domingo, 26 de febrero de 2012

cholula y cipaya dos categorias en la misma persona como mucho no

Ernestina, "incondicional" con Luis Miguel

La empresaria y dueña del Grupo Clarín viajó a Punta del Este para ver el show del cantante. Reencuentro con Felipe, su nuera y su nieta. Fotos.

Ver Comentarios (3)

26.02.2012 | 11:30

foto perfil.com

Ernestina Herrera de Noble viajó a Punta del Este para encontrarse con su hijo Felipe, y su nuera Vanesa. | Foto: CEDOC

Ampliar Ampliar Fotogaleria Fotogalería
No es común verla en eventos sociales, es cierto. Sin embargo, Ernestina Herrera de Noble parece tener una debilidad por Luis Miguel, el único artista capaz de hacerla abandonar el bajo perfil por un rato para disfrutar de su música.

Acompañada por su nuera, Vanesa Defranceschi Sadi, la dueña del Grupo Clarín cumplió con su ritual de fanática de “Luismi” y dio el presente el lunes, en el show que el astro mexicano brindó en el hotel Conrad de Punta del Este. De este modo, la empresaria volvió a disfrutar de su ídolo, tal como lo había hecho el año pasado en el estadio de Vélez.

El recital se inició puntualmente a las 23, con un show en el que no faltaron clásicos, canciones nuevas y boleros. Sobre el escenario, el divo mexicano estuvo acompañado por diez músicos; debajo de él, por una docena de famosos, entre los que se destacaron Adrián Suar y Griselda Siciliani, Florencia de la V, Susana Rinaldi, Claudio María Domínguez y Gerardo Sofovich.

“El Sol” llegó al balneario uruguayo el sábado en avión privado, secundado por su mánager, su ama de llaves y dos guardias de seguridad. Allí, en tanto, ya se encontraba trabajando en el armado del show un equipo de cincuenta personas.

Durante su estadía en el hotel Conrad, Luis Miguel se hospedó en una suite de 600 metros cuadrados de U$S 7.500 por noche. Temperatura ambiente de 23°C, velas de vainilla para aromatizar el ambiente, arreglos con coloridas flores y tequila Patrón Añejo fueron algunas de las exigencias del cantante, que también puso a prueba su suerte en la ruleta del salón vip del casino y cenó en el restaurante del hotel.

El miércoles, el mexicano se presentó en la primera noche del Festival de Viña del Mar, en Chile. Y dejó un gusto amargo: en el contrato, “Luismi” exigió que su show no fuera televisado, por lo que millones de televidentes trasandinos se quedaron con las ganas de verlo en vivo.

Esta noche, en tanto, el cantante brindará un show “de local” en la Arena Ciudad de México.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada