sábado, 30 de julio de 2011

posible contrapunto en las altas esferas

El voto cautivo no está asegurado como antes y Grondona quedaría entre la espada y la pared

Si nada cambia, en noviembre el Gobierno le pedirá a la AFA la implementación del nuevo torneo. Pero los encargados de aprobarlo ya no están tan convencidos de levantar la mano. Grietas K-fútbol. El rol de Zannini.

Por Marcelo Rodríguez
30/07/11 - 07:18
El voto cautivo no está asegurado como antes y Grondona quedaría entre la espada y la paredSocios alejados. Grondona y Cristina van por los mismos caminos. Sin embargo, la Asamblea de Representantes de la AFA, que es la que va a decidir si el nuevo torneo se implementará o no, ya no tiene un voto tan homogéneo. El presidente de la AFA deberá hacer más lobby que nunca para tratar de unir las posiciones y no tener un choque.

Los 49 hombres del brazo resorte no quieren dejar desairado a Julio Grondona. De hecho, la Asamblea de Representantes de la AFA no desterraría de su filosofía el “síjulismo”, a pesar de que mantiene diferencias con el formato propuesto. De lo que se duda es si el proyecto de unificar la Primera División con la B Nacional finalmente se concretará. “Hace dos días salía seguro, nadie lo dudaba, como pasa casi siempre en este tipo de encuentros, pero el escenario cambió”, concede ante PERFIL un allegado al presidente de la AFA. Mientras, el Gobierno agudiza la mirada y repiensa las reglas de juego. Sin un plan claro, la salida fue un atajo: pelotazo largo y lejos. Allá, donde las elecciones ya serán parte del pasado y el escenario será totalmente otro, tal vez con la espalda más ancha.

Alta sociedad.
“Dios ha sido generoso conmigo. Me ha dado todo cuanto se puede esperar de la vida: salud, hogar, familia, trabajo, vocación y un profundo amor por el juego más bello del mundo: el fútbol. Y el fútbol, también ha sido generoso conmigo: me dio todo. Pero esta pasión siempre me sorprende con algo más. Por ejemplo, este día. Vivir junto a ustedes este día. Un día histórico.” Aquel 20 de agosto de 2009, Grondona estaba convencido de que acababa de ensanchar su espalda. En su afán de golpear al Grupo Clarín, el Gobierno firmaba un contrato de televisación con la AFA bajo al figura de Fútbol para Todos. Por entonces, Aníbal Fernández se hamacaba como un hábil enganche y ensayaba la gran jugada. El jefe de Gabinete era el hombre del Gobierno que tenía la pelota. Otros tiempos.
A Grondona le cambiaron el socio. “El problema es la caja”, le cuenta a este medio una fuente política. Y detalla: “A Aníbal primero le sacaron la Policía, después la pauta publicitaria y ahora, el fútbol”. El hombre que Cristina eligió para que se ponga los botines es Carlos Zannini, secretario Legal y Técnico. “El que creyó que esto iba a funcionar no sabe nada de fútbol”, infiere un presidente de un club de la B Nacional. Zannini fue el que le marcó la cancha a Don Julio.
Con la mayoría de hinchas en contra del formato de 38 equipos, la medida se tornó, al revés de lo pretendido, en antipopular. Este martes habrá marchas en distintos puntos del país para protestar por los masivos ascensos. Una será en la puerta de la AFA, en el lugar que ya no se impone el “todo pasa”.

Es el sistema, estúpido. Son varios los dirigentes que no comulgan con la idea nodal del posible nuevo campeonato. Sin embargo, son rehenes de la tesorería. El ex presidente de Vélez Raúl Gaméz sostiene: “Es mentira que es AFA rica, clubes pobres; es una frase que mucha gente repite pero que es irreal. Es AFA pobre, clubes pobres”. Se explica: las instituciones le deben a la casa madre del fútbol alrededor de 600 millones de pesos, según el último balance. Y a la vez, la AFA necesitó del rescate financiero del Gobierno, por eso no dudó en soltarle la mano a Tele Red Imagen Sociedad Anónima (Trisa) con respecto a la Primera División.
El poder de Grondona radica en la caja, no en una corte adicta convencida de su política. La liquidez que baja de la televisión es administrado por AFA: Grondona es el que reparte las cartas del mazo. Y el que, a través del “amiguismo”, creó un sistema que condiciona a los clubes. Grafica un dirigente que participa de las reuniones de Viamonte 1366: “Si le borran las deudas a los clubes, ahí se votaría por convicción”. Justo lo que no quiere Grondona.

Ida y vuelta.
La idea se instala, después se ve. El mecanismo de AFA es largar a los micrófonos lo prefabricado; si las críticas no provocan el derrumbe, entonces se avanza. “La temperartura social será clave”, opina el presidente de un club de la A.
Luego del impacto mediático, el secretario ejecutivo José Luis Meiszner se anticipó al Gobierno, que es el que maneja el juego, y eligió la pelota parada. Después del amago, el tiro más largo del mundo se producirá en noviembre, cuando las elecciones presidenciales hayan pasado y los ánimos de los hinchas estén, eventualmente, más calmos. Además, Grondona pretende asegurar el 18 de octubre (cinco días antes de los comicios nacionales) su reelección y que se apruebe la Memoria y Balance.

¿Y la plata?
La versión que se instaló es que los 38 clubes que pasarían a ser la elite del fútbol argentino recibirían 1.200 millones de pesos (el doble de lo que reciben hoy) de parte de Fútbol para Todos. Pura especulación. No hay cifras oficiales previstas, si es que se produce la reconfiguración del torneo principal. Es más, algunos dan vuelta la ecuación: “No sólo que no hubo tal ofrecimiento, sino que el Gobierno sugirió que haya cambios sin hablar de montos. La AFA no está es condiciones de decir que no. Incluso Grondona ruega para que desde arriba no le estiren los plazos de pago, porque tendría un problema”, aporta la misma fuente que se permite dudar de la aprobación del proyecto.
Hasta ahora, la certeza es que nada es como parece. El martes, si hay reunión de Comité Ejecutivo, se fijarán las condiciones para la temporada que está por comenzar. Lo demás, son garabatos de un guión que todavía no está escrito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada