sábado, 25 de febrero de 2012

Espectáculos

El culebrón inglés que conquista al mundo

El impensado éxito de Downton Abbey, sobre la nobleza en la Primera Guerra. Fotos.

Ver Comentarios

Por Darío Silva D'Andrea (*) | 25.02.2012 | 20:07

foto perfil.com

Downton Abbey, la serie sobre la Primera Guerra que cosecha premios y bate récords. | Foto: Cedoc

Ampliar Ampliar Fotogaleria Fotogalería
Desde que ganara seis premios Emmy a mediados del año pasado, la serie de televisión británica "Downton Abbey" no deja de sumar seguidores, y actualmente se alza como la ficción inglesa más exitosa del momento en el mundo. Sólo en Inglaterra logró un récord de más de 10 millones de espectadores mientras los turistas se avalanzan sobre la mansión que sirve de escenario y las críticas no dejan de ser buenas.
Producida por Carnival Films (filial de NBC Universal) para el canal ITV, y creada y escrita por el escritor Julian Fellowes, la primera vez que esta serie estuvo en boca de todos fue precisamente en aquella entrega de premios, consagrándose como la gran ganadora de la categoría de miniseries en los "Emmy Awards".
El triunfo llamó la atención, porque esta producción venía desde Inglaterra y en ese momento no era muy popular fuera de Gran Bretaña. Actualmente, se emite en más de 100 países (en Argentina, por Film&Arts) y fue nominada a cuatro Globos de Oro, algo que ninguna otra exitosa serie consiguió fuera de las islas británicas. En EE.UU. la cadena PBS registra audiencias de más de 4 millones de espectadores. E incluso se adjudicó un récord Guinness como el programa de televisión que más aclamaciones recibió de la crítica.
"Estoy absolutamente atónito con la reacción que la serie ha conseguido en todo el mundo. Nos propusimos hacer el mejor programa posible, pero nada nos preparó para esta ola de afecto en que nos hemos sumergido en el último tiempo", comentó Hugh Bonnevielle, el actor que protagoniza al Conde de Grantham.
Mientras todo el mundo termina de ver la segunda temporada, los británicos esperan a que en septiembre debute la tercera, un ciclo de ocho capítulos que narran historias ocurridas entre 1916 y 1919. Tiene el mérito de haber resucitado el género "de época" en la televisión, con una ambientación, vestuario y realización aplaudidas por los críticos.
Un sinfín de personajes de todo tipo y carácter, aunados en una trama intrigante y laberíntica durante la Gran Guerra, cobran vida en el interior de una casa señorial de la campiña inglesa. Lejos del típico "todos con todos" de las telenovelas, la serie apuesta por una versión más madura de las relaciones amorosas y emocionales entre los distintos personajes.
Una encuesta en Gran Bretaña asegura que Maggie Smith-actriz ganadora de 2 Oscars, 2 Globo de Oro, 2 Emmy y un Tony, entre otros- que da vida a Violet, la condesa viuda de Grantham en la serie, es uno de los principales motivos del éxito de la serie. Ahora, en su tercera temporada contará con la actuación de Shirley MacLaine, quien interpretará a Martha Levinson, la madre de Lady Cora Grantham, personaje encarnado por Elizabeth McGovern.
La popularidad de Downton Abbey también sirve de impulso para la industria turística británica. Muchos televidentes viajan a Inglaterra para ver con sus propios ojos la gran casa -de más de 300 habitaciones- utilizada como escenario en la campiña.
“Ha sido asombroso”, dice a CNN Lady Fiona Carnarvon, una de las propietarias de la casa, al describir el efecto que "Downton Abbey" tuvo en su vida familiar y en la demanda turística del castillo. “Ahora tenemos muchos correos electrónicos que nos dicen, ‘adoramos su hogar’”.
La casa fue residencia del quinto conde de Carnarvon, quien junto con Howard Carter descubrió la tumba de Tutankamón en 1922. Está abierta al público en días seleccionados desde abril hasta septiembre. El precio para visitar la casa, los jardines y una exhibición egipcia es de unos 25 dólares. Alrededor de 50.000 personas la visitaron durante el 2011.
Para Lady Carnarvorn, abrir su hogar a tantos visitantes simplemente es algo que forma parte de la vida de una familia de la nobleza, tal y como sucede con la casa donde nació y está sepultada la princesa Diana, Altorph House.
"Downton es especialmente bueno para mostrarle a los visitantes que hay más cosas en Gran Bretaña que simplemente los sitios históricos de Londres", asegura el portavoz de VisitBritain, la agencia nacional de turismo del país. “Downton Abbey realmente muestra la belleza de nuestra campiña y nuestros pintorescos pueblos y todas las casas señoriales de todo el país (…) No teníamos ni idea que tendría vida propia. Se volvió tan popular”.
Por otra parte, "Downton Abbey" logró un aumento de las ventas de una bebida que los jóvenes de ese país considera "de abuelas": el jerez. Según el diario Daily Mail, en los últimos tres meses, la cadena comercial "Mark & Spencer" registró un aumento del 15% en las ventas de esa bebida gracias al "efecto Downton".
(*) Especial para Perfil.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada