miércoles, 29 de febrero de 2012

Los jóvenes no tenían en TV un lugar donde hablar de política"

La conductora Daniela Niremberg rescató el valor cultural del magazine "1.000 manos". "Entre risas les damos información a los chicos", dijo sobre el envío que emite Canal 7.

02-29-escenario
Una belleza que asomó en tiras infantiles y juveniles, pero ahora tomó la conducción como un nuevo desafío. A partir de "1.000 manos" Daniela Niremberg ganó popularidad en la televisión.

  • valorar
La actriz Daniela Niremberg, conductora de "1000 manos", el magazine juvenil que se emite en las mañanas de Canal 7, destacó la importancia de "construir un espacio televisivo pseudo-político de compromiso que le acerque a los más chicos información importante en un lenguaje normal".
"No había en la pantalla chica un lugar hecho por jóvenes y para jóvenes donde se hable de cultura o política en un lenguaje para ellos, pero nosotros entre risas, bromas y actividades les vamos dando información", resaltó Niremberg.
"1000 manos", que se emite de lunes a viernes de 10 a 11.30 por la Televisión Pública, es un magazine en vivo con propuestas pedagógicas y entretenidas para introducir a niños y adolescentes en el mundo del arte, el diseño, el pensamiento, la tecnología y la ecología.
De la mano de un grupo de jóvenes especialistas en alimentación, manualidades, informática, entre otras tantas especialidades, el programa se sucede con un ritmo descontracturado y vertiginoso.
"Me interesó la propuesta porque era una veta que no conocía, que estaba buena y me daba la posibilidad de jugar con otra profesión dentro de lo que a mí me gusta hacer, que es actuar y estar en contacto con la gente", comentó la actriz que recientemente filmó "Mar del Plata", la ópera prima de Jonathan Klajman.
Y con el norte puesto en acercar un producto diferente a los más chicos, "1000 manos" apunta a coordinar actividades pensadas para jóvenes de la mano de un equipo que aglutina a artistas y profesionales.
"Vienen personajes muy importantes, pasaron nombres súper grosos. Por ejemplo, que en un programa destinado para chicos pueda aparecer el arquitecto Clorindo Testa para nosotros es una señal de que se puede hacer algo distinto", evaluó Niremberg sobre el ciclo.
"En otro canal -completó- no estaría la posibilidad de que exista algo así; pero en la TV Pública el rating no importa tanto, lo que te da un piso más estable y menos vertiginoso para hacer este tipo de programas".
Y la respuesta del público no se hizo esperar: el programa que salió el aire el 15 de agosto pasado, actualmente suma cada día alrededor de 300 nuevos amigos por Facebook y otras redes sociales.
En ese sentido, la conductora llamó a "desmitificar la importancia de las mediciones de audiencia de Ibope, un sistema que se mide con 800 aparatitos en Buenos Aires y Capital Federal, y empezar a prestar atención al acceso que tiene la gente a los programas".
"La Televisión Pública se mira más que nada en el interior del país y para medir eso también ayudaron mucho las redes sociales que permiten ver la repercusión; y nosotros tenemos mayoría de televidentes en el interior del país donde el rating pareciera que no importa", criticó.
No obstante, Daniela remarcó que trabajar en Canal 7 también la expone y buscó dejar en claro su posición. "Yo trabajo en la TV Pública y en eso sí corro un riesgo, porque no estoy atrás de un personaje, sino que soy yo diciendo lo que digo", destacó la intérprete.
"Toda la información que mostramos tiene que ver con un apoyo lógico al gobierno por el lugar en el que trabajamos, pero no voy a mostrar nada con lo que yo no estoy de acuerdo y está bueno aprender a regular esas cosas", agregó con suficiente claridad.
Por eso, Niremberg manifestó la necesidad de "separar a los actores de la competencia ideológica entre los canales, porque lo artístico es lo artístico y la ideología es mía y no tiene nada que ver con mi trabajo".
Y por fuera de su labor diaria, la actriz volvió por tercer año consecutivo a ponerse en la piel de Lía, una montonera que, en la comedia "El secuestro de Isabelita" de Daniel Dalmaroni, que se presenta en el Teatro del Pueblo, de Buenos Aires, decide secuestrar a Isabel Perón para evitar el golpe de Estado pero, por equivocación, terminan raptando a Isabel Pavón, una mujer de apellido similar.
"Está bueno que se recuerden estos temas, nunca se había hecho una obra que hable de montoneros, dictaduras y de Perón en tono de comedia y si bien aún todos tenemos muchas heridas abiertas relacionadas a los desaparecidos, la gente se enganchó enseguida con la obra", concluyó.
Desafío
Daniela Niremberg lleva 15 años de experiencia en la televisión. La actriz actuó en “Cebollitas”, destinada al público infantil; y también se destacó en una tira juvenil “Rebelde Way”. Entre otras participaciones en televisión, actuó en “Como pan caliente” y en “Ciega aa citas”. La conducción es su nuevo desafío y lo está cumpliendo con creces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada