el otro es porque está faltando que los radicales piensen en estar con el radicalismo que es lo mas importante", destacó Barletta.

Y concluyó: "Nos tenemos que fortalecer nosotros mismos. Esa tarea es ardua porque hay que volver a enamorar a los radicales.

Hay que ser amplios para que convivan ciertas diferencias dentro del partido mientras abracemos los mismos principios y convicciones".

El mensaje de Barletta se produjo luego de que se conociera que sectores disidentes del radicalismo, encabezados por Federico Storani y Leopoldo Moreau, pedirán el adelantamiento de la próxima Convención Nacional, encargada de definir el perfil ideológico y político del partido, ante el temor de que se concrete una alianza institucional con el PRO.

Ese sector disidente, sumado al cobismo residual que ya no responde al ex vicepresidente, está cerca de alcanzar el 25 por ciento de las firmas necesarias para exigir que se adelante el encuentro del máximo órgano partidaria, encargado de definir el perfil ideológico del radicalismo.

Storani y Moreau controlan la mayoría de los convencionales de la provincia de Buenos Aires, mientras que el vicegobernador de Santa Fe, Jorge Henn, y Héctor "Changui" Cáceres aportarán las firmas de su provincia.

En Capital Federal, los convencionales Diego Barovero y Fernando Blanco Muiño pulen detalles para la presentación de la solicitud formal al presidente dela Convención, Hipólito Solari Yrigoyen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada