viernes, 23 de diciembre de 2011

producción por debajo de su capacidad obliga a pequeños y medianos a importar

Radiografía de un mercado a la medida de Clarín y La Nación

Publicado el 23 de Diciembre de 2011
La SIGEN elaboró un informe en el que da cuenta de la ventajosa situación de los socios privados de Papel Prensa frente al resto de los diarios en el acceso al vital insumo para medios gráficos.
La sanción de la ley que declara de interés público la produccción, comercialización y distribución de papel de diario despertó en parte del arco opositor una fuerte resistencia. En sintonía con los intereses de los grandes medios concentrados, tacharon el proyecto de “intento por controlar la prensa”. Poco dijeron, sin embargo, acerca de la actual situación del mercado del papel de diario en la Argentina que permite que los medios gráficos del Grupo Clarín y de La Nación accedan al vital insumo a precios preferenciales, quedando así en una posición ventajosa con respecto a sus competidores.
Frente a esto, la Sindicatura General de la Nación (SIGEN) elaboró un informe en el que da cuenta de la actualidad del mercado y de Papel Prensa.
El documento destaca que sobre un total de 131 millones de acciones, AGEA y CIMECO, empresas pertenecientes al Grupo Clarín, poseen por sí solas el 49% de la empresa, mientras que La Nación tiene el 22,49% de los títulos. En conjunto Clarín y La Nación controlan 71,49% de la empresa. El Estado posee el 27,46%, la agencia estatal de noticias Télam el 0,67% mientras que el 0,37% restante está en manos de terceros.
El consumo anual de pasta de papel en la Argentina alcanza las 250 mil toneladas y el 58% de esta demanda está cubierta por la producción de Papel Prensa que llega a las 145 mil toneladas anuales. Sin embargo, la empresa está produciendo muy por debajo de su capacidad.
El 71% de la producción total de Papel Prensa queda en manos de Clarín y La Nación mientras que el 29% restante debe ser distribuido entre 168 medios que además deben pagar un precio un 15% mayor que el que pagan los socios privados en la empresa y recurrir a la importación para abastecerse.
Debido a la negativa de Clarín y La Nación de adecuar su producción a las necesidades del mercado, la importación de papel creció de manera constante en los últimos años. El 16% de la demanda de 2009 fue cubierta por la importación, lo que causa fuertes perjuicios a los pequeños y medianos medios gráficos que deben pagar más por el insumo. Aunque cada vez más los editores deben recurrir a la importación, Papel Prensa está produciendo en la actualidad al 60% de su capacidad instalada.
Así planteado el panorama, la SIGEN concluye en su informe que la concentración de Clarín y La Nación del mercado del papel castiga al consumidor final, disminuye la competencia, aumenta los precios y hace abuso de la posición dominante. Por ello destaca la importancia de la ley que declara de interés público la producción, comercialización y distribución de pasta de celulosa para papel de diarios y de papel diarios.
De esta manera, señala el informe, se podrá abastecer a todos los medios de prensa gráficos en condiciones igualitarias, de precios y condiciones de contratación, lo que permite desarrollar la prensa independiente y la libertad de expresión. La ley “garantiza la libertad de prensa y de imprenta”, además de preservar y proteger el ambiente y obligar a Papel Prensa a presentar y ejecutar cada tres años un Plan de Inversiones tendiente a satisfacer la totalidad de la demanda interna de papel para diarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada