sábado, 30 de julio de 2011




30-07-2011 | Reflexiones, por María Herminia Grande


Introspección y política


La adrenalina política descargada el domingo pasado en la elección en Santa Fe, de venderse en las farmacias, éstas habrían agotado su stock. El primer gran tema imposible de soslayar en el análisis político, habla de un gran disconformismo. Este tiene como principal receptor a la política implementada por el gobierno nacional. Fue la propia Presidente de la Nación, quien a días de celebrarse los comicios, puso sobre el tapete un problema padecido por los santafesinos, producto de la deficiencia de las políticas aplicadas por su gobierno. Cuando la Presidente señala que Santa Fe crece por debajo de la media nacional, no hace más que invitar al electorado a reflexionar sobre la pérdida de tres millones de cabezas de ganado, el número de frigoríficos que se cierran, el gravísimo problema de la producción láctea y sus correspondientes consecuencias laborales. Esto se hace extensivo a toda la región Centro, en Córdoba hay también elecciones el próximo 7 de agosto.

El debate mediático que posicionó los proyectos del Dr. Bonfatti y del Ing. Rossi, quedó en el caso de Rossi, congelado en su aspecto positivo, dado que lo expresado por la presidente Kirchner a las pocas horas actuó cual catalizador, logrando hacer nuevamente presente la rémora de la 125. Miguel del Sel fue el receptor en votos que eligió la gente para hacerle saber al gobierno nacional con mucho más fuerza, pero también al provincial, su disconformidad. Si esto no fuese así y la gente hubiese votado por su proyecto, la lista de diputados habría obtenido casi tantos votos como él. También es cierto que en medio de la disputa Binner vs. Presidenta, Macri arrasa en Capital Federal y esa euforia pudo haber llegado a Santa Fe para su hombre del Sel.

En la noche del domingo 24, los tres candidatos más votados tuvieron por distintas razones, sabores amargos. Agustín Rossi, cargó sobre sus espaldas con la dura realidad de sentir en carne propia que el proyecto al cual pertenece y que ha defendido con vehemencia hasta sus mayores puntos débiles; le dio la espalda con la velocidad de un rayo para intentar no emparentarse con la derrota. En este caso la diferencia obtenida entre Rossi y la lista de diputados tiene que ver con que el peronismo que no acompañó a Rossi, quiso asegurar su pervivencia en las cámaras legislativas. Antonio Bonfatti con el 60% de los votos escrutados esa noche, permanecía en los cómputos por debajo de del Sel. Casi a la medianoche, finalmente apareció el caudal de votos de la ciudad de Rosario y Santa Fe, obteniendo lo que en las encuestas se llama empate técnico (+3, -3). Trascendió luego que las expectativas electorales del socialismo se vieron menguadas –entre otros aspectos- por resabios de la interna con Giustiniani y con los radicales; así como también –y aquí una novedad- por votos simpatizantes del socialismo que entendiendo que la provincia “ya estaba ganada”, decidieron con su voto a del Sel, ubicar a Rossi y con él al gobierno nacional, en tercer lugar. Es difícil entender esta última ecuación, dado que el socialismo más que nunca necesitaba en Santa Fe realizar una excelente elección para que el candidato presidencial Binner, se proyecte con fuerza hacia el 14 de agosto. Por su parte en el caso de del Sel, su angustia tiene que ver con que, habiendo perdido por 60 mil votos pudo haber ganado…

En la geografía del peronismo es muy interesante analizar las mezquindades de ciertos dirigentes quienes cuidaron con ahínco su capital y no tuvieron problemas en abandonar a su suerte al diputado Agustín Rossi. Un caso notorio es el del candidato hoy kirchnerista, para encabezar la lista de diputados nacionales, Omar Perotti, en Rafaela. En las internas, en la categoría a gobernador, Rossi obtuvo 7.949 votos; Bielsa 5.648 y Perotti: 34.290. El pasado domingo, Perotti logró que su senador, obtenga 22 mil votos, la lista de diputados 18 mil votos; el candidato a intendente. 20 mil votos; y en la categoría a gobernador, Agustín Rossi obtuvo 8.522 votos… Es decir que Rossi sólo recuperó sus propios votos obtenidos en la interna. En la misma ciudad, el PRO en la interna obtuvo en la categoría gobernador, 4. 947 votos, el domingo 20.286 votos… El eslogan del cartel con la foto de Agustín Rossi, María Eugenia Bielsa, Omar Perotti y la Presidente Kirchner decía “Tenemos el mismo sueño”, pareciese que no.

El electo gobernador Bonfatti a partir de diciembre deberá gobernar haciendo del arte de la negociación y el diálogo su propia Constitución, dado que no sólo tendrá oposición mayoritaria en ambas Cámaras, sino que además está en minoría dentro de su Frente en el Senado, y con mayoría simple dentro de su Frente en Diputados. Del Sel quien ha manifestado querer seguir en política, de ser así, ya no podrá asirse en los próximos cuatro años, de ese discurso tan antipático de definirse como apolítico.

Cabe recordar que la política tiene sus propios antídotos para purgar sus excesos. Julio Chamizo fue uno de ellos… y podríamos citar varios más. Cual estrella fugaces, aparecen, brillan y se extinguen. La política santafesina debe hacer una profunda introspección sobre los resultados obtenidos el pasado domingo, la ciudadanía también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada