jueves, 29 de diciembre de 2011

Medios

J. P. Feinmann quiso promocionar su libro y terminó furioso

El filósofo criticó la entrevista que le hizo La Nación. "Estuve confiado y un poco bobo", dijo. La dura réplica del entrevistador.

Ver Comentarios (54)

28.12.2011 | 19:45

foto perfil.com

El filósofo se trenzó en una riña mediática con el diario La Nación. | Foto: Cedoc

Ampliar Ampliar
Un reportaje a José Pablo Feinmann en La Nación desató tal polémica, que el mismísimo filósofo tuvo que salir a aclarar a través de una columna en el diario Página 12 a la que tituló: "El puñal en la espalda". El periodista que lo entrevistó, Ricardo Carpena, también se encargó de responderle en una columna publicada hoy en LaNación.com bajo el título: "Conmigo no, Feinmann".

Sucede que en su versión on line, el título de la entrevista, que originalmente era una cita textual del filósofo que decía "Si gobierna Moyano, van a ver lo que es el autoritarismo peronista", fue cambiado por otra cita: "Es muy incómodo adherir al gobierno de dos multimillonarios que te hablan del hambre". Y Feinmann puso el grito en el cielo, al entender que lo ubicaban como "antikirchnerista", y salió a dar todo tipo de explicaciones.

"Creo que estuve confiado, ingenuo y hasta un poco bobo en el reportaje de La Nación", dice en su columna de hoy en Página/12. Y asegura que esa cita con la que tituló LaNación.com fue sacada de contexto y lo hace decir algo que asegura que no dijo y que lo ubica en "el esquema binario" entre "lo K y lo no K".

"Voté a Cristina y adhiero a su gobierno", dice en una parte de su artículo publicado hoy. Pero agrega: "No acepto ser definido como 'kirchnerista' porque sería validar el esquema binario con que se piensa (mal) la política argentina: lo K y lo no K".

Pero también menciona a Carpena, el periodista que lo entrevistó, a quien luego de criticar dice que puede "comprenderlo".
"Su trato fue muy amable. No puedo pretender que piense como yo si está en La Nación. Es parte del disenso democrático que acepte sus puntos de vista y hasta algunas de sus trampas, que tal vez ya le broten solas", dice el filósofo.

Por su parte, Carpena le respondió hoy en una columna que empieza diciendo: "Sólo falta que diga que lo drogamos para que dijera lo que dijo. O que lo amenazamos con un revólver en la cabeza".
Y el entrevistador añade: "Me decepcionó José Pablo Feinmann. Hoy publicó una columna en Página 12 en la que sigue el esquizofrénico derrotero que eligió desde que salió la entrevista en La Nación". Luego asegura que esa columna fue publicada porque "lo están despedazando en las filas K", y que ya desde el comienzo de la nota "imaginé que lo iban a triturar por las críticas contra el kirchnerismo".

Feinmann señala en el artículo de Página: "Me veo compelido a escribir estas líneas por las incómodas e inusitadas reacciones que tuvo una nota que me hicieron en el diario La Nación. Mis palabras fueron tan distorsionadas (sobre todo en la edición para internet de la nota) que pareciera que he pasado a ser el líder ideológico de la 'oposición'".

"Uno es un tonto que cree en la posibilidad de romper el esquema binario y abrirse a un diálogo amplio, democrático, que posibilite un país más armónico y menos esquizofrénico, menos bélico, acepta, va y dialoga", dice, al explicar cómo fue que dio la entrevista a La Nación. Al tiempo que termina asegurando: "Jamás aceptaré un reportaje en La Nación".

Y explica, también, en qué contexto fue que dijo la frase que fue utilizada por la versión on line del diario para titular la nota que salió en el suplemento "Enfoques" de la edición impresa, en el marco de la campaña para "empujar la venta" de su último libro.
Feinmann cuenta que ante la pregunta del periodista sobre el incremento patrimonial de los Kirchner, respondió: "Habría que hacer un muy buen análisis de cómo creció ese patrimonio". Y luego señala: "Y si fui cauto, si mi firmeza no fue la deseada por los cuadros "K" es porque el tema de la sola sospecha o acusación de corrupción en un gobierno popular me desquicia. De aquí que (viniendo de un largo razonamiento que había empezado con la condición de hacer 'un muy buen análisis' del bendito tema del patrimonio) haya concluido diciendo la consecuencia lógica que se produciría si eso fuera verdad: 'Porque es muy incómodo adherir a un gobierno de dos gobernantes multimillonarios que están comandando un gobierno popular, nacional y democrático'. Ahí cavé mi tumba".

Carpena, en tanto, le contesta que "no hubo trampa" en la charla que tuvieron, tal como lo desliza Feinmann en su columna. "Hay un primer problema para la teoría de la trampa: gracias a que la entrevista fue filmada para que pudiera difundirse una versión en lanacion.com, cualquiera puede apreciar cómo, desde el minuto 7.11 hasta el minuto 9.22, sin cortes ni edición alguna, Feinmann dice, en aparente pleno uso de sus facultades mentales" la cita que utilizó LaNación.com para titular

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada