domingo, 26 de febrero de 2012

en estos diputados podemos confiar sin problemas

LEANDRO BUSATTO

"Gastados argumentos para justificar la falta de gestión"

El diputado provincial objetó las manifestaciones expresadas por el ministro de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, Antonio Ciancio, respecto de la sanción de 36 millones de pesos que la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista (Cammesa) aplicara a la Empresa Provincial de la Energía (EPE) de nuestra provincia, debido al aumento de la tarifa para los usuarios de un 23,2 %.

Al respecto expresó Busatto: "“Lamentablemente, la maquinaria socialista vuelve a intentar justificar lo injustificable con los viejos y remanidos argumentos que utiliza desde hace más de cuatro años. La política de subsidios del Estado Nacional sobre la generación de energía eléctrica, respondió siempre a una necesidad muy clara, cual es la de alivianar el principal costo de la provisión del servicio. Cuando a un usuario le llega su tarifa del servicio eléctrico, debería saber que la misma contiene tres componentes de costos: el costo de generar electricidad, el costo de transportar la electricidad y el costo de distribuirla".
"De los tres costos, el de mayor incidencia económica es el primero, es decir la generación de energía eléctrica. Precisamente es allí donde se aplica el subsidio del Estado Nacional. Creo que es imprescindible que los santafesinos conozcan la magnitud de lo que significa el aporte nacional en dicho sentido. Si el costo de generar electricidad es de $ 320 Megavatio Hora, los usuarios deben saber que la EPE (al igual que el resto de las distribuidoras del país), compra a razón de $ 64 Megavatio Hora. Esa diferencia, que es de $ 256 Megavatio Hora, es lo que subsidia el Gobierno Nacional"”, agregó Busatto.
"En tal sentido, sólo durante el año 2011 el Gobierno Nacional subsidió a la EPE en la compra de energía en el Mercado Eléctrico por un monto de $ 2.270.000.000. Lo que eleva el valor final de la tarifa que recibe el usuario, es el costo de distribución que establece cada provincia. En Santa Fe, dicho monto es muy alto en relación a otras jurisdicciones y por consiguiente es elevado el precio de la tarifa final".
"Los funcionarios provinciales tergiversan esta información para deslindar lo que, a esta altura, constituyen serias deficiencias en la gestión del Estado y de la Empresa Provincial de la Energía. Con los aportes del Estado Nacional, con una de las tarifas finales más caras de la Argentina (producto de los elevados costos de distribución que arbitrariamente ha fijado la Provincia), no han sido capaces de elaborar un plan estratégico en materia de energía; no hubo inversiones durante estos años, lo cual deja el triste saldo de un verano en el que los santafesinos debieron soportar estoicamente las altas temperaturas con un deficiente servicio eléctrico. “Afirmar que con dichos registros térmicos, sucede lo mismo en Santa Fe o Los Ángeles, es faltarle el respeto a la gente"”, agregó el Diputado.
"Puntualmente, en relación a la quita del subsidio, se trata de una medida legítima adoptada por el Gobierno Nacional para evitar que la EPE le traslade a los usuarios mayores costos. Si la EPE tuviera que comprar la energía sin subsidio de la Nación, debería aportar $ 2.270.000.000 más por año, lo cual justificaría un aumento en el costo de la tarifa final que pagan los usuarios. Sin embargo, la decisión de evitar dicho impacto motiva la inversión del Gobierno Nacional. Es inadmisible que la Provincia no realice un plan de inversiones serio, sistemático y sostenido con el ahorro que le permiten realizar las políticas nacionales. Es sencillamente desidia y mala administración".
"La razón de ser del subsidio que el Estado Nacional otorga a las Distribuidoras - evitándoles que tengan que pagar los reales costos de generación - es el de mantener estables y bajas las Tarifas para la gente. Evidentemente, el gobierno socialista no comparte dicha visión y ha decidido proseguir con su política de aumentos en la tarifas de servicios públicos. Por consiguiente, el Estado Nacional decidió reducirle el Subsidio de $ 2.271 millones por año a $ 2.031 millones por año, que son los $ 240 millones de impacto anual del aumento tarifario aprobado para la EPE.
"“El Gobierno sigue comentando la realidad, sigue falseando los datos y mintiendo con el fin de maquillar la carencia de una gestión eficiente. No hay autocrítica en los funcionarios, no se advierte la toma de decisiones políticas que pongan fin al desconcierto generalizado que reina en la provincia, no se avizoran políticas a largo plazo en aspectos centrales, como en este caso es la cuestión energética y, sin embargo, el déficit de las cuentas provinciales aumenta en forma
alarmante. Creo que llegó el momento en que los santafesinos nos preguntemos seriamente, ¿hacia dónde nos lleva este Gobierno?"”, concluyó el Diputado Provincial Leandro Busatto

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada